Inicio Noticiero Digital Marruecos ya sabe cómo hacerse con la final del Mundial: levantará el...

Marruecos ya sabe cómo hacerse con la final del Mundial: levantará el estadio de fútbol más grande del planeta

Marruecos irá a por todas en el Mundial de Fútbol de 2030. Aunque eso le exija tirar la casa por la ventana, invertir cientos de millones de euros y embarcarse en megaconstrucciones que aspiran a ser las más grandes del mundo en su categoría. Hace meses su Gobierno avanzó ya su intención de movilizar unos 1.300 millones de euros para la reforma de seis estadios y la construcción de una nueva catedral del fútbol en Casablanca, pero ahora ha ido un paso más allá al desvelar qué tiene en mente para esa última infraestructura: su propósito es ni más ni menos que levantar el estadio de los estadios, el mayor del mundo en capacidad.

Una gran infraestructura digna de la final de la Copa de 2030, la cita capital del futbol mundial con la que también se sueña desde hace tiempo en España.

El estadio de los estadios. Eso es lo que quiere levantar Marruecos en Casablanca. Al menos si nos atenemos a la capacidad. El estudio de arquitectura Populous acaba de desvelar que ha sido elegido, junto a sus socios Oulalou+Choi, para diseñar el Gran Estadio de la ciudad. El anuncio ha llegado acompañado de un par de pinceladas sobre cómo será la nueva infraestructura, datos superficiales aún, que no ahondan en los detalles, pero sí anticipan lo ambicioso que resulta su planteamiento. El coliseo tendrá capacidad para unas 115.000 personas, lo que lo convertirá —reivindica Populous— en «el estadio de fútbol más grande del mundo».

Superando a Pyngyang. De momento los planes de Marruecos son solo eso, planes, pero de salir adelante la nueva infraestructura de Casablanca se auparía a lo más alto del ranking de estadios de fútbol con mayor capacidad del mundo. La lista la encabeza ahora el Rungrado Primero de Mayo, de Pyongyang, que dispone de espacio para 114.000 espectadores, aunque se queda corto cuando se compara con las 132.000 plazas del nuevo Naremdra Modi Stadium de la India, destinado sobre todo al cricket. El futuro coliseo de Casablanca superaría con creces también el Camp Nou, en Barcelona, que aspira a alcanzar los 104.600 espectadores; o los más de 80.000 que puede albergar el Santiago Bernabéu, en Madrid.

¿Qué sabemos del nuevo estadio? No gran cosa de momento. En los comunicados en los que anuncian que han ganado el concurso de diseño, tanto Populus como Oalalou+Choi ponen el acento en la capacidad del futuro coliseo y que se proyectará para ser «el estadio de fútbol más grande del fútbol». Más allá de eso deslizan solo algunas ideas, como que cumplirá con las exigencias de la FIFA, será capaz de acoger partidos de la Copa y servirá de sede a dos clubes locales. Para darle forma los arquitectos se inspirarán en la celebración tradicional moussem. «El estadio se sitúa bajo una gran cubierta en forma de carpa», precisan.

«Abierto al mundo». «El Grand Stade de Casablanca está profundamente arraigado en la cultura marroquí, sus tradiciones y expresiones contemporáneas. Tiene sus raíces en figuras antiguas y primordiales: el moussem, la carpa y jardín, así como en la topografía y paisajes de Marruecos.  Es un espacio generoso, abierto al mundo y respetuoso con la naturaleza que protege. El estadio encarna la gran tradición de la hospitalidad marroquí», explica Tarik Oualalou, socio fundador de Oualalou+Choi. De momento no ha trascendido la maqueta del estadio.


Captura De Pantalla 2024 03 25 150710

Click en la imagen para ir al tweet.

Firmas con experiencia. Los estudios resaltan también el trabajo sobre el terreno, donde arrancarán en breve los trabajos de movimiento de tierras en un terreno de 100 h situado en la localidad de El Mansouria, provincia de Benslimane, 38 kilómetros al norte de Casablanca. Para lograr el OK de la Agencia Nacional de Equipamientos Públicos (ANEP) y el concurso, el consorcio formado por Populous y Oualolu+Choi tuvo que competir con otras propuestas de firmas como Herzog & De Meuron, Foster + Parnters o la española Cruz y Ortiz. Atalayar recuerda que las bases del concurso contemplaban que el recinto incorpore otras instalaciones, como una pista de atletismo, piscina cubierta, área comercial y hotel.

Populous tienen experiencia en el sector. A lo largo de su trayectoria ha trabajado por ejemplo en el Tottenham Hotspur Stadium, UBS Arena o Groupama Stadium and Training Centre. El objetivo de Marruecos —precisa El Confidencial— es que el nuevo coliseo futbolístico de Casablanca esté listo a finales de 2028, con lo que lo tendría más de un año antes del inicio de la Copa Mundial de 2030.

Un despliegue millonario. Marruecos quiere llegar a la cita de 2030, que acogerá conjuntamente con España y Portugal —incluidos algunos partidos en Uruguay, Argentina y Paraguay—, con sus infraestructuras deportivas renovadas. El pasado octubre se apuntaba ya que el país estaba dispuesto a movilizar 14.500 millones de dirhams, equivalente a unos 1.300 millones de euros, para la reforma de varios estadios y la construcción de una nueva infraestructura en Casablanca.

En el calendario la nación tiene además la próxima cita de la Copa Africana de Naciones, que acogerá en el verano de 2025. El Confidencial desliza que Rabat estaría dispuesto a desplegar una cantidad aún mayor de recursos para el arreglo de los estadios y la construcción de uno nuevo, rozando los 1.900 millones.

Un estadio de final. El nuevo estadio de Casablanca podría dar alas a la aspiración de Marruecos de acoger la final de la Copa Mundial de 2030, un objetivo que ya reconoció Faouzi Lakjaa, el presidente de su Real Federación de Fútbol, hace unos meses, cuando mostraba su confianza en que el país africano vivirá «una final extraordinaria que honre a todo el continente y a las jóvenes generaciones». Ya entonces Lakjaa apuntaba al potencial del futuro estadio de Casablanca, un recinto que prometía «extraordinario y maravilloso».

El anuncio de Marruecos llega poco después de que Portugal se apease de las quinielas para acoger la final. La semana pasada el coordinador de la candidatura conjunta, António Laranjo, reconoció que el país no tiene estadios con capacidad suficiente, con al menos 80.000 localidades, y no se plantea asumir «inversiones para ampliar la capacidad» de sus campos. En España también se ve con deseo la final mundialista. Hasta tal punto, de hecho, que tanto en Madrid como Cataluña se han dado pasos y alzado voces que plantean que ese partido, cita capital para el fútbol mundial se juegue, respectivamente, en el Bernabéu o Camp Nou.

Imagen | Cruz y Ortiz Arquitectos (La foto de portada se corresponde con un proyecto de Cruz y Ortiz)

En Xataka | Marruecos va a invertir 45.000 millones de euros en su economía. Y las empresas españolas no quieren quedarse fuera