Inicio Noticiero Digital No uno, sino tres (o cuatro) Samsung Galaxy S10: todo lo que...

No uno, sino tres (o cuatro) Samsung Galaxy S10: todo lo que creemos saber de los próximos buques insignia de Samsung

Cuando aún estamos saboreando las bondades del Samsung Galaxy Note 9, el último buque insignia de Samsung, los rumores y filtraciones sobre los futuros Galaxy S10 ya se van amontonando a fecha de hoy. Tanto que ya podemos ir planteándonos qué veremos de la mano del gigante tecnológico en su primera hornada de topes de gama de 2019.

Por el momento Samsung ha mantenido líneas de diseño, lo cual implica que es de los pocos (junto a Sony, HTC y alguno más) que ha aguantado sin optar por la muesca en la pantalla, y sobre eso ya se habla del camino que habría tomado el fabricante hacia las pantallas infinitas. También de su procesador, los sistemas de desbloqueo y el soporte del 5G, porque 2019 nuevamente suena fuerte para la integración de esta tecnología en los móviles. Hacemos un repaso de todo lo que se ha hablado.

Uno no, dos tampoco: tres modelos de Galaxy S en 2019

Hasta que llegó la curva y con ella un segundo Galaxy S6, Samsung había lanzado un solo Galaxy S por año. Desde ahí vemos dos modelos del buque insignia estándar de los surcoreanos, que a posteriori (desde los Galaxy S8) ya dejó de diferenciarse por la curva al acabar la edición plana y distinguirlos únicamente por tamaño y alguna otra característica.

Y la estrategia no parece la convergencia, sino todo lo contrario. Para 2019 suenan fuerte no dos, sino tres modelos de Galaxy S10, y además uno de ellos al parecer traerá de vuelta la edición plana o flat (es decir, la pantalla sin esquinas curvadas). Se habla pues de:

  • Samsung Galaxy S10 “Beyond 0”: con la pantalla plana Super AMOLED de 5,8 pulgadas con resolución QHD+ y aspecto 18:9.
  • Samsung Galaxy S10 “Beyond 1”: como el anterior, pero con pantalla curva.
  • Samsung Galaxy S10 “Beyond 2”: con panel Super AMOLED de 6,2 pulgadas con curvas y algún otro componente más avanzado que los anteriores (ahora hablaremos de las cámaras).

Del diseño aún no se ha visto o hablado mucho, pero el propio CEO de la división móvil de Samsung, DJ Koh, confirmó en una rueda de prensa ante medios chinos que los futuros Galaxy S10 no serán una renovación incremental como los Galaxy S9, sino que serán cambios “muy significativos”, según sus propias palabras.

¿Cuáles pueden ser esos cambios? Quizás el porcentaje de aprovechamiento de pantalla sea aún mayor pero aún manteniéndose fuera de la corriente de los notchs y tirando de un agujero en la pantalla. Aunque se habla de que esto lo estrenará antes un gama media con un panel LCD fabricado por BOE (y no por la propia Samsung, aunque sí diseñado por ellos), el Samsung Galaxy AS8, mostrándonos lo que al parecer tendrá la denominación propia de Infinity-O.

Cambios también en la parte trasera, concretamente librándose del “problema” de ubicar un sensor para huellas dactilares que en algún modelo no acabó de acertarse (nunca te olvidaremos, Galaxy S8). ¿La solución? La que ya hemos visto en Vivo, OnePlus, Xiaomi y algún otro: integrar el sensor en la pantalla.

Eso sí, se habla de que será el lector basado en ultrasonidos proveído por Qualcomm y no la solución óptica de Synaptics que hemos visto en los anteriores, como posteriormente “confirmó” por su parte Evan Blass, el conocido filtrador. La diferencia: que el de ultrasonidos crearía un modelo 3D de nuestra huella en lugar de la fotografía que se obtiene con el óptico.

Samsung Galaxy S9plus Pantalla

En cuanto a estética, también habrá nuevos colores según algunos rumores, los cuales hablan de la vuelta de un tono verde al estilo del que lanzaron con el Samsung Galaxy S6 Edge. Habría pues modelos en negro, blanco, verde y amarillo, aunque si echamos la vista atrás a las tendencias de 2018 quizás veamos degradados al estilo Huawei.

Eran una, dos y tres, los famosos S10 y sus cámaras

Y hablando de cambios en la parte trasera damos con uno de los temas que más interés suele suscitar en los buques insignia: la fotografía. Aquí parece que la competición esté ahora en el número de cámaras, viendo que Samsung ya ha llegado a la cuarta cámara trasera con el Samsung Galaxy A9 (2018).

Para la próxima ronda de S10 parece que el tope quedará en tres cámaras, aunque no los tres modelos la integrarían. Las primeras informaciones hablaban de que el modelo básico contaría con doble cámara trasera y una frontal (el “Beyond 0” de los que antes comentábamos, el sucesor natural del Galaxy S9), el intermedio con triple cámara trasera y una frontal (el “Beyond 1”, que sucedería al Galaxy S9+) y el superior con triple cámara trasera y doble frontal (el “Beyond 2”).

Pero el mes pasado las filtraciones reorientaban estas posibles configuraciones hacia una opción algo más peculiar (y cuestionable). No habría dobles y triples cámaras, sino un sistema simple, uno doble y uno triple respectivamente.

Samsung Galaxy S9plus S8 02

Así, el Galaxy S10 estándar contaría con un único sensor de 12 megapíxeles con estabilización óptica, y la apertura variable (la característica estrella de los Galaxy superiores de este año) con f/1.5 para escenarios de baja luminosidad y f/2.4 para el resto. El S10 intermedio añadiría un segundo sensor de 16 megapíxeles con una lente de apertura f/1.9 y 123 grados (gran angular), a lo cual el modelo superior añadiría un tercer sensor de 13 megapíxeles con una lente de apertura f/2.4 y zoom óptico, además de un segundo estabilizador óptico.

De este modo, Samsung remendaría en cierto modo que la doble cámara tardase en llegar a sus buques insignia si lo comparamos a las trayectorias de gran parte de sus rivales. De momento sólo son rumores y filtraciones, pero son características que nos hacen salivar un poco al poder significar mejores fotos en baja luz, en modo retrato, en zoom y en gran angular (al menos el tercero).

El estreno del nuevo cerebro propio

Hasta la fecha Samsung ha optado por distribuir dos variantes de algunos de sus móviles según la geografía, integrando un procesador propio y otro de Qualcomm. No hay constancia de que eso vaya a cambiar, y lo ya sabemos es cómo es el próximo cerebro propio de los S10.

El Exynos 9820 se basa finalmente en la tecnología de 8 nanómetros LPP FinFET (y no 7 nanómetros, como se rumoreó), que según el fabricante supone n ahorro energético del 10% con respecto a su predecesor. Se compone de ocho núcleos con disposición 2 + 2 + 4, dos CPU de fabricación propia destinados a tomar el control de las tareas de procesamiento más intenso, dos núcleos Cortex A75 (para las tareas de procesamiento óptimo) y cuatro núcleos Cortex A55 (para cuando no se requiere tanta potencia o el móvil está en reposo).

S10 Concepto

Aunque se habló de dos unidades de procesamiento neural (NPU), el nuevo procesador integra una NPU. Unidad que se empleará para el reconocimiento de imagen de las cámaras y en aplicaciones de realidad aumentada o realidad virtual, así como Bixby.

Según Samsung el Exynos 9820 tiene una mejora del 20% en el rendimiento con un solo núcleo, del 40% en cuanto a eficiencia energética y del 15% en cuanto a rendimiento multinúcleo con respecto a su predecesor. Y en cuanto al rendimiento gráfico, cuenta con una Mali-G76 MP12, con 12 núcleos de renderizado y una mejora estimada en potencia gráfica de hasta el 40% con respecto al Exynos 9810.

Bienvenido, 5G, adiós, lector de iris

Lo último que se ha hablado de lo que podríamos ver en la nueva camada de Galaxy S es que habría un cuarto modelo. Un “Beyond X” con una pantalla de 6,7 pulgadas (no se ha dicho si curva o no), con seis cámaras (cuatro traseras y dos frontales) y soporte para 5G, lo cual encaja con la integración del módem propio Exynos 5100.

De esto hablaba el Wall Street Journal, apuntando que esta edición especial llegaría más tarde al depender de los operadores (de cuándo empiecen a ofrecer soporte para la red 5G) y no en febrero de 2019 como se espera para los tres que hemos comentado (en el MWC 2019). Por ello el lanzamiento podría retrasarse hasta 2019 o 2020.

Samsung Galaxy S9plus Reconocimiento

Esto llegaría de nuevo y lo que se iría sería el lector de iris, dejando como único método de identificación biométrica dependiente de hardware la lectura de huellas integrada en pantalla. Como alternativa se habla del reconocimiento facial de la mano del software y la inteligencia artificial, de modo que los componentes necesarios para la lectura de iris no supusiesen un impedimento para aumentar el porcentaje de aprovechamiento del frontal por parte de la pantalla.

Como hemos estado recordando, esto y lo anterior son informaciones pendientes de confirmación salvo lo que ya ha confirmado la marca o alguno de sus representantes como DJ Koh. Por precedentes esperamos ver gran parte de lo rumoreado, aunque aún quedan al menos tres meses largos para conocerlos si mantienen la costumbre de presentarlos en el MWC y eso es mucho tiempo para seguir recibiendo aperitivos en forma de filtración.

Imagen | @venyageskin1