Inicio Noticiero Digital La venta de smartphones ha entrado en su depresión más profunda (y...

La venta de smartphones ha entrado en su depresión más profunda (y no va a remontar a corto plazo)

El crecimiento desbocado en ventas de smartphones tenía los días contados. Avisamos hace meses, y los datos de finales de 2022 nos daban la razón. Los móviles se han convertido en los dispositivos más importantes en nuestro día a día, pero sus ventas no paran de empeorar. El año pasado fue terrible.

Debacle. Los últimos datos de Canalys revelan que en el cuarto trimestre de 2022 se distribuyeron un 17% menos de smartphones que en el mismo periodo de 2021. La caída anual es también notable: en todo 2022 se distribuyeron un 11% menos de unidades que en todo 2021.

El peor trimestre en una década. Canalys destaca cómo los fabricantes están enfrentándose a una situación extremadamente compleja por el entorno macroeconómico. «El canal es altamente cauto a la hora de pedir nuevo inventario, lo que contribuye al bajo número de unidades distribuidas en el cuarto trimestre».

Canalys

Fuente: Canalys

Y el peor año desde 2013. Hace mucho que no se producía un descenso tan acusado de las unidades distribuidas —que tienen una relación muy directa con las ventas efectivas—. Hay que remontarse a 2013 para ver números más bajos, y como dicen en Canalys, por entonces la situación era muy distinta, porque los móviles entonces estaban en plena ebullición.

Todos caen. Las rebajas de los últimos meses ayudaron a suavizar un golpe que hubiera sido aún más duro, pero es que todos los segmentos se han visto afectados. Ya no solo caen de forma notable los terminales de gamas medias y de entrada: los de gama alta también están cayendo.

Los chinos pierden fuerza, Apple y Samsung la ganan. Xiaomi (del 14 al 13%), OPPO (del 11 al 9%) y Vivo (del 10 al 9%) perdieron cuota global anual entre 2021 y 2022, mientras que Apple (del 17 al 19%) y Samsung (del 20 al 22%) la ganaron.

Sin visos de que la cosa mejore (mucho). Los analistas no prevén una mejora de la situación a corto plazo, y hablan de un crecimiento «plano o marginal» sobre todo debido a la incertidumbre económica, a los cambios en los ciclos de renovación y a la inflación. Los problemas serán especialmente notables en mercados desarrollados y muy maduros.China y el sudeste asiático son ahora una de las pocas bazas que existen para que los fabricantes recuperen terreno, pero incluso esa opción parece que tendrá un efecto limitado en los próximos meses.

Imagen: Adrien

Publicidad