Inicio Noticiero Digital Ni bombarderos ni jets de combate. Los drones son el futuro del...

Ni bombarderos ni jets de combate. Los drones son el futuro del arsenal aéreo de EEUU

El futuro de la defensa aérea de los Estados Unidos no pasa por gigantescos bombarderos ni aviones de gran calibre. Pasa por los drones. Así se publica en un informe del CSIS (Center for Strategic and International Studies) recogido por Anduril, la empresa de drones del creador de las Oculus Rift.

El potencial en la superioridad aérea recae sobre pequeños sistemas no tripulados, siendo bajos en costes, reutilizables y capaces de ampliar el apoyo en complejas operaciones en las que es necesario reconocimiento y precisión.

Una brecha en la defensa estadounidense. Tan solo en las últimas semanas, las tropas estadounidenses han recibido más de 73 ataques en Iraq y Siria. En buena parte dichos ataques se deben al aumento del uso de drones por parte de tropas enemigas. Según apunta Anduril, el dilema está en la poca eficacia que tiene usar armamento caro y limitado de misiles contra drones baratos

Las fuerzas deben apostar por drones. Señala el informe del CSIS que las fuerzas de los EEUU tienen que buscar el uso de drones de pequeño y mediano tamaño. Según el documento, su uso «amplifica otras tendencias de la guerra moderna, como complicar aún más el espacio aéreo, saturar los campos de batalla con más medios de reconocimiento y ataque, y amplia el apoyo a los complejos de ataque de precisión».

Casi todo son ventajas. La apuesta por los drones tiene ventajas más allá de la facilidad para incluirlos dentro de las operaciones. Son viables a nivel de costes, necesitando tan solo un operarios de dron. El uso de plataformas de aviación, según el informe, suele requerir más de 100 personas por plataforma para uso y mantenimiento.

La curva de entrenamiento también es menor, amén de no ser necesaria inversión en infraestructura para su implementación. En cuanto a capacidades, el CSIC destaca «capacidades únicas para la guerra moderna», relacionadas con el aumento de operaciones aéreas a un bajo coste, así como la capacidad de escanear rápidamente y atacar «objetivos de interés».

Reitero. Casi… Los drones siguen limitados en algunos aspectos, como la capacidad de carga (explosivos, suministros pesados, etc.). Aunque uno de los mayores problemas a los que se enfrentan tiene que ver con el rango de vuelo y autonomía. Actualmente, los drones de combate pueden volar en rangos de unos ocho kilómetros, insuficiente para buena parte de las operaciones.

Tampoco son capaces de operar en las mismas condiciones que las aeronaves convencionales. Son más sensibles al viento y las condiciones adversas.

Captura De Pantalla 2023 12 01 A Las 10 25 59 A M

Evolución en características (y precio) en los drones. Imagen: CSIC

No hablamos de algo nuevo. A pesar de que es ahora cuando se está poniendo especial foco en aumentar el número de drones disponibles para el ejército, estos llevan usándose en operaciones de combate desde hace cerca de 10 años. El CSIC cita como ejemplos la guerra civil de Yemen, con inicio en 2014, la guerra civil de Iraq o la actual invasión de Ucrania por parte de Rusia, en la que se están utilizando drones con tecnología china de DJI, drones con tecnología iraní y pequeñas aeronaves no tripuladas con tecnología rusa.

Imagen | Xataka

En Xataka | La Segunda Guerra Fría que ya vivimos va a tener las mismas consecuencias que la primera: un enorme salto tecnológico