Inicio Noticiero Digital No sabemos si los exclusivos de Xbox llegarán PS5: lo que sí...

No sabemos si los exclusivos de Xbox llegarán PS5: lo que sí sabemos es que para Microsoft tiene mucho sentido

Los rumores han acabado semi-confirmándose. O al menos, Phil Spencer, jefe de Xbox, ha reconocido que algo se mueve en Microsoft, y que va a haber cambios en el futuro en el planteamiento de sus lanzamientos. Así lo afirmaba en un tuit reciente: «Estamos escuchando y os oímos. Hemos estado planeando un evento de actualización empresarial para la semana que viene, en el que esperamos compartir contigo más detalles sobre nuestra visión del futuro de Xbox. Estad atentos».

Parece serio, pero es que los rumores también lo eran: en los últimos días, distintos medios -algunos de ellos de fiabilidad más que contrastada-, han ido filtrando declaraciones de insiders que afirmaban que muchos de los juegos recientes y exclusivos de Xbox, así como algunos futuros lanzamientos, se convertirían en multiplataforma.

Todo arrancó la semana pasada cuando algunos dataminers encontraron evidencias en el código de ‘Hi-Fi Rush‘ de que el juego acabaría apareciendo en PS5 y Nintendo Switch. Lo de Switch no es muy extraño: Microsoft ha lanzado distintos exclusivos en los últimos años en la consola de Nintendo, y se ha mostrado abierta a llegar a otras consolas durante el proceso de compra de Activision. Pero unos días después, The Verge hablaba, con respecto al futuro ‘Indiana Jones y el Gran Círculo‘, de la posibilidad de que apareciera en Playstation 5, después de un periodo de tiempo exclusivo en Xbox.

El bombazo definitivo lo dio XboxEra con un artículo asegurando que ‘Starfield‘ correría la misma suerte que el juego de Indiana Jones. A ello se han sumado rumores en redes sociales, ya sin ningún medio que los respalde, de que el mismo destino le esperaba a ‘Sea of Thieves’. Es decir, la política de exclusividades de Xbox tendría los días contados.

Una política asumida

Sin embargo, estos rumores no son tan chocantes como podría parecer en un primer momento. Microsoft lleva años vendiendo la intención de construir un ecosistema de juegos, más que una plataforma de propiedades exclusivas, como hacen sus competidoras. Ese mantra que Spencer repite una y otra vez de que quieren que sus juegos lleguen a cuantas más personas mejor, más allá de marcas, puede que fuera algo más que una maniobra de marketing para vender Game Pass.

Por supuesto, no todo el mundo está igual de satisfecho con este aparente viraje de timón: quienes aún creen en una «guerra de consolas» considerarán esto un gesto de rendición. En términos de cantidad de exclusivas, está claro que supone un gesto de renuncia por parte de Microsoft. Desde un punto de vista de escoger bandos, es comprensible la decepción de muchos fans: para qué comprar una Xbox, si a una Playstation 5 van a llegar los mismos juegos tarde o temprano. Pero ese no es el juego de Microsoft.

En realidad, nunca lo ha sido: ya en los tiempos de Xbox 360, hace más de una década, Microsoft vendía la consola no como un recipiente de títulos exclusivos, sino como un centro de entretenimiento multimedia. La baja aceptación de Kinect le obligó a reconsiderar el movimiento, pero la intención estaba clara por su parte. Una intención que se ha visto confirmada con los pasos de gigante que ha dado Game Pass en los últimos años: se puede jugar a sus títulos en dispositivos móviles, en PC y en televisores Samsung de última generación. Está claro que la idea de jugar en cualquier parte está por encima de exclusividades.

Desde ese punto vista, una consola Xbox sigue siendo una herramienta no imprescindible, pero sí recomendable. Es una llave para abrir la plataforma y poder jugar donde se desee (sí, es cierto que se puede pagar una suscripción a Game Pass Ultimate y jugar solo en el móvil, pero dado el precio de la consola… ¿no tiene más sentido tener también la posibilidad de jugar cómodamente en una pantalla grande?).

La política de Xbox no es única: Playstation ha debido husmear algo interesante en esa opción, porque Playstation Portal también es un tímido paso en la dirección de crear un ecosistema. Aunque obviamente, resulta mucho menos accesible. El ecosistema en los productos Sony es un capricho: Microsoft lo ha convertido en una posibilidad accesible y real. ‘Starfield’ podrá estar disponible en Playstation a precio de Triple A, pero estará antes incluido en una suscripción infinitamente más económica.

¿Salen así las cuentas del enorme gasto que requiere programar un Triple A? El tiempo lo dirá. La cuestión es que, desde hace años, tenemos declaraciones como esta del CEO de Microsoft Satya Nadella: «Si de mí dependiera, acabaría con las exclusivas en las consolas, pero eso no me corresponde a mí decirlo. Sobre todo a mí, que tengo una cuota baja en el mercado de las consolas. El actor dominante [Sony] ha definido la competencia en el mercado mediante exclusivas, así que ese es el mundo en el que vivimos. Pero no me gusta nada ese mundo». Podemos hacernos los sorprendidos, pero desde luego las señales estaban ahí.

Cabecera | Microsoft

En Xataka | Las espectaculares ventas de ‘Starfield’ demuestran que el éxito no está reñido con salir en Game Pass en día uno