Inicio Noticiero Digital Los mejores consejos para que tu Smart TV vaya más fluida y...

Los mejores consejos para que tu Smart TV vaya más fluida y tenga un mejor rendimiento

Te traemos una lista con siete consejos para mejorar la fluidez de tu Smart TV, y que tenga un mejor rendimiento. Se trata de una serie de ajustes que no te van a llevar demasiado tiempo en la mayoría de los casos, pero que pueden llegar a marcar una gran diferencia. Otras veces la propuesta no mejorará tanto el rendimiento, pero sí tu experiencia de uso.

En este artículo vamos a intentar hacer que los consejos sean lo más genéricos que sea posible. Esto quiere decir que deberían servirte para cualquier televisor, sin importar el sistema operativo que use. Puede haber algunas opciones que sean más fáciles con uno u otro sistema operativo, pero al final deberías poder hacerlo con todas.

Ten el sistema operativo actualizado

Actualiza

Como en cualquier dispositivo inteligente u electrónico, el primer paso debe ser mantener siempre el sistema operativo actualizado. Igual que si fuera un ordenador, tu televisor va a actualizar cada poco tiempo su sistema operativo, y en estas actualizaciones siempre hay mejoras de rendimiento.

Aunque los televisores están preparados para buscar de forma recurrente actualizaciones para el sistema operativo, conviene buscar actualizaciones a mano  cada dos o tres meses para estar seguros. Y si tienes una Smart TV pero está en un apartamento sin conexión WiFi, comparte el Internet de tu móvil para conectar el televisor de forma puntual y actualizarlo de vez en cuando.

Quita funciones inteligentes innecesarias

Funciones

Las Smart TVs son televisores inteligentes, y los fabricantes intentan muchas veces darles funciones extra para demostrarlo. Puede haber funciones como promociones, centenares de canales extra que no vas a ver, o simplemente información adicional para cada canal que estén ralentizando tu dispositivo, y que realmente no necesites.

En algunos casos, también vas a poder eliminar elementos como la animación de inicio del televisor, que hará que cargue todo antes. Lo ideal es que navegues por la configuración del televisor y que busques las opciones que pueden desactivarse y que no vayas a echar de menos.

Elimina apps que no necesites

Apps

Un consejo clásico es desinstalar las aplicaciones que no utilices, y sobre todo no sobrecargar el televisor y llenarlo de apps hasta que se quede sin memoria. Aquí, la máxima que debes intentar seguir es la de tener siempre el televisor con las apps justas, esas que necesitas.

Sin embargo, debes saber que desinstalar apps no se va a notar tanto en términos de rendimiento. Vamos, que no vas a hacer magia quitando 10 apps ni verás que al hacerlo el televisor irá inmediatamente mejor, por lo menos a no ser que tengas alguna app especialmente pesada que esté en segundo plano. Aun así, siempre es bueno para no tener un mar de apps en el que perderte cada vez que quieras buscar una que sí necesitas.

Dedícale tiempo a la personalización

Ordena

En un televisor inteligente, igual que en un ordenador o un móvil, también es importante dedicarle un tiempo a la personalización de la interfaz. Ya no me refiero solo a organizar los canales de televisión, sino también a organizar las aplicaciones y sus accesos directos en la página principal.

Con esto no vas a acelerar el televisor en sí, pero sí que vas a optimizar tu experiencia al usarlo, y harás que cuando quieras usar aplicaciones o realizar algunas funciones lo hagas más rápido, ya que lo tendrás organizado a tu gusto. Simplemente eso, dedícale un tiempo a organizar las aplicaciones instaladas, la configuración del aspecto, y a todo lo que haga que el televisor se sienta como un dispositivo más personal.

Programa accesos directos del mando

Mando

También merece la pena programar los accesos directos físicos que pueda tener el mando. Esto no va a pasar en todos los televisores, pero hay algunos que tienen botones programables que te puedan llevar directamente a aplicaciones predeterminadas, como Netflix, HBO, Amazon Prime, etcétera.

De nuevo, esto no es algo que vaya a acelerar cómo funciona tu televisor ni su rendimiento. Pero sí mejorará notablemente tu experiencia de uso permitiéndose abrir los servicios de streaming que más utilices sin ni siquiera tener que abrir los menús de la tele, por lo que también te ayudará a ahorrar tiempo.

Elige la mejor conexión

Ethernet

Siempre que sea posible, es preferible conectar tu televisor al router por cable y no con la conexión WiFi. Esto es recomendable así porque la conexión por cable es más estable, y eso hace que el rendimiento por Internet sea mayor, algo que notarás claramente al reproducir contenido por streaming. Tiene varias ventajas que conviene conocer.

Pero si no tienes una preinstalación que te permita llevar un cable Ethernet de donde tengas el router al televisor, a la hora de conectarla por WiFi es mejor hacerlo por la banda de 5 GHz en el caso de que sea posible, ya que también le dará una mayor estabilidad.

Desactiva características innecesarias

Otra cosa que puedes hacer es desactivar otras características  del televisor, como por ejemplo el Bluetooth o la geolocalización. Son elementos que en algunas ocasiones pueden ralentizar un poco su funcionamiento. No lo ralentizan mucho en comparación con las funciones que ganas, pero si no las vas a usar puedes desactivarlas.

Además, en el caso de que no quieras usar la tele como televisor inteligente, en algunos casos o momentos puntuales también puedes desactivar el WiFi para que ninguna actualización ni función conectada ralentice el televisor en ese momento. Pero claro, conviene conectarlo de vez en cuando para activar, y si vas a ver contenidos online necesitarás esa conexión.

Controla los procesos en segundo plano

En algunos sistemas operativos para el televisor, como por ejemplo en Android TV o Google TV, tienes opciones para limitar la cantidad de procesos que tienes en segundo plano, y que así no haya varias aplicaciones funcionando que ralenticen toda la experiencia.

El primero es el de cerrar manualmente las aplicaciones que estén funcionando en segundo plano, o hacerlo usando aplicaciones como Background Apps and Process List que te muestran lo que tienes abierto. Además, en las opciones para desarrolladores de los ajustes tienes la posibilidad de limitar procesos en segundo plano, estableciendo un máximo de procesos simultáneos.

En Xataka Basics | Cómo limpiar la pantalla de tu Smart TV: el método más económico y cosas a evitar para no dañarla