Inicio Noticiero Digital La pantalla del iPhone 15 Pro sufrirá un gran cambio: llegan curvas...

La pantalla del iPhone 15 Pro sufrirá un gran cambio: llegan curvas (a medias), según filtraciones

Apenas ha arrancado el año 2023 y el goteo de información sobre el iPhone 15 empieza a ser constante. Parecemos tener claro que los modelos base no tendrán cambios de gran calado a excepción de la isla dinámica, pero los modelos Pro y Ultra acapararán toda la atención. Nuevas filtraciones apuntan a un gran cambio referente a sus pantallas: las esquinas curvas.


Apple y la responsabilidad que conllevan las curvas

Nuevas filtraciones apuntan a unos iPhone 15 con el mismo tamaño de pantalla y diseño de los iPhone 14, salvando la implementación de la isla dinámica. No obstante, por parte de los modelos más caros, los cambios serán de calado. La fuente apunta que, en primer lugar, los modelos Pro tendrán una reducción de biseles. Estos ya eran bastante reducidos en los últimos modelos de Apple, y con los 15 Pro se daría una vuelta de tuerca.

Apple Watch series 7

La curvatura de los bordes sería similar a la de los Apple Watch.

A esta reducción de biseles se le sumaría un movimiento con precedentes tan solo en el Apple Watch: los marcos curvos. Manteniendo un panel plano para evitar los problemas que ocasionan los paneles edge, Apple implementaría unos biseles ligeramente curvos. Desde la fuente se apunta a un estilo similar al del Apple Watch, el cual cuenta con un panel plano, pero con un ligero 2,5D a su alrededor.

No es un cambio menor, y es curvar los biseles de una pantalla, aunque esta sea plana, conlleva importantes cambios en ergonomía. A lo largo de nuestros análisis la conclusión ha sido clara: cuanto más plano es un panel, mejor. Quedará por ver si Apple logra convencer de lo contrario, en caso de materializarse la información filtrada.

El cambio en los biseles se sumaría a la primera vez en la que Apple prescinde al completo de los botones físicos, ya que se esperan botoneras hápticas para los modelos Pro, así como un puerto tipo C que pondría fin al maldito puerto Lightning que se niega a desaparecer.

Publicidad