Lo que nos gusta y lo que no de Fluent Design, el nuevo y prometedor lenguaje de diseño para Windows 10

Durante el segundo día de la Microsoft Build 2017 los de Redmond dedicaron el tiempo a hablar de novedades en Windows 10. Ya sabemos que la próxima gran actualización se llamará Fall Creators Update y llegará en, obviamente, otoño. Y lo otro que es obvio detrás de ese nombre, es que también se centrará en le creatividad.

Tiene sentido que mientras Microsoft intente promover un Windows más enfocado en tareas creativas y algunos de sus productos como el Surface Studio estén pensados directamente para mentes que diseñan, que el mismo sistema operativo sufra un lavado de cara y se pongan más serios con el aspecto de la interfaz.

Y es así como nació Project Neon, ahora llamado oficialmente Fluent Design, un esfuerzo que pinta mucho más interesante y completo de lo poco que se ha podido ver en algunas aplicaciones de las versiones para Insiders. Y nos gusta, nos gusta mucho.

Fluidez

Microsoft Fluent Design System Portada

Cuando la mayoría de la gente habla de Neon, perdón, Fluent Desing, lo primero que ven son las transparencias, y lo segundo es hablar de como les recuerda a aquellos efectos aero de Windows Vista. Aunque es quizás inevitable, la verdad es que no hay mucho punto de comparación. El aero de Vista era un equipo de tercera división, Fluent va a por la final de la Champions.

Si has usado muchas versiones de Windows a lo largo de los años difícilmente has pensado que se trata del sistema más bonito del mundo. Por mucho tiempo Microsoft ha luchado una batalla entre mantener la familiaridad de su interfaz y e intentar hacer algo nuevo que luzca más moderno.

A diferencia del diseño Modern, Fluent no se sentirá como un cambio drástico, sino como una transición más fluida.

Aunque algunos estemos cansados de las carpetas amarillas en el explorador, simplemente son elementos ultra reconocibles que si se cambian demasiado pueden crear un evento isquémico en el cerebro de muchos usuarios. Recordemos lo que pasó la última vez que se hicieron cambios drásticos, como la eliminación del menú inicio en Windows 8. Muy poca gente feliz.

Microsoft Fluent Design System

Hablo de esto porque es importante. A diferencia de Metro, que después pasó a llamarse Modern, Fluent no se sentirá como un cambio drástico, sino como una transición más fluida (excelente elección de nombre). Ya hemos tenido años para acostumbrarnos al diseño flat, a las baldosas, y a la simplificación.

Limpieza

Fluent es como un Modern saliendo del caos y desorden de la adolescencia. Aunque con Windows 10 se mejoró bastante con respecto a lo que ofrecía Windows 8/8.1, cuando ves un menú o una app Modern, estás se sienten algo toscas. Sus lineas no parecen fluir, los elementos no parecen encajar del todo, algo falta. Cuando ves capturas de Fluent, es como si alguien hubiese pasado una lija y una capa de barniz sobre la madera.

Microsoft Fluent Design System Tienda

Otra cosa que siempre vemos en las capturas es la ausencia de iconos en el escritorio y de iconos en el área de notificación. Ves un escritorio limpio y consistente. En el único espacio donde hay iconos es en la barra de tareas, monocromáticos, simples y hasta elegantes. Aunque, siguen sin ser del todo consistentes: no por nada ha habido casi 3000 cambios de iconos entre todas las builds de Windows 10 a la fecha.

Los cambios también están enfocados en la productividad no solo en la estética, un buen diseño ayuda al usuario a aprovechar mejor las bondades del sistema y de las aplicaciones.

Escritorios Virtuales Microsoft Fluent Design System

Los menús en las apps Modern siempre han sido medio desastrosos, con la Creators Update se dio un paso adelante, tanto en la forma de compartir cosas, como en la integración del Panel de Control dentro del menú de Configuración, pero aún falta. Lamentablemente si algo es seguro es que Fluent no lo resolverá todo a la primera.

Y aquí es donde entramos en lo que no nos gusta. Windows sigue y seguirá teniendo dos interfaces que no se parecen en nada viviendo juntas. El aspecto explorador de archivos no tiene nada que ver con el resto de las apps. Las aplicaciones Win32 parecen vivir en otro sistema paralelo, y aún existe el Panel de Control.

Con lo que ha costado a Microsoft promover su tienda de aplicaciones y que los desarrolladores programen para ella, apenas pueden enorgullecerse de 1.000 apps reconvertidas. Así que, no es de locos pensar en que tomará bastante para que esos desarrolladores integren Fluent Desing en sus proyectos.

Lockscreen Microsoft Fluent Design System Youtube

Por muy bonito y prometedor que sea Fluent, los días de un Windows con un diseño completamente unificado, parecen seguir lejos. Y eso al final sustrae del gran esfuerzo que han hecho los de diseño en Microsoft.

En Genbeta | Cómo tener todas las apps con el nuevo diseño Neon en Windows 10 sin tener que ser Insider

Loading...