Inicio Noticiero Digital La Niña va a golpear al mundo por tercer año consecutivo. No...

La Niña va a golpear al mundo por tercer año consecutivo. No es habitual y no es buena noticia para España

Por primera vez en lo que llevamos de siglo, vamos de cabeza a un tercer episodio consecutivo de ese fenómeno climático que llamamos «La Niña». La Organización Meteorológica Mundial lleva meses avisando y daba hasta un 70% de posibilidades. Sin embargo, países como Australia llevan semanas dándolo por hecho y es importante. Sobre todo, porque de confirmarse tiene consecuencias.


¿Qué es ‘La Niña’? Tanto El Niño como La Niña forman parte de un fenómeno climático cíclico (aunque algo irregular) que suele ocurrir en periodos de entre dos o seis años y tiene efectos enormes en el conjunto del mundo. Concretamente, La Niña «produce un enfriamiento a gran escala de las aguas de la superficie oceánica en las partes central y oriental del Pacífico ecuatorial».

Esto conlleva otra serie de cambios en la circulación atmosférica tropical, pero eso no es lo realmente interesante: el problema con El Niño/La Niña es que afecta a regiones tan grandes del Pacífico que acaba por alterar los vientos, la presión atmosférica y las precipitaciones de todo el mundo.

 126586272 Ea1cca40 0df9 4f67 A912 Ba2b886272c5 Jpg

¿Qué produce este fenómeno? «Los efectos de La Niña a lo largo del mundo, llamadas teleconexiones, son muy variadas», explicaba Alfredo Costa, experto en Cambio Climático del Instituto Antártico Argentino, en la BBC. Se producen sequías en el Cuerno de África, en la parte meridional de América del Sur, por un lado; y aumentan las precipitaciones por encima de la media en Asia suroriental y el oeste de Oceanía, por el otro. En Europa,su impacto es menor porque «el clima está más afectado por otros factores meteorológicos»; pero, al menos en esto, España no es Europa (o no del todo).

¿Cómo nos afecta todo esto?. No obstante, en la Península Ibérica la cosa cambia. Por su especial situación geográfica, sí parece verse afectada por los efectos de La Niña. Desde hace meses, investigadores como Juan Jesús González de la Agencia Estatal de Meteorología, señalan que «se puede empezar a pensar que La Niña es la que provoca este patrón tan seco y persistente» en el país.

Hay que recordar, no obstante, que la sequía actual empezó antes de La Niña: arrancó en 2014 y, desde entonces, cada temporada hídrica ha sido peor que la anterior. La Niña, en todo caso, ha llegado en el peor momento: una fuerte sequía cuando llevábamos seis años de reservas cada vez más escasas, ha acabado por generar el problema en el que estamos: salvo que las borrascas del atlántico empiecen a llegar, los cortes de agua van a ser generalizados.

¿El cambio climático golpea de nuevo? En realidad, como señalan desde la Organización de Naciones Unidas, La Niña no tiene una relación directa con el cambio climático. Al fin y al cabo, Se trata de «un fenómeno natural recurrente que ha estado ocurriendo durante miles de años».

Sin embargo, como apunta Petteri Taalas, el Secretario General de la OMM ,»el cambio climático acrecienta los efectos de los fenómenos de origen natural, como ‘La Niña’, e incide cada vez más en las condiciones meteorológicas, en particular mediante una mayor intensidad del calor y las sequías». Es decir, es probable que aunque La Niña no tenga conexión con él, su identidad sí que lo tenga.

Publicidad