Inicio Noticiero Digital La vieja Nokia ha vuelto a ser un gigante de la telefonía...

La vieja Nokia ha vuelto a ser un gigante de la telefonía pese a no vender móviles: todos quieren su 5G

Nokia Corporation sigue siendo un gigante de la telefonía móvil. La centenaria compañía está lejos de su época dorada, pero ha vuelto a estar muy presente gracias a algo que no ha perdido pese al paso de los años: sus patentes.

Para muchos Nokia se asocia a dispositivos móviles, pero en realidad no es la propia compañía quien los vende. En manos de HMD Global queda esa tarea. La verdadera Nokia, la del «Connecting People», sigue centrada en precisamente eso, ofrecer servicios para conectar a la gente.

Se da el caso que la última tecnología para hacerlo, el 5G, es uno de los campos de especialización de Nokia. Y todos los grandes fabricantes de móviles necesitan llegar a acuerdos con ellos para poder utilizar el 5G.

Junto a Nokia, en el campo de las patentes de redes está Huawei y Ericsson. Pero al contrario que estos, Nokia está consiguiendo alianzas a un ritmo endiablado. La idea, según los analistas de Counterpoint Research, era cobrar unos 3 euros por dispositivo con 5G por los royalties de las patentes. Se desconocen las cifras finales, pero la propuesta de Nokia sí parece encajar al resto de marcas.

Nokia es dueña de las patentes del 5G

Samsung Electronics ha sido el último fabricante en anunciar un acuerdo global con Nokia para el uso del 5G. No es el primero de este estilo, pero sí el válido a partir del 1 de enero de 2023. Es la renovación de un acuerdo que firmaron en 2016 y se había acabado. La nota del anuncio no desvela las cifras del acuerdo, pero sí repasan algunos de los números de los que hace gala Nokia.

Nokia ha invertido más de 130.000 millones de euros en I+D desde el año 2000 y cuenta con alrededor de unas 20.000 patentes, de las cuales unas 4.500 se consideran esenciales para el 5G.

Junto a Samsung, Nokia mantiene acuerdos con marcas como Xiaomi, LG, Blackberry, Huawei y OPPO. Es decir, todos los grandes fabricantes de móviles tienen un acuerdo con ellos. Y no es casualidad.
Un punto de conflicto lo vimos en verano de 2022. Nokia acusó a OnePlus y OPPO de no contar con todas sus patentes y solicitó a un tribunal que se prohibiera a estas marcas vender móviles en Alemania.

La batalla legal se ha extendido a otros países y todavía está por definir. Según el medio especializado Foss Patents, Nokia es un litigante valiente. Apuntando que están dispuestos a asumir grandes riesgos (y pérdidas económicas) con tal que se les reconozca la autoría.

Las cifras de estas operaciones ya eran abultadas hace años. Ahora con la cantidad de dispositivos 5G que se venden podrían ser todavía mayores. En 2017 Nokia firmó con Apple un acuerdo que se estimó en unos 250 millones de euros anuales. En el caso de Huawei, su acuerdo les reportaría unos 100 millones de euros, según apuntaba Reuters.

Para el 2022, las previsiones de Nokia es que el sector de las telecomunicaciones móviles les reporte unos 52.000 millones de euros en ingresos. La mayoría vienen de venta de equipos, pero las patentes también suponen un importante porcentaje.

Pese a que su nombre ya no se coloca entre los principales fabricantes móviles, la compañía finlandesa sigue siendo un gigante con unos 90.000 empleados y presencia en más de 130 países. Sus móviles, a través de HMD Global, quizás no sean los más vendidos, pero su presencia sigue siendo capital para entender el sector.

Imagen | Pawel Czerwinski

Publicidad