Inicio Noticiero Digital La «traca final»: España a la espera de una vaguada que rompa...

La «traca final»: España a la espera de una vaguada que rompa con uno de los veranos más calurosos que se recuerdan

La expresión no es nuestra, es de la propia AEMET: el próximo fin de semana será “la traca final” de las temperaturas “muy altas que, sin descanso, se han prolongado desde comienzos del mes de julio”. Algunas zonas del país, de hecho, empezarán a notar la bajada térmica antes, pero no será hasta el 15 de agosto, con el fin de la canícula, cuando la situación cambie realmente.


¿Cómo ha ido el verano? A medida que la AEMET va analizando los datos, el número de días con ola calor empieza a estar más claro. Entre las dos que hemos sufrido este año, muchas partes del país han contado hasta 26 días de ola de calor. Es decir, el verano de 2022 es «el segundo con más días de ola de calor desde que tenemos registros». Eso sí, parece que vamos a acabar el año como «el verano con más noches tropicales y ecuatoriales o tórridas».

Y es que, como hemos señalado en otras ocasiones, la principal diferencia entre este año y los anteriores ha sido la ausencia de ‘alivios térmicos’. Como resultado de las dinámicas atmosféricas habituales, tras una ola de calor o un evento especialmente cálido, las vaguadas polares bajaban la temperatura del país y nos daban unos días de descanso. Este 2022, en cambio, el calor extremo se ha ido sucediendo con calor solo un poco menos extremo. También ha sido especialmente seco.

el frío de agosto

WXCHARTS

Esto ha hecho que, aunque no hemos superado el récord de días de ola de calor, la sensación térmica (y el cansancio) haya sido mayor. Y, por si fuera poco, la sequía que arrastramos desde 2014 ha facilitado las condiciones idóneas para que los incendios hayan destrozado el país como no lo habían hecho nunca en lo que llevamos de siglo.

Se resuelve la incógnita. Como ha ocurrido durante todo el verano, la clave de las altas temperaturas está en la DANA del atlántico: si se queda enganchada frente a las costas de Portugal afianzando la dorsal anticiclónica sobre la península, la estabilidad atmosférica y la falta de nubes nos condenan al calor. Sin embargo, la DANA se está moviendo.

Y eso provocará la «primera entrada de aire fresco» en lo que llevamos de verano. Esto, como señala Martín León en Meteored, se empezará a notar durante «la segunda parte del sábado 13 de agosto».

De vuelta a la normalidad. Esto no quiere decir que a partir de la semana que viene llegue el frío ; quiere decir que viviremos unos días con una temperatura normal para la época del año en la que estamos. De hecho, en algunas partes del país, las temperaturas serán más bajas de lo normal… pero seguiremos en Agosto. Es decir, vendrá el alivio (¡por fin!), pero no será una solución radical a todos nuestros problemas.

Publicidad