Inicio Noticiero Digital Mark Zuckerberg no sabía qué regalarse por su 40 cumpleaños. Así que...

Mark Zuckerberg no sabía qué regalarse por su 40 cumpleaños. Así que le ha comprado dos superyates a un oligarca ruso

Mark Zuckerberg ha ostentado durante muchos años el título de millonario hecho a sí mismo más joven de la historia, gracias a fundar una de las empresas tecnológicas más rentables del momento: Meta. Su fortuna actual, según el listado de Forbes, es de 176.300 millones de dólares, posicionándose como la cuarta mayor fortuna del mundo a sus 39 años.

Cuando tiene semejante fortuna en su haber, debe resultar complicado encontrar un regalo de cumpleaños, sobre todo cuando es para una fecha tan señalada como es el cuarenta cumpleaños, que el millonario celebrará el 14 de mayo.

A Mark Zuckerberg no le ha temblado el pulsos y se ha autoregalado un enorme superyate. O mejor dicho dos superyates, por que el yate principal va escoltado en todo momento por una segunda embarcación de apoyo algo menos lujosa, pero igualmente espectacular.

Un yate con historia propia

Mark Zuckerberg ha pagado 330 millones de dólares en la compra del superyate principal recibe el nombre de Launchpad, y de un segundo buque de apoyo llamado Wingman.

Las embarcaciones vienen con su propia historia ya que permanecía confiscado en Europa ante las sospechas de pertenecer a un oligarca ruso, según fuentes de Forbes. El yate fue confiscado, como muchas otras embarcaciones de lujo, con motivo de los bloqueos al capital ruso por la invasión de Ucrania.

El Launchpad permanecía atracado en Países Bajos a la espera de dilucidar quién era su propietario. Las gestiones no han durado mucho ya que Mark Zuckerberg se lo ha comprado a una sociedad tras la que podría ocultarse el oligarca ruso Vladimir Potanin.

Dado que era un bien bloqueado, el dinero de la venta no se ha enviado al oligarca ruso, sino que se entrega en depósito al gobierno de Países Bajos. De ese modo, los países se quitan un gran problema de encima, como bien saben en las islas Fiji.

Launchpad

El Launchpad es un superyate de 118 metros de eslora valorado unos 300 millones de dólares que nació con el nombre de Project 1010 en los astilleros de Feadship de Países Bajos. El exterior ha sido diseñado por el prestigioso estudio de diseño Espen Øino Internacional, y sus interiores son de Zuretti Interior Design, conocido por su gusto exquisito a la hora de dotar el equipamiento a bordo de sus embarcaciones.

El supeyate tiene capacidad para alojar a 24 invitados y cuenta con una tripulación dedicada de 48 personas. Por ponerlo en contexto, el Launchpad es solo un poco más pequeño que el Koru, el yate de 500 millones de Jeff Bezos, por lo que se espera que el millonario deba afrontar unos gastos de atraque cercanos a los 16.500 dólares a la semana que, según The Sun, paga Jeff Bezos por el atraque del Koru, y van a tener que hacerle sitio a su lado ya que también se encuentra ya en Fort Lauderdale, Florida.

El segundo barco que ha comprado Mark Zuckerberg es el Wingman, un buque de apoyo de 67 metros de eslora, más parecido a un barco militar, aunque equipado con algunos lujos adicionales valorado en unos 30 millones de dólares.

El Wingman tiene capacidad para 20 tripulantes más y fue propiedad del cofundador de Valve Gabe Newell, pero ahora su función será servir de plataforma de aterrizaje para helicópteros, transporte de motos de agua y hasta un pequeño submarino.

En Xataka | 325 millones de dólares y un helipuerto privado: este superyate propiedad de un oligarca ruso es el nuevo objetivo de EE.UU

Imagen | Superyatch Times, JD Lasica