Inicio Noticiero Digital Quién es Mellanox y por qué NVIDIA ha pagado 6.900 millones de...

Quién es Mellanox y por qué NVIDIA ha pagado 6.900 millones de dólares por ella

Esta semana nos enterábamos de un acuerdo singular: NVIDIA hacía la mayor adquisición de su historia y compraba la empresa israelí Mellanox por 6.900 millones de dólares, superando a Intel en la puja por esa compañía.

¿Qué ha impulsado a NVIDIA a hacer esa operación? Las razones son relevantes para una empresa que desde hace tiempo se ha diversificado. Ya no solo importan las gráficas para videojuegos: NVIDIA quiere ganar la batalla la inteligencia artificial y los centros de datos, un mercado muy jugoso en el que ahora contará con unos recursos extraordinarios.

¿Qué hace Mellanox?

La empresa israelí es muy conocida dentro del ámbito de los centros de datos, y lo es por sus soluciones especializadas de conectividad. De hecho cuenta con cuatro líneas de producto entre las que destacan dos: los adaptadores de red inteligentes que actúan como coprocesadores o aceleradores de estas conexiones, y la tecnología Infiniband para el mercado HPC y para segmentos altamente especializados.

Connectx 6

¿Adivináis cuál es uno de esos segmentos altamente especializados? Efectivamente: las aplicaciones de inteligencia artificial que se nutren de capacidades de cálculo brutales con máquinas que necesitan interconectarse para trabajar juntas: las conexiones Infiniband permiten que los potenciales cuellos de botella desaparezcan en este tipo de implantaciones.

MareNostrum 4: así es el espectacular supercomputador encerrado en una capilla

Intel estaba muy interesada en Mellanox e hizo una puja por la empresa que según los rumores ascendía a 6.000 millones de dólares. La razón es que ambas luchan por el mercado de las interconexiones en el mercado de HPC.

Sth

Lo indicaba en un análisis STH, que nos hablaba de cómo la solución de Intel (Omni-Path, con velocidades de 100 Gbps por puerto) competía con el adaptador Infiniband de Mellanox, que también logra esas tasas de transferencia en su versión ConnectX-5 pero ya llega a los 200 Gbps en el ConnectX-6.

Como explicaban en ese informe, la relevancia de Infiniband es clara, pero también lo es la de la conexión Ethernet que para muchos entornos es realmente fantástica. Aquí Intel domina con sus chips 1 Gbps (Realtek no compite mucho en servidores), y en el campo de las conexiones y los chips 10 GbE es también Intel la que es la referente.

Sin embargo con las soluciones 40GbE Intel tuvo problemas con sus NICs (Network Interface Card, tarjetas de red) de la familia Fortville, lo que ha permitido que las soluciones 40GbE de Mellanox (y de otros fabricantes) ganen terreno.

Esa historia ha continuado con la transición a soluciones 50GbE o 100 GbE en las que Intel se ha quedado atrás: Mellanox se ha convertido de repente en protagonista del mercado Ethernet que es el más extendido en entornos de alto rendimiento, centros de datos incluidos.

¿Para qué quiere NVIDIA a Mellanox?

Las respuestas aquí son variadas y hay muchos ámbitos en los que NVIDIA podría aprovechar las soluciones y recursos de Mellanox. Una de ellas sería la potencial entrada de NVIDIA en el mercado de los servidores: NVIDIA tiene ahora todo los componentes para desarrollar máquinas especializadas en entornos HPC o centros de datos, ya que esta última pieza del puzzle les ofrece una ventaja competitiva importante.

Bluefield

De hecho la tecnología InfiniBand de Mellanox podría usarse para conectar servidores basados en GPUs que podrían trabajar a toda máquina con esas conexiones de alto rendimiento.

Es aquí donde las cosas se perfilan, porque la división de NVIDIA dedicada al ámbito de la inteligencia artificial y el aprendizaje profundo (Deep Learning) podrá aprovecharse de la tecnología de Mellanox para conectar esos nodos con 8 o 16 GPUs (por ejemplo).

7,6 petabytes, 3.472 núcleos y una red de 56 Gb/s: así es la apuesta española por descifrar los misterios del genoma humano

Eso le permitiría hacer uso de Infiniband para RDMA (Remote Direct Memory Access), un sistema que permite “saltarse” a la CPU a la hora de hacer lecturas y escrituras en memoria, y que es muy utilizado en HPC, Big Data, centros de datos y sistemas de almacenamiento, entre otros.

Hay otros beneficios claros de esas sinergias que se crean con la adquisición -las soluciones de NVIDIA y Mellanox en entornos HPC ya eran conocidas y apreciadas- y esto le pone las cosas muy difíciles a Intel en el ámbito HPC y su división de conectividad, que aparentemente se ha quedado atrás en cuanto a innovación y capacidad de desarrollo de productos competitivos.

¿Está pensando Intel en abandonar ese segmento de negocio? Difícil saberlo, pero con la compra de Mellanox NVIDIA también parece asegurarse un buen bocado de este mercado en el futuro próximo, sobre todo porque las soluciones de Mellanox también se utilizan por las grandes tecnológicas en sus centros de datos: Alphabet, Amazon o Microsoft las aprovechaban, e incluso AMD trabajaba con Mellanox para soluciones en este ámbito.