Inicio Noticiero Digital Para Samsung sus mejores televisores de 2022 son los Neo QLED 8K,...

Para Samsung sus mejores televisores de 2022 son los Neo QLED 8K, y no el QD-OLED. Estos son sus motivos

En Xataka seguimos la pista muy de cerca a la tecnología QD-OLED de Samsung desde hace ya casi tres años. En los artículos que hemos dedicado a estos paneles durante este tiempo hemos ido poco a poco desentrañando cuáles son sus características desde un punto de vista técnico, y también qué aportan a las tecnologías que podemos encontrar actualmente en el mercado.

La semana pasada tuvimos por primera vez la ocasión de ver en funcionamiento el S95BA OLED, que es el primer televisor de esta marca que incorpora un panel QD-OLED, y, como os explicamos en el artículo que le hemos dedicado, nos ha impresionado. Nuestra valoración definitiva de este televisor llegará cuando tengamos la oportunidad de analizarlo a fondo y en nuestras propias instalaciones, pero en esta primera toma de contacto nos ha dejado un sabor de boca estupendo.

Samsung considera que su tele QD-OLED no es lo mejor que tiene en 2022

Las prestaciones que nos promete la tecnología QD-OLED, y que ya hemos podido intuir con bastante claridad en nuestra primera experiencia con el televisor S95BA OLED, nos invitan a prever que Samsung destinará estos paneles a sus televisores más avanzados. A sus modelos prémium. De hecho, esto es precisamente lo que ha hecho Sony. Y es que su BRAVIA XR MASTER Series A95K, que también incorpora un panel QD-OLED fabricado por Samsung, es decididamente prémium.

El televisor BRAVIA XR MASTER Series A95K de Sony incorpora un panel QD-OLED fabricado por Samsung. Y es decididamente prémium

Sin embargo, y aquí llega un giro inesperado de los acontecimientos, para Samsung su televisor QD-OLED no está en la cúspide de su catálogo. No es su modelo más avanzado. Varios responsables de la compañía, entre los que se encuentra Nacho Monge, que actualmente ejerce como responsable de ventas y marketing en Samsung España, me confirmaron por separado cuando les pregunté expresamente a qué segmento pertenece su televisor QD-OLED que sus propuestas prémium este año son los modelos Neo QLED 8K.

El S95BA OLED encaja en la gama alta, pero, según esta marca, no es su mejor televisor para 2022. La confianza que Samsung sostiene en sus televisores Neo QLED 8K se afianza, según los técnicos de esta compañía con los que he tenido la ocasión de hablar, en sus capacidades técnicas. Y entre todas ellas brillan con luz propia dos: la resolución 8K del panel y la sofisticada retroiluminación mini-LED que implementan este año estos dispositivos.

La confianza que Samsung sostiene en sus televisores Neo QLED 8K se afianza en sus capacidades técnicas, como la resolución 8K y la retroiluminación mini-LED

No obstante, y esta es una reflexión de mi cosecha que me parece muy razonable, creo que además de los argumentos técnicos en los que estamos a punto de indagar esta marca ha optado por mantener sus televisores Neo QLED 8K en lo más alto de su porfolio para sostener el valor de la apuesta que ha defendido durante los últimos años. Y no cabe duda de que es una estrategia legítima.

Samsungneoqled8k

Samsung QN900B de 85 pulgadas con panel Neo QLED LCD VA 8K. Esta fotografía está tomada expresamente con muy poca luz ambiental para que recoja con la máxima precisión posible la calidad de imagen de este televisor.

Es evidente que Samsung ha dedicado muchos recursos al refinado de sus televisores QLED para que compitan con garantías en un mercado en el que los modelos que incorporan un panel OLED fabricado por LG cuentan con muchos adeptos. Y con estos precedentes colocar en la cima de su porfolio una tecnología que recurre a una matriz orgánica podría ser percibido como un giro de timón brusco e inapropiado por algunos de sus usuarios.

Aunque Samsung no coloque su tecnología QD-OLED en lo más alto de su catálogo ahora, en 2022, podría hacerlo en el futuro

Por esta razón creo firmemente que aunque Samsung no coloque su tecnología QD-OLED en lo más alto de su catálogo ahora, en 2022, podría hacerlo en el futuro. Quizá cuando considere que ha alcanzado una madurez plena. O, sencillamente, cuando la producción de matrices QD-OLED 8K se pueda beneficiar de la economía de escala, algo que con toda probabilidad no está sucediendo ahora. En cualquier caso, como he mencionado unas líneas más arriba, esta es una reflexión mía y no está amparada por declaraciones oficiales de los portavoces de Samsung.

Neo QLED 8K: estas son las innovaciones que los mantienen en la cúspide para Samsung

Hace unos días tuve la ocasión de participar en un seminario técnico organizado por Samsung en el que varios ingenieros procedentes de la central de la compañía en Corea del Sur indagaron en las principales innovaciones implementadas en los modelos Neo QLED 8K de 2022.

Curiosamente, es el mismo evento en el que pude ver en acción el primer televisor con matriz QD-OLED de esta marca, el modelo S95BA OLED del que he hablado unas líneas más arriba. Estas son las principales innovaciones que, según Samsung, mantienen a sus teles Neo QLED 8K en la cima de su catálogo.

Samsungporfolio

Esta diapositiva refleja con claridad cómo posiciona Samsung sus televisores este año. En la cima, en el segmento prémium, se erigen los modelos Neo QLED 8K. Un paso por debajo, en la gama alta, residen los dispositivos Neo QLED 4K UHD y el televisor OLED. Por último, la familia QLED aglutina las soluciones de las gamas media y de entrada.

La resolución 8K aporta valor real para Samsung

Esta fue la primera marca que colocó en el mercado un televisor equipado con un panel 8K, y desde entonces su apuesta por las matrices con esta resolución ha sido muy contundente. Según los técnicos de Samsung un ojo humano con la agudeza visual intacta es capaz de identificar perfectamente a la distancia de visionado estándar la información adicional que nos entrega un panel 8K si lo comparamos con una matriz 4K UHD del mismo tamaño.

Según Samsung un ojo humano con la agudeza visual intacta es capaz de identificar perfectamente a la distancia de visionado estándar la información adicional que nos entrega un panel 8K

El ingeniero de esta marca que me invitó a comprobarlo por mí mismo (podéis ver el test en la fotografía que publicamos debajo de estas líneas) defendió algo que me parece muy interesante: según él la agudeza visual de un ojo humano sano le permite identificar el detalle fino de un panel con resolución máxima 9K. Y las matrices que nos ofrecen la resolución más cercana son, obviamente, las 8K. Según este técnico esta última resolución tiene un impacto muy profundo en la calidad de imagen de los televisores de 65 pulgadas o más.

Samsung8k

La trama de la izquierda está siendo reproducida por un televisor de 75 pulgadas con panel 8K, y la de la derecha por uno del mismo tamaño, pero con una matriz 4K UHD. A una distancia de dos metros o menos la diferencia de detalle entre ambos es perceptible.

Los diodos mini-LED ahora controlan mejor la difusión de la luz

Los ingenieros de Samsung han perfeccionado los diodos mini-LED que se responsabilizan de entregar la luz al panel de sus televisores Neo QLED. Según los técnicos de esta marca estos diodos de segunda generación reducen la dispersión de la luz con el propósito de que llegue únicamente a aquella zona del panel sobre la que debe actuar.

Los nuevos diodos mini-LED minimizan la emisión de luz residual, por lo que deberían permitir a estos televisores entregarnos unos negros más profundos

Además, estos diodos mini-LED minimizan la emisión de luz residual, por lo que sobre el papel esta tecnología debería permitir a estos televisores entregarnos unos negros más profundos que los modelos del año pasado. Tan pronto como tengamos la oportunidad de analizar a fondo uno de ellos os contaremos con todo lujo de detalles si estos nuevos diodos tienen un impacto tangible en la calidad de imagen de las teles Neo QLED de 2022.

Los nuevos algoritmos de gestión de la retroiluminación son más precisos

Las características físicas de los diodos mini-LED que dan forma a la matriz que entrega la luz al panel son muy importantes, pero el algoritmo que se responsabiliza de administrar la atenuación local por zonas también lo es. De hecho, si no actúa con la suficiente rapidez y precisión pueden aparecer algunos defectos en las imágenes, como el ghosting, e, incluso, deficiencias en la luminosidad de algunas zonas del panel.

El algoritmo que se responsabiliza de administrar la atenuación local es crucial

Samsung asegura que sus ingenieros han refinado los algoritmos de gestión de la retroiluminación de sus nuevos televisores Neo QLED con el propósito no solo de que sean capaces de recuperar más detalle en las regiones en sombra y las más iluminadas; también para evitar que se produzcan defectos en las imágenes.

Suena bien, y tiene sentido prever que el incremento de la calidad de imagen global introducido por los nuevos diodos mini-LED y el algoritmo de gestión de la atenuación local debería ser palpable. Lo comprobaremos cuando analicemos uno de los nuevos televisores Neo QLED.

El mapeo de contraste de 14 bits logra recuperar más detalle

Como acabamos de ver, la administración de la luz que la retroiluminación entrega al panel tiene un impacto muy profundo en la calidad de imagen de un televisor. Importan mucho el nivel máximo de brillo que es capaz de alcanzar y la cantidad de luz mínima que consigue entregar, pero también todo lo que hay entre estos dos niveles. Todos los niveles intermedios de entrega de luz que son posibles entre los valores máximo y mínimo.

Cuanto más amplia sea esta gradación de niveles de luminosidad conocida como escala de luminancia, mayor será la habilidad con la que el televisor resolverá el contraste en las áreas de cada fotograma más conflictivas. Los televisores Neo QLED 8K este año procesan el contraste con una precisión de 14 bits, lo que, sobre el papel, debería permitirles recuperar más detalle en las regiones en sombra y altas luces que a sus predecesores, que trabajaban con 12 bits.

Samsuncontrfaste

La reproducción del color y la profundidad son más fidedignas

Durante este seminario técnico los portavoces de Samsung aseguraron haber hecho un esfuerzo muy importante para que sus televisores Neo QLED de 2022 respeten la colorimetría de la fuente original de una forma escrupulosa, y también para que recreen la profundidad de las imágenes de la manera más fidedigna posible.

Los algoritmos de procesado de la imagen mediante inteligencia artificial asumen esta responsabilidad con el propósito de conseguir que el panel se exprese al 100%, pero entre todos ellos hay uno que me parece especialmente interesante: Real Depth Enhancer.

Su propósito es, precisamente, incrementar el contraste y la profundidad de cada fotograma para ofrecernos una capacidad de inmersión en los contenidos cinematográficos más alta. Suena bien, y tan pronto como lo analicemos os contaremos con todo lujo de detalles si está realmente a la altura.

Samsungcolor

Publicidad