Lo que le faltaba a Uber: pagó de menos a sus conductores en Nueva York y tendrá que compensarles

Últimamente Uber no hace nada a derechas. Tal y como se recoge en Quartz, la empresa tendrá que compensar decenas de millones de dólares a sus conductores neoyorquinos en concepto de retrasos. Al parecer, todo tiene que ver con un error de cálculo.

Según se recoge, la compañía descubrió el error al repasar cómo calculaba las ganancias de los conductores. Por este error, Uber se habría embolsado un 2,6% más de lo que les correspondía. Y ahora la empresa quiere devolver esa cantidad a sus conductores en Nueva York, donde se pagará unos 900 dólares a cada uno.

Esto es lo que Rachel Holt, gerente de Uber en EE.UU. y Canadá, tenía que decir al respecto:

Nos equivocamos y estamos comprometidos a solucionarlo pagando a cada conductor cada céntimo que se les deba, más los intereses, tan rápido como podamos. Estamos trabajando duro para recuperar la confianza de los conductores, y eso significa ser transparente, mantener nuestra palabra y mejorar la experiencia de Uber de principio a fin.

El problema: las nuevas tarifas

travis kalanick

Hace sólo un par de días que se conocía la nueva tarificación de Uber en función de sus rutas y de cuánto está dispuesto a pagar el usuario. El error se habría descubierto mientras se actualizaban los términos de servicio de la empresa para ajustarlos a la nueva tarificación.

Desde la compañía comentan que a los conductores se les pagará lo que se les debe. Todos los que hayan completado una carrera en los últimos 90 días tendrá el dinero en su cuenta bancaria en un plazo de siete días. El resto tendrán que rellenar un formulario online para confirmar que su cuenta bancaria e información con Uber es correcta, recibiendo el dinero en un plazo de una o dos semanas.

Al parecer, no hay un plazo fijado para que los conductores presenten sus reclamaciones si se encuentran en el segundo grupo. La compañía también está alertando a los conductores del error a través de sus aplicaciones móviles, además de repartiendo circulares y manteniendo sesiones informativas en sus centros de ayuda al conductor.

Uber parece incapaz de hacer nada bien

Uber lleva tiempo teniendo una relación tensa con sus conductores, a quienes contrata como trabajadores por cuenta propia para no tener que pagarles beneficios o un sueldo mínimo. La empresa ha irritado a sus conduces recortado sus tarifas y rechazando repetidamente el incorporar las propinas en su aplicación móvil.

Vale la pena recordar que, además, el pasado 28 de febrero se publicaba un vídeo en el que el CEO de Uber, Travis Kalanick, se peleaba con un conductor que se quejaba de las tarifas, cada vez más recortadas:

Según apuntan desde Quartz, estas relaciones tensas no son sólo parte de la mucha mala prensa de Uber, sino que son un problema fundamental para su modelo de negocio. El trato que da a los conductores hace que, de acuerdo con sus cifras, el 50% de los nuevos conductores que llegan cada año lo dejen. Sin embargo, hay otras voces que dicen que el porcentaje es mucho más bajo.

Vale la pena recordar que Uber está moviéndose hacia los coches autónomos, con resultados no muy buenos por el momento, aunque parecen decididos a lograrlo. En cualquier caso, y hasta que ese momento llegue, no se pueden permitir perder a sus trabajadores humanos.

A todo esto vale la pena sumar las denuncias a la cultura del desenfreno de la compañía, salpicadas de acusaciones de acoso sexual. También vale la pena recordar los comentarios de Emil Michael, vicepresidente senior de línea de negocio, atacando a periodistas usando su vida privada por oponerse a Uber.

Por si fuera poco, Uber está pasando por una gran crisis interna que le está llevando a perder muchos directivos. Algunos como Jeff Jones, ex COO de la empresa, se marchó porque su forma de entender el liderazgo y sus creencias eran “totalmente incompatibles” con las de la compañía.

Vía | Quartz
En Genbeta | Qué está pasando en Uber y por qué últimamente sólo le llueven críticas

Temas

Loading...