Inicio Noticiero Digital La venta de tarjetas gráficas cae en picado, y que la minería...

La venta de tarjetas gráficas cae en picado, y que la minería haya quedado fuera de combate solo lo explica en parte

Hace una semana Colette Kress, la directora financiera de NVIDIA, declaró que su tarjeta gráfica más ambiciosa, la GeForce RTX 4090, tenía una demanda enorme. Según esta ejecutiva hasta ahora se han vendido más de 100.000 unidades, una cifra que impacta especialmente si tenemos presente que el precio de esta tarjeta gráfica la coloca fuera del alcance de la mayor parte de los usuarios.

Sin embargo, tenemos razones sólidas para aceptar que este dato solo nos ofrece una visión parcial del estado en el que se encuentra actualmente la industria del hardware gráfico. La consultora Jon Peddie Research (JPR) ha recogido en un informe muy detallado las cifras que describen cómo se ha comportado el mercado de las GPU durante el tercer trimestre de este año, y su conclusión es tajante: estamos ante la mayor caída de las ventas en dos trimestres consecutivos desde la crisis que se inició en 2008.

El mercado de las GPU está en horas bajas

Según JPR durante el tercer trimestre de este año AMD, Intel y NVIDIA distribuyeron una cantidad de procesadores gráficos un 25,1% inferior a la del mismo periodo de 2021. Por otro lado, si comparamos las cifras del segundo y el tercer trimestre de 2022 el descenso de las unidades distribuidas durante este último asciende al 10,3%. Esta tendencia a la baja dada la coyuntura económica y la inestabilidad actuales dibuja en el horizonte un futuro a corto plazo sombrío.

La distribución de GPU para PC se redujo en un 15,43% durante el tercer trimestre de 2022 comparada con el mismo periodo del año pasado

Las cifras que ha recogido JPR aglutinan todos los tipos de GPU, aunque no les ha ido igual a las tarjetas gráficas para equipos de sobremesa y a las soluciones para ordenadores portátiles. La distribución de GPU para PC se redujo en un 15,43% durante el tercer trimestre de 2022 comparada con el mismo periodo del año pasado, mientras que la distribución de procesadores gráficos para portátiles mermó en un 30% en este mismo contexto.

No obstante, según JPR los principales actores de este mercado no están afrontando este panorama con la misma fortaleza. La cuota de AMD se redujo durante el último trimestre en un 8,5%, y la de NVIDIA en un 1,87%. La de Intel, sin embargo, se incrementó en un 10,3% debido en gran medida a que esta compañía está respaldada por una posición muy sólida en el ecosistema de los integradores vinculados al mercado del PC.

Si nos ceñimos a las GPU distribuidas por estas tres empresas durante el tercer trimestre frente al segundo trimestre de 2022 las cifras son, si cabe, incluso más alarmantes. La distribución de los procesadores gráficos de AMD cayó en un 47,6%; la de las GPU de NVIDIA, en un 19,7%, y, por último, Intel distribuyó un 4,7% más de chips gráficos en este mismo periodo. Es evidente que la cifra de esta última compañía no consigue maquillar la tendencia global de este mercado.

Se está produciendo una tormenta perfecta. Las causas que explican la fase de contracción que está atravesando el mercado de las GPU son múltiples

No cabe duda de que se está produciendo una tormenta perfecta. Las causas que explican la fase de contracción que está atravesando el mercado de las GPU son múltiples. Una de ellas es la extinción casi total de la minería de criptomonedas, pero las empresas involucradas también responsabilizan a las políticas occidentales que limitan el peso específico de China en este mercado y las sanciones que ha promovido el Gobierno estadounidense contra este mismo país.

También es razonable aceptar que los consumidores estamos saturados por las compras de tecnología que hemos realizado durante los años de pandemia, y, sobre todo, por la incesante tendencia al alza de los precios del hardware gráfico. La inflación y la recesión económica también están dañando, según JPR, este mercado, y nada parece indicar que a corto plazo esta tendencia vaya a cambiar. Lo más sorprendente es que este vendaval ha arreciado justo durante el trimestre que tradicionalmente es el más fuerte del año. Así están las cosas.

Más información: JPR

Publicidad