Inicio Noticiero Digital La UE acaba de dar un importante paso para construir su propio...

La UE acaba de dar un importante paso para construir su propio Starlink: esto es lo que sabemos de IRIS2

A la hora de elegir un servicio internet por satélite de banda ancha dentro de la Unión Europea, puede que en el futuro tengas una o más alternativas a Starlink y a otros proveedores. El Consejo y el Parlamento Europeo acaban de alcanzar un acuerdo para impulsar su propia constelación de satélites llamada “IRIS2”. Se trata de una pieza considerada clave para lograr la autonomía estratégica en el sector.

En busca de la autonomía estratégica. La UE reconoce que, a lo largo de los últimos años, la órbita terrestre baja (LEO) ha empezado a ocuparse de constelaciones de distintos países del mundo, mientras que los operadores privados que se encuentran dentro de los estados miembros han tenido dificultades para acceder al espacio debido a la “enorme financiación que existen estos proyectos”.

Ante esta situación, y para garantizar la autonomía estratégica, se ha lanzado el Programa de Conectividad Segura que aprovechará la sinergia del sector público y el privado para ofrecer internet por satélite desde 2023 hasta 2027. Desde la UE, además de una importante aportación económica esperan contribuir al proyecto con la experiencia obtenida con los sistemas Galileo y Copérnico.

Iris2

6.000 millones de euros para una constelación propia. Thierry Breton, comisario Europeo de Mercado Interior, explica que el proyecto movilizará un total de 2.400 millones de euros por parte de la Unión Europea que provendrán del marco financiero plurianual (MFP) 2021-2027. El resto del montante para alcanzar los 6.000 millones de euros será aportado por la ESA e inversores privados.

Blindando las comunicaciones. Mantener las comunicaciones seguras, privadas y libres de interrupciones es muy importante para cualquier país. IRIS2 (Infraestructura para la Resiliencia, la Interconectividad y la Seguridad por Satélite, por sus siglas en inglés), promete ofrecer una infraestructura crítica mejor conectada que eluda posibles amenazas contra las redes de comunicación terrestres.

La cobertura de IRIS2 no estará limitada a los países miembros de la Unión Europea. Según explican, irá más allá para ofrecer comunicaciones seguras en todo el continente europeo y “zonas de interés estratégico”, como el Ártico y África.

Banda ancha para usuarios residenciales. IRIS2 no servirá únicamente para garantizar la comunicaciones de los estados miembros ante catástrofes naturales o ciberataques, también tendrá la misión de ofrecer internet por satélites a usuarios residenciales. La Comisión Europea señala que se ofrecerá el servicio en toda Europa a través de actores privados que brindarán soluciones comerciales.

De momento no hay detalles sobre las características y precio del servicio, pero desde la institución señalan que se tratará de “servicios de comunicación de alta velocidad”. En cuanto a la mensualidad, explican que la oferta residencial estará vinculada a la estrategia «Global Gateway» de la UE que busca ofrecer tarifas asequibles.

Todavía quedan algunos pasos por completar. El acuerdo provisional alcanzado recientemente todavía debe ser aprobado por el Parlamento y el Consejo Europeo. En el caso de este último, el acuerdo político provisional se someterá a la aprobación de los representantes de los Estados miembros antes de proseguir con el proceso de implementación que, como decimos, está programado para 2023.

Cada vez hay más satélites en órbita. Ya sea que esta iniciativa se materialice o no, cada vez más satélites orbitarán la Tierra. La constelación de segunda generación de Starlink podría contar con 30.000 nuevos satélites. Project Kuiper, por su parte, espera lanzar más de 3.200. Esta dinámica puede ser positiva para las comunicaciones, pero lo cierto es que no todos los astrónomos están contentos.

Imágenes: Erc X | Comisión Europea

Publicidad