Inicio Noticiero Digital Qué electrodomésticos y dispositivos desenchufar en vacaciones, y consejos de cuáles apagar...

Qué electrodomésticos y dispositivos desenchufar en vacaciones, y consejos de cuáles apagar y cuáles dejar encendidos

Vamos a explicarte de una manera sencilla qué hacer con tus electrodomésticos y dispositivos cuando te vayas de vacaciones, con consejos sobre cuáles desenchufar, cuáles desconectar o cuáles puedes dejar enchufados en diferentes contextos. Todo dependiendo del tipo de dispositivos que tengas en casa.

Para hacer esto, vamos a dividir el artículo en varias partes, y en cada una de ellas hablaremos de distintos tipos de electrodomésticos. De esta manera, podremos pararnos a hablarte de varios casos de uso o situación en algunos de ellos, de manera que puedas tomar una decisión informada dependiendo de tu caso.

El frigorífico es la decisión más difícil

Frigorifico

Cuando vas a irte de vacaciones es fácil pensar en simplemente apagarlo todo. Pero entonces, ¿qué pasa con tu nevera? Aquí sueles tener comida, y si lo dejas desenchufado se estropeará. Sin embargo, es un electrodoméstico que está encendido las 24 horas del día, y que por lo tanto siempre va a estar consumiendo electricidad.

Aquí, el qué hacer con él dependerá sobre todo de cuántos días te vayas a ir de vacaciones y cuánta comida tienes almacenada. Si vas a irte solo unos cuantos días, menos de una semana en total, posiblemente no merezca la pena hacer sobreesfuerzos y simplemente puedes dejarlo encendido. Sin embargo, en el caso de que te vayas más de una semana podrás ahorrar bastante electricidad.

Si no tienes demasiada comida, lo mejor sería intentar consumirla y dejar el frigorífico apagado para que se quede sin gastar electricidad. Aquí, los alimentos puedes consumirlos antes de irte de vacaciones, o también puedes donárselos a algún familiar, vecino o amigo. Pero la idea sería que no quede nada para que no se estropee y dejar la nevera o el congelador apagados para que no consuman electricidad.

En el caso de que tengas algo más de comida, hay otras cosas que puedes hacer. Por ejemplo, puedes subir un poco la temperatura para que consuma menos electricidad, algo que varios modelos pueden tener ya preconfigurado con un nombre similar al de modo de vacaciones.

Lo que suelen hacer estos modos o puedes hacer tú para imitarlos es subir unos grados la temperatura objetivo del frigorífico, haciendo que pase de los entre 3 o 5 habituales a entre 10 y 15 grados. De esta manera vas a bajar el consumo eléctrico de forma bastante notable, y podrás ahorrar mientras estás de vacaciones.

Sin embargo, hacer esto también tiene un punto negativo, y es que los alimentos que tengas dentro se conservarán peor, y puede hacer que algunas de las cosas que tengas en la nevera se estropeen. Conviene, por lo tanto, revisar las cosas que tienes dentro para ver qué puede haber que se vaya a estropear.

Además, si vas a subir su temperatura conviene limpiarlo bien por dentro para evitar que aparezcan bacterias por tener una temperatura más elevada, algo que acelerará el que los alimentos se estropeen y causará malos olores cuando vuelvas a casa y abras su puerta.

Otro consejo que debes tener en cuenta en el caso de que vayas a dejar la nevera en marcha pero con más temperaturas es que conviene evitar que la temperatura de la cocina suba demasiado para que se mantenga mejor la temperatura del interior. Para esto, es recomendable bajar persianas y toldos en la cocina para evitar que no entre el sol, y que dejes la ventana cerrada o incluso la puerta de la cocina.

Por lo tanto, en este punto todo va a depender un poco de lo mucho que te quieras complicar y de los días que te vayas. Si te vas a ir durante todo un mes o más de dos semanas posiblemente lo mejor sea consumir los alimentos y apagar el frigorífico, porque incluso si lo dejas encendido puede haber cosas que se estropeen igualmente, y ya puestos pues aprovechas y haces un poco de limpieza.

Pero si te vas a ir solo una o dos semanas y realmente no te importa demasiado poder ahorrar un poco mientras estás fuera, simplemente asegúrate de no dejar cosas que estén a punto de caducar o de estropearse, pero el resto puedes dejarlas con el frigorífico en marcha.

Lavadora y lavavajillas

Lavadora

La lavadora y el lavavajillas son electrodomésticos que no van a gastar casi electricidad mientras estés fuera y no los utilices. Sin embargo, también debes seguir algunos consejos cuando te vayas de vacaciones para evitar llevarte alguna mala sorpresa cuando vuelvas a casa.

Lo más importante para estos dos electrodomésticos es dejarlos siempre limpios y secos antes de irte de casa durante unos días. Así, evitarás que aparezcan microorganismos o que se generen malos olores para cuando vuelvas.

En el caso del lavavajillas, esto pasa por no dejar platos o cubiertos sucios y sin lavar dentro, debes asegurarte de que quede vacío y sin nada. Los platos y cubiertos, de hecho, mejor tenerlos todos limpios cuando te vayas, tanto los del lavavajillas como los del fregadero.

Lo mismo pasa con la lavadora. Es importante no dejar ropa sucia en su tambor, si has puesto una lavadora poco antes de que te vayas a ir, intenta limpiar la goma externa del tambor para que no quede nada de agua acumulada por ahí y provoquen que florezcan colonias de bacterias.

El resto de electrodomésticos

En el resto de electrodomésticos del hogar también debes cumplir con la máxima de dejarlos todos limpios y secos, independientemente de los que sean. El horno y microondas déjalos bien limpios por dentro, porque cualquier suciedad que quede ahí puede hacer que aparezcan bacterias, y quizá son dos que usamos más pero nos da más pereza utilizar.

Salvo que sean electrodomésticos que tengan comida dentro, no deberías tener ningún problema con dejarlos todos desenchufados. Y en el caso de que haya algún alimento, dependerá de si van a poder aguantar los días que estés fuera sin estropearse en el caso de que tengas el electrodoméstico apagado. Mira más arriba cuando te hablamos sobre el frigorífico.

Pero en general, lo normal es que sean electrodomésticos que no funcionan a no ser que los estés utilizando, por lo que no deberías tener problemas al dejarlos estar o desenchufarlos, siempre y cuando procures dejarlos limpios, sobre todo si te vas a ir durante bastantes días.

Calefacción, termo y aire acondicionado

Aire Acondicionado

Los equipos de climatización que tengas en casa, como el aire acondicionado o la calefacción, no los vas a necesitar mientras no estés en casa. Por lo tanto, lo mejor es dejarlos apagados o desenchufados para ahorrar el máximo consumo posible, y que no se quede funcionando.

Si alguno de estos climatizadores son inteligentes, como por ejemplo el aire acondicionado, entonces quizá puedas considerar la posibilidad de de dejarlo apagado pero enchufado, y configurarlo remotamente para que se ponga en marcha una hora antes de que tú llegues para encontrar la casa fresquita. Pero vamos, no es algo estrictamente necesario a no ser que haga mucho calor y tengas posibilidad de hacerlo.

Y con el termo no hay demasiada duda. No vas a necesitar agua caliente mientras estás fuera de casa, por lo que lo mejor es dejarlo desconectado y desenchufado, y ya lo pondrás en marcha luego cuando vuelvas. Así, no estarás gastando electricidad innecesariamente mientras estás fuera.

Televisor y ordenadores

Televisor

Tanto el televisor de tu casa como el ordenador, así como decodificadores de TV, dispositivos de televisión inteligente, reproductores multimedia, barras de sonido o tabletas. Todos estos dispositivos tienen en común que no los vas a utilizar, por lo que lo mejor es dejarlos todos apagados, y a ser posible completamente desenchufados por completo.

De esta manera vas a evitar el consumo que supone que se queden funcionando en segundo plano. Además, en el caso de algún tipo de subida de tensión o problema similar estarás corriendo menores riesgos. Apagados, desenchufados, y si están en regletas dejar estas regletas de enchufes también apagadas.

Posiblemente hayas escuchado alguna vez que los televisores OLED conviene dejarlos siempre en modo de espera y no desenchufarlos de la regleta. Pero esto es así para su uso cotidiano, para no desenchufarlos para solo unas horas. Cuando te vas de casa, lo mejor es desenchufarlos, puesto que no usarás su panel de la pantalla y no tendrás problemas con los ciclos de compensación para restaurar píxeles.

Equipos del hogar conectado

Los altavoces conectados, cámaras IP, y otros elementos del hogar conectados quizá son un poco más sensibles. En principio, la recomendación sería también la de dejarlos todos apagados y desenchufados para ahorrar electricidad y protegerlos. Sin embargo, debido a su naturaleza hay varios detalles a tener en cuenta, ya que quizá no quieras apagarlos todos porque alguno te va a ser útil.

Es verdad que no vas a necesitar altavoces conectados. Pero en algunos modelos como los HomePod de Apple, estos altavoces hacen también las veces de puente entre los dispositivos conectados a la infraestructura del hogar y tu móvil. Por eso, quizá quieras dejar uno de estos altavoces o el dispositivo que haga de puente conectado en el caso de que quieras acceder a los datos de alguno de los dispositivos.

Esto va relacionado con la otra cosa a tener en cuenta. Quizá quieras dejar algún termómetro inteligente, alguna cámara IP o algún otro dispositivo conectado que consideres importante. En ese caso, para poder acceder remotamente a los datos asegúrate de dejar el router encendido y cualquier otro dispositivo que necesites para hacer de puente.

En el caso de que vayas a dejar algunos dispositivos conectados activos durante tus vacaciones, conviene comprobar antes de salir que todo funciona adecuadamente. Además, también conviene que mires que todos tienen pilas y baterías cargadas lo suficiente como para funcionar sin problemas cuando estás fuera.

Además, en el caso de las cámaras es importante comprobar primero que todo funciona bien y puedes conectarte a ellas desde fuera de la WiFi de tu hogar. Así, si surgiera algún problema tendrías tiempo de reacción para solucionarlo, y no sería darte cuenta cuando ya estás lejos de casa sin poder hacer nada.

Router y equipos de red

Router

En el caso de que no tengas ningún dispositivo conectado o NAS que quieras mantener en funcionamiento, lo mejor va a ser siempre apagar por completo tu router y desenchufarlo. Así no solo ahorrarás electricidad, sino que evitarás que algún vecino aproveche que no estás para intentar entrar en tu red doméstica y tomar el control. No es algo fácil de hacer, peor cuando no estás para notar que algo va mal puede pasar. También apaga cualquier PLC o amplificador de WiFi.

En el caso de que tengas algún servidor multimedia o un NAS con contenido multimedia, tendrás que pensar qué quieres hacer. Si lo utilizas para almacenar fotos o vídeos y quieres acceder a ellos remotamente, entonces ni apagues el servidor ni apagues el router, y lo mismo en el caso de que tengas alguna app en el móvil para subir las fotos que sacas de viaje y quieres que se suban para mantener esa copia de seguridad.

Pero si este servidor multimedia o NAS lo usas solo cuando estás en casa, por ejemplo, para almacenar contenidos o películas que quieres ver en la tele, entonces no es necesario mantenerlo conectado si no lo vas a utilizar, ya que ahorrarás electricidad y ganarás en seguridad si lo apagas junto al router.

Si tienes alguna cámara IP o dispositivo del hogar conectado que quieras mantener, tal y como te hemos dicho más arriba entonces lo mejor es que mantengas el router conectado para que estos puedan funcionar correctamente y puedas acceder remotamente a estos dispositivos. Pero solo si los necesitas realmente.

En el caso de que la seguridad te preocupe pero necesites tener activado el router para tener WiFi con tus dispositivos conectados, puedes intentar disminuir la potencia de la WiFi. Esta es una opción que muchos routers suelen tener en su configuración, y con ell
a evitarás que la señal salga demasiado de tu casa y que otros puedan acceder a ella desde fuera.

Apaga diferenciadores

Como ya sabes, en la entrada de tu casa tienes un cuadro eléctrico con varios diferenciadores. Cada uno de ellos apaga diferentes zonas de tu hogar, o sea que conviene que sepas cuáles apagan qué, y apagar los de los enchufes y luces que no vayas a usar. Eso sí, si quieres dejar algún dispositivo o electrodoméstico encendido, deja encendido el diferenciador que controla la llegada de corriente a ellos.

El diferenciador es la primera defensa de tu red eléctrica interna frente a subidas de tensión ocasionales, que pueden provocar que algún dispositivo se estropee de repente. Por eso, si vas a dejar por ejemplo tu despacho con todo apagado y desconectado, apaga el diferenciador de sus enchufes o desenchufa todos los dispositivos.

Esto solo lo debes hacer si sabes qué estás apagando, porque puede que vayas a apagar el diferenciador que le da corriente al horno pero este también se la de a la nevera que quieres dejar encendida. Pero dejar apagados todos los de las zonas que no necesites es siempre una medida extra de seguridad.

Publicidad