Inicio Noticiero Digital Larry Page quiere perderse en una isla, pero no se decide en...

Larry Page quiere perderse en una isla, pero no se decide en cuál. Así que se ha comprado cinco

Todos hemos soñado alguna vez perdernos en una isla tropical, y los millonarios no son una excepción. El problema que tienen algunos de esos millonarios parece ser la indecisión: no saben en qué isla perderse, por lo que van comprándolas por todo el mundo. Larry Page, uno de los dos fundadores de Google, lleva compradas cinco islas en su búsqueda.

Según publica Business Insider, el millonario ha comprado una isla cercana a Puerto Rico llamada Cayo Norte con una superficie de 121,5 hectáreas por el módico precio de 32 millones de euros. La operación se llevó a cabo en dos operaciones de compra.

Como acostumbra a suceder en este tipo de operaciones, Larry Page ha intentado pasar inadvertido utilizando una de las sociedades de inversión que habitualmente utiliza para la compra de sus propiedades inmobiliarias. De ese modo, la compañía de responsabilidad limitada (LLC, por sus siglas en inglés) US Virgin Island Properties de Larry Page y su esposa, se hacía con la propiedad de una de las islas privadas más grandes de Puerto Rico.

La nueva isla se encuentra a unos 37 km al este de la isla de Puerto Rico, agrupada en el pequeño archipiélago que forma la isla Culebra, cuyo aeropuerto facilitará a Page un acceso cómodo a su isla utilizando alguno de los aviones de su colección.

Con Cayo Norte ya son cinco las islas privadas que posee el fundador de Google repartidas por los rincones más paradisíacos del mundo. En 2020, se vio al millonario y su familia bañándose en las cristalinas aguas de una isla de Fiji mientras el resto de la humanidad permanecía confinada. En concreto se trataba de una pequeña isla con forma de corazón llamada Tavarua.

Las Islas Vírgenes parece ser uno de los destinos preferidos de Larry Page ya que en ese archipiélago se concentran las tres islas restantes del millonario. En 2014, el millonario fundador compró las Islas Lollik, un par de pequeñas islas en el archipiélago de las Islas Vírgenes de Estados Unidos, a escasos 20 kilómetros al este de Cayo Norte. Fortune asegura que Page pagó 23 millones de dólares por ella.

No muy lejos de allí se encuentra la isla Eustatia, perteneciente a las Islas Vírgenes Británicas, con la que el magnate tecnológico se convierte en vecino cercano de la isla Necker de Richard Branson.

Cayo Norte cuenta con todo lo que se le puede pedir a una paradisíaca isla tropical: impresionantes playas de arena blanca bañadas por las aguas turquesa del Caribe. La isla queda rodeada por una barrera de arrecifes de coral y vida silvestre, entre las que abundan tortugas marinas en peligro de extinción. Algo que preocupa a las asociaciones ecologistas de la zona, ante el temor de que su nuevo propietario priorice intereses urbanísticos a la preservación de frágil ecosistema de los arrecifes de la zona.

La isla no cuenta con ninguna construcción visible ni se ha presentado requerimiento alguno para iniciar su desarrollo urbanístico, por lo que parece que esta tampoco será la isla que el magnate de los buscadores elegirá para perderse, aunque haciéndolo se ahorraría muchos impuestos.

En Xataka | Dubái tiene una nueva isla sólo para supermillonarios: mansiones de lujo con playa por 27 millones de euros

Imagen | Flickr (Scott Beale)