Inicio Noticiero Digital Sony Xperia 5 II, análisis: vine por la cámara y me quedé...

Sony Xperia 5 II, análisis: vine por la cámara y me quedé por la batería

Sony Xperia 5 ‘mark’ II. Así se pronuncia, según Sony, el nombre del gama alta que hoy nos ocupa: el hermano menor del Sony Xperia 1 II que ya pudimos analizar. La compañía japonesa hace un guiño a sus cámaras fotográficas, queriendo indicar que sus teléfonos comparten buena parte de la experiencia que tiene Sony en este campo.

En tiempos de móviles gigantescos el Sony Xperia 5 II es un soplo de aire fresco para el bolsillo. A pesar de ser especialmente alargado, es uno de los pocos móviles de gama alta «pequeños», esos rara avis a los que tanto nos gusta sacarles las cosquillas. Ya te adelantamos que, pese a tener algunos puntos débiles, la propuesta parece convincente.

Ficha técnica del Sony Xperia 5 II

Sony Xperia 5 II

Pantalla

OLED 6,1″ FullHD+ (1.080 x 2.520 px)
HDR BT.2020, 120 Hz
21:9, Corning Gorilla Glass 6

Procesador

Qualcomm Snapdragon 865

RAM

8 GB

Almacenamiento

128 GB (+ microSDXC)

Cámara trasera

12 MP (1/1,7″) f/1.7, Dual Pixel PDAF, OIS
12 MP (1/3,4″) tele, f/2.4, PDAF, zoom óptico 3x, OIS
12 MP (1/2.55″) gran angular, f/2.2, 124º, Dual Pixel PDAF

Cámara frontal

8 MP (1/4″), f/2.0

Batería

4.000 mAh

Sistema operativo

Android 10

Conectividad

WiFi 802.11 a/b/g/n/ac/6, dual-band, Wi-Fi Direct, DLNA, hotspot
Bluetooth 5.0, A2DP, aptX HD, LE
A-GPS, GLONASS, BDS, GALILEO

Dimensiones y peso

158 x 68 x 8 mm

Otros

Altavoces estéreo, NFC, IP68, jack 3,5 mm

Precio

899 euros

Diseño: muy Sony, pero bastante cómodo

Sony se mantiene lejos de la línea actual de diseño que siguen la mayoría de fabricantes, para apostar por diseños rectangulares y alargados. Este Sony Xperia 5 II tiene unas líneas idénticas a las de su hermano mayor, el Sony Xperia 1 II, pero en este móvil el tamaño es un gran baza, como veremos un poco más adelante.

La calidad de construcción se deja sentir desde el primer momento. Aluminio, cristal y líneas muy rectas, aunque no incómodas

Este terminal está construido en cristal y aluminio, dejándose notar desde el primer momento que lo sujetamos la buena calidad de construcción. La integración pantalla-marco es sobresaliente, el terminal es delgado, la botonera es bastante sólida y por la parte trasera tenemos un acabado algo reflectante que atrapa demasiado las huellas.

Img 8107

Llama especialmente la atención el trato que se le ha dado a la botonera, mirando el móvil por su lado derecho. Tenemos un total de cuatro botones: volumen, encendido (a su vez es lector de huellas capacitivo), Google Assistant y botón dedicado a la cámara. Ninguno de ellos baila, son sólidos, y el lector de huellas tiene forma alargada para que podamos encajar buena parte del pulgar.

Img 8125
Img 8126

Es destacable asimismo la integración de los altavoces del dispositivo, justo en el hueco entre la pantalla y el bisel. Conforman así una pequeña hendidura en los bordes superior e inferior, ocupando algo más de espacio en el caso del inferior.

El Sony Xperia 5 II no tiene el clásico pincho para la tarjeta SIM, sino que tiene una ranura que podemos quitar para acceder a la bandeja, sin necesidad de herramientas externas

Si miramos la parte superior del dispositivo, tenemos un jack de 3.5 auriculares, mientras que en la parte inferior tan solo encontramos el USB Tipo C. En el lado izquierdo tenemos una bandeja para la SIM. En lugar de sacarse con el clásico pincho, no tenemos más que quitar la tapa, un método mucho más cómodo y rápido. Pese a tener dicha bandeja, el móvil es resistente al agua y al polvo.

Img

Con el Sony Xperia 1 II tuvimos el problema del manejo a una mano y en el uso horizontal, y es que un móvil de más de 16 centímetros en formato 21:9 era demasiado alargado. El Sony Xperia 5 II es muy cómodo a una mano, y no resulta tan incómodo en el horizontal. En este caso la parte superior del dispositivo es relativamente accesible si no tenemos una mano muy pequeña, y las esquinas no nos han resultado incómodas, ya que son algo curvadas.

Img 8113

Si hablamos del ejercicio de compactación, ser tan alargado y tan poco ancho lo convierte en un móvil muy pequeño a nivel de volumen. Se convierte así en uno de los móviles más compactos del mercado, aunque no hay que perder de vista que mide 15.8 centímetros de alto, cifra similar a la de un Huawei P40 Pro y bastante más respecto a un iPhone 11 Pro.

Altura (milímetros)Anchura (milímetros)Grosor (milímetros)Peso (gramos)Pantalla (pulgadas)BateríaSuperficie (cm2)Volumen (cc)
Sony Xperia 5 II1586881636,14.000107,4485,952
Huawei P40 Pro158,272,68,952096,584.200114,85102,79
Sony Xperia 1 II165,171,17,6181,46,94.000117,3989,21
Xiaomi Mi 10 Pro162,574,892086,674.500121,55109,39
LG Velvet 5G167,08747,851806,84.300123,5897,0103
Motorola Edge161,471,19,291886,74.500114,75106,60
Black Shark 3 Pro177,7983,2910,12537,15.000148,11149,59
Nubia Red Magic 5G168,6789,82186,654.500131,51128,88
OnePlus 8 Pro165,374,358,51996,784.510122,9104,47
iPhone 11 Pro14471,48,11885,83.179102,8283,28
En defensa de los móviles pequeños

En cuanto al peso, con tan solo 163 gramos es principal ganador frente a sus rivales de gama alta, que rondan los 200 gramos. Son casi 20 gramos menos respecto a su hermano mayor, pese a compartir la misma pila que este. Pese a ser ligero, la sensación de robustez y buena calidad de construcción se dejan notar, con el único hándicap de lo poco oleofóbica que es la parte trasera.

Por último, destacar que el Sony Xperia 5 II tiene un pequeño LED de notificaciones en su parte superior, el cual no puede configurarse (tan solo activar y desactivar), pero que pone la guinda en un diseño que nos ha gustado bastante.

Pantalla: pequeño en tamaño, grande en tasa de refresco

Img 8114

En este frontal sin perforaciones, notch ni demás soluciones para aumentar superficie frontal, encontramos una pantalla OLED con resolución Full HD+, formato 21:9 y tasa de refresco de 120Hz. Sus 449ppi quedan lejos de los 643 del Xperia 1 II, pero son más que suficientes para que la nitidez del panel sea sobresaliente. El aprovechamiento frontal según GSMarena es del 80.9%, cifra lejana de algunos de sus competidores, aunque el panel no se nota mal aprovechado en ningún momento.

La calibración del color es buena, los perfiles de color soportados muy amplios y la posibilidad de personalizar el balance de blancos muy precisa

La calibración del panel es buena, y las posibilidades de personalización que brinda Sony, más aún. Por defecto el móvil viene en modo estándar, pero podemos activar el modo creador, compatible con el espacio de color BT.2020 y color de 10 bits, más amplio. Del mismo modo podemos ajustar al detalle el balance de blancos, moviéndonos entre un rango de punto blanco entre D50 y D93.

Ajustes Pantalla Sony

En nuestro caso lo hemos dejado tal y como viene por defecto, por la buena fidelidad en color y un balance de blancos correcto. Del mismo modo, hemos activado el modo creativo automático para que las apps compatibles con HDR puedan hacer uso de él. Pese a no ser un panel de muy alta resolución, no son apreciables los píxeles, y disfrutamos visualizando multimedia en todas las situaciones.

Tasa de refresco: qué es, qué ventajas tiene y cómo saber los Hz de tu móvil

Renunciar a la alta resolución viene de la mano de los 120 Hz. Este Sony Xperia 5 II tiene más tasa de refresco que su hermano mayor, por lo que la experiencia en fluidez parece mayor debido al comportamiento del panel. Los 120 Hz se pueden activar o desactivar (vienen activos por defecto), y los hemos notado activos en prácticamente todo momento, sin notables reducciones puntuales para ganar en autonomía.

Respecto al brillo máximo, es más que suficiente para ver el contenido del panel al sol. Del mismo modo, destacamos el buen trabajo con el brillo mínimo, muy bien trabajado para no deslumbrar cuando hay ausencia de luz. El brillo automático trabaja de forma correcta, aunque tiende quizás en exceso hacia los puntos más bajos de brillo.

La latencia del panel y la entrada táctil son sobresalientes, sin ningún tipo de retardo en pulsaciones o escritura en teclado. Sony ha querido llevar algo más allá la experiencia con la pantalla añadiendo sensores laterales en la pantalla. Se trata del clásico menú que aparece cuando deslizamos en el lateral, pensado principalmente para control a una mano. No obstante, no es una función que nos haya sido muy útil, por lo que hemos acabado desactivándola.

Rendimiento: un sobresaliente sin peros de ningún tipo

Img 8111

El Sony Xperia 5 II cuenta con el Qualcomm Snapdragon 865, acompañado de 8 GB de RAM. El rendimiento, sumado a los 120Hz del panel, es exquisito. No hay lag, retardos, problemas con multitarea ni el menor tipo de extraño en este punto. Es capaz de mover propuestas tan pesadas como ‘Genshin Impact’ o mover ‘PUBG Mobile’ con configuración Ultra en gráficos y FPS al máximo.

Sony no sube al carro de los 12 GB de RAM, pero en ningún momento notamos falta de agilidad en multitarea: con 8 GB vamos sobrados (de momento)

En cuanto al calentamiento, parece que Sony hace un buen ejercicio de disipación en este modelo. No hemos notado excesivo calor, ni siquiera jugando durante casi media hora de forma bastante intensiva. El Snapdragon 865 es un procesador propenso a aumentar rápido su temperatura, pero parece que en este modelo el tema de la temperatura queda bien resuelto.

Aquí os dejamos con algunos benchmarks pasados al Sony Xperia 5 II, para que podamos poner su potencia en contexto con algunos de los móviles más potentes del mercado.

Sony Xperia 5 IIXiaomi Mi 10T ProSamsung Galaxy Note 20 UltraSony Xperia 1 IIBlack Shark 3 ProOnePlus 8 ProHuawei P40 ProAsus ROG Phone 3iPhone 11 Pro

PROCESADOR

Snapdragon 865

Snapdragon 865

Exynos 990

Snapdragon 865

Snapdragon 865

Snapdragon 865

Kirin 990

Snapdragon 856+

Apple A13 Bionic

RAM

8 GB

8 GB

12 GB

8 GB

8 GB

12 GB

8 GB

8 GB

4 GB

GEEKBENCH 5 (SINGLE/MULTI)

895 / 3.192

905 / 3.341

872 / 2.463

905 / 3.330

906 / 3.316

885 / 3.136

943 / 2.527

900 / 3.296

1.331 / 3.333

3D MARK (SLING SHOT)

8.932

6.311

8.885

7.330

9.448

8.726

4.074

8.747

PCMARK WORK

9.354

10.694

10.012

9.994

9.878

13.414

9.476

12.656

Un sonido de categoría, aunque no del todo afinado

Img

Este gama alta de Sony, como indicamos en el apartado del diseño, tiene dos altavoces frontales para emitir sonido en estéreo, amén de un jack de auriculares en su parte superior. El sonido es bastante potente y, en general, la experiencia es buena. La experiencia mejora más aún si activamos Dolby Atmos, una función del sistema que potencia la salida de audio. Al ser un terminal tan delgado y quedar los altavoces tan pegados al cuerpo, el dispositivo tiembla un poco cuando está al máximo. No es algo molesto, pero sí curioso.

Ajustes De Audio

Echamos en falta, eso sí, algo menos de distorsión cuando empezamos a pasar del 70% del volumen. Asimismo, la respuesta en graves es algo mejorable y los agudos, si estamos con el volumen al máximo, quedan ligeramente enlatados. Lo que no ha terminado de gustarnos es el sistema de vibración dinámica de Sony. Este móvil es capaz de vibrar al ritmo de las canciones o las series, una función bastante curiosa, pero que acaba molestando más allá de aportar algo. El sistema es bastante insistente mandando notificaciones para que probemos la función, pero queda como algo anecdótico.

Software: más personalización de la que parece

Software

Sony apuesta por Android 10 y una interfaz muy similar a la de Android AOSP: pocos añadidos a nivel visual y menús bien ordenados, sin demasiadas funciones escondidas. Pese a esto, es una capa muy personalizada, con múltiples opciones en las que ahondaremos. Respecto al bloatware, Sony permite escoger qué apps se instalan y cuáles no al configurar por primera vez el teléfono.

Sin llegar a ser excesivas, hay ciertas apps de terceros preinstaladas, aunque en la configuración inicial no queramos bloatware de ningún tipo

Pese a que hemos marcado que no se instale nada, apps como Facebook o juegos como ‘Call of Duty: Mobile’ venían preinstaladas. El escritorio por defecto es algo caótico, con el optimizador de juegos por medio (cuando su sentido viene en que se active cuando jugamos, no en tocarlo antes), accesos al modo multiventana y demás. Esto es fácilmente subsanable, por lo que no supone mayor problema.

Respecto al panel de notificaciones, cajón de aplicaciones y menú de ajustes, la interfaz es bastante similar a la de Android nativo. Encontramos algunos puntos de personalización por parte de Sony que permiten llevar la experiencia un poco más allá, eso sí.

Modo Juego

Tenemos la opción de ‘conectividad inteligente’ para combinar WiFi y 4G, personalización de la pantalla ambiente (Always On Display), ajustes avanzados para la batería como el clásico modo STAMINA, un optimizador de juegos y demás. Respecto a este último, prioriza el trabajo del procesador y la RAM de cara al gaming, aunque no hemos notado una mejora en rendimiento. Es útil para evitar que nos lleguen notificaciones cuando estamos jugando, evitando así distracciones.

En definitiva, tenemos una ROM muy «limpia» y personalizada, sin demasiado bloatware y sin opciones que recarguen la experiencia de usuario. Sony quiere mantener esa experiencia minimalista en el apartado del software, y desde el punto de vista de maximizar rendimiento es una decisión acertada.

Biometría

Img 20201020 181723

Sony ha hecho algunos recortes en el apartado de la biometría. Este Xperia 5 II tan solo cuenta con un lector de huellas es su lateral derecho, el cual funciona bastante bien: rápido y preciso. No obstante, se renuncia al reconocimiento facial en este modelo, ni siquiera contando con uno en dos dimensiones.

Respecto al lector de huellas, nos obliga a sujetar el móvil con la mano derecha cuando vamos a desbloquearlo algo que, incluso siendo diestro, no tiene por qué ser siempre así. Cuando lo cogemos con la izquierda nos vemos obligados a introducir el PIN, algo no muy digno en un gama alta de casi mil euros.

Autonomía: 4.000mAh nunca habían dado tanto de sí

Bateria

El Sony Xperia 5 II incorpora una batería de 4.000mAh. Sobre el papel puede parecer algo pobre, pero los resultados hablan por sí mismos. Con 120Hz hemos logrado superar las 6 horas de pantalla en dos días de uso, en un más que intensivo ciclo con aproximadamente un 60% de conectividad 4G, 40% de WiFi, mucho juego y reproducción de series. Es un consumo excelente que bien podría haberse estirado hasta las 7 u 8 horas de pantalla bajo conectividad WiFi y menor uso de juegos, todo ello con 120Hz.

El Sony Xperia 5 II es capaz de dar dos días de autonomía tanto en 120Hz como en 60Hz. Es un todoterreno en este campo, a pesar de tener «poca» batería

Si bajamos la tasa de refresco a 60Hz, es posible llegar a las 10 horas de pantalla, cifra que no estamos muy acostumbrados a ver en gama alta. Destacar de nuevo que esta cifra se puede lograr en dos días de uso (unas 36h), por lo que si nos centramos en agotarla en un solo día, podemos llevar esta cifra incluso más allá.

Autonomía sobresaliente, acompañada de opciones para cuidar la batería cuando la estamos cargando. Aparte del modo STAMINA, Sony permite limitar el tiempo de carga del teléfono una vez llega al 90%, con el fin de hacer lo más eficiente posible el ciclo de carga. Y hablando de carga, tenemos un cargador Power Delivery de 18W. Este permite cargar el 50% del dispositivo en aproximadamente media hora, aunque la carga completa demora algo menos de dos horas.

Cámaras: versatilidad, una IA que de verdad funciona y un procesado mejorable

Img 20201020 181808

Sony sigue apostando por sensores de 12 megapíxeles, de buen tamaño en píxeles, pero sin rendirse a los sensores de muchos megapíxeles que la propia compañía vende a otros fabricantes. El trabajo de Sony en cámara viene principalmente a manos de la IA y de la fuerza bruta del sensor, aunque el procesado es mejorable, como veremos más adelante. A nivel de configuración técnica, así son las cámaras del Sony Xperia 5 II.

  • Cámara principal con un sensor Sony EXMOR RS de 12 megapíxeles (1/1,7 pulgadas y píxeles de 1,8 µm), con 24 milímetros de distancia focal equivalente y una lente con apertura f/1.7. Estabilización óptica de imagen (OIS).
  • Gran angular con sensor Sony EXMOR RS de 12 megapíxeles (1/2.55 pulgadas y píxeles de 1,4 µm), con 16 mm equivalente y lente con apertura f/2.2. Campo de visión de 124 grados.
  • Teleobjetivo con sensor de 12 megapíxeles con 70 mm de equivalente y lente con apertura f/2.2.
  • Cámara frontal: sensor de 8 megapíxeles (1/4 pulgadas) y lente con apertura f/2.0 y campo de visión de 84 grados.
Las cámaras del Sony Xperia 1 II, explicadas: su nivel fotográfico apunta más alto que nunca para plantar batalla en la gama alta

Las cámaras vienen firmadas por Zeiss, aunque la compañía tan solo ha revestido las lentes para minimizar reflejos e intentar mejorar el contraste. Aparte de esto, Sony hace hincapié en características peculiares de este Xperia 5 II, como el enfoque a través de los ojos de las personas o animales, para mantener el punto de enfoque aunque estén en movimiento.

App de cámara

Camara Sony

En el caso del Sony Xperia 5 II el apartado de software de cámara es algo más extenso: tenemos un total de tres apps para este propósito. Hablemos de la primera: la que más vamos a usar, la app de cámara «al uso». Esta app es bastante simple, con dos pestañas para foto y vídeo, sin accesos para el HDR en fotografía y con una inteligencia artificial muy integrada en lo que se refiere a detección de escenas.

Especial mención a lo poco intuitivo que es el modo retrato (más bien modo desenfoque, como veremos más adelante), que se indica con dos puntos (el trasero un punto con blur). A nivel de ajustes podemos activar cuadrícula, cambiar formato de imagen, mostrar consejos de fotografía y demás. Es una app completa, aunque más tarde veremos que es algo lenta a la hora de tomar fotos, no por la propia app, sino por el procesado de imagen que hace.

Sony aplica IA (reconocimiento de escenas) de forma muy acertada, pero no podemos hacernos una idea de cómo procesará la imagen porque la vista previa muestra algo muy distinto

Hablando de este procesado, hay algo que comentar. Cuando un smartphone va a hacer una fotografía, en la vista previa te muestra algo parecido a lo que tendrás en galería tras el procesado de la imagen. Con la llegada de los procesadores de nueva hornada y los motores neuronales, esta vista previa cada vez es más cercana a la fotografía final.

Obsturador1

Por alguna razón, la vista previa de Sony es bastante pobre. Tanto que en ella vemos imágenes sin apenas nitidez, e incluso con una luminosidad completamente distinta a lo que nos ofrecerá la fotografía final. No es algo grave, pero es un poco frustrante no tener una buena idea de la foto que vas a tomar, ya que lo que ves en galería es bastante distinto.

Apps Camaras Sony

Si hablamos de la app Photo Pro, nos encontramos con los mismos controles que en una cámara profesional de la serie Alpha de Sony. Podemos controlar los puntos de enfoque, ISO, medición de exposición, balance de blancos, velocidad de obturación… Sony ha querido transmitir la experiencia de una cámara profesional al móvil.

La app Cinema Pro ofrece una experiencia similar. Podemos escoger entre varios looks, resolución, ISO, FPS del proyecto, controles de entrada de audio, etc. De nuevo, experiencia de cámara profesional en una app de cámara manual.

En definitiva tenemos una app de cámara que usaremos en el día a día, la estándar, la rápida. Por otro lado, si nos gusta recrearnos con los controles manuales, tenemos dos apps más que completas para que podamos ajustar al milímetro los parámetros de la fotografía.

Cámaras traseras

Detalle Sony1

Disparando en automático, el Sony Xperia 5 II ofrece fotografías ricas en detalle, con un buen rango dinámico, aunque con una interpretación del color mejorable. El ruido se controla bastante bien, y se logra recuperar información de las sombras sin menor problema.

Sony Detalle Xperia1

El HDR funciona de forma automática, sin opción de poder desactivarse en la la app de cámara. Si tenemos un contraluz bastante fuerte, la fotografía queda algo más sucia. No obstante, el control de las altas luces es bueno, aunque el procesado no termina de convencernos, al no ofrecer una consistencia generalizada en las tomas.

Dsc 0062

Por el día, el ultra gran angular se comporta bien. Algún que otro problema con las altas luces pero, en general, la fotografía queda más balanceada. El detalle es inferior respecto al sensor principal, pese a compartir resolución con el mismo.

Dsc 0061

El teleobjetivo también es nítido, y controla bien la luminosidad de la escena. Es el equivalente a un 70mm, por lo que tenemos unos tres aumentos a la hora de hacer zoom. Tampoco hay notables diferencias en velocidad a la hora de disparar con uno u otro sensor, siendo la experiencia satisfactoria, obviando los comentados tiempos de procesado de la imagen.

Camaras Sony1

El trabajo entre ultra gran angular, teleobjetivo y gran angular es bastante consistente en color y rango dinámico. Sony ha logrado que los tres sensores tengan la coherencia necesaria, y a pesar de que tengan distintas aperturas, la experiencia es buena. Tanto es así, que cuando cae la luz, incluso el teleobjetivo y el ultra gran angular se comportan bien.

Nocturna Sony1

Al caer la noche, cae la calidad de la cámara. No obstante, el Sony Xperia 5 II vuelve a hacer un buen trabajo a nivel de detalle. La nitidez no se mantiene consistente y apreciamos que en las esquinas de la fotografía perdemos detalle. No obstante, los resultados son bastante buenos teniendo en cuenta la poca luminosidad de la escena.

Teleobjetivo1

Al teleobjetivo le cuesta bastante enfocar cuando hay poca luz. No obstante, logra rescatar bastante detalle, algo de lo que no pueden presumir todos los tele del mercado. No es un sensor pensado para fotografía nocturna, pero son buenas noticias saber que podremos usarlo y tener una imagen más que digna.

Ultra Gran Angular1

El ultra gran angular se mantiene en la línea del teleobjetivo. Pierde detalle en las esquinas, pero la nitidez es más que suficiente para tratarse de una foto nocturna. El reconocimiento de escenas de Sony es bastante bueno, por lo que tenemos fotografías con un toque extra de exposición y mejora en el contraste cuando disparamos de noche. Nos ha gustado asimismo que Sony no es agresiva con el ruido, por lo que las imágenes no quedan lavadas.

Modo de desenfoque

Retrato1

Sony no tiene un modo retrato al uso, sino un modo de desenfoque bastante generalizado. El recorte no es malo, pero la experiencia es muy artificial. Simplemente aplica un desenfoque general (aunque ajustable) independientemente del objeto y la distancia a la que estemos fotografiando. Sin duda, visto lo bien que cumplen los otros apartados, esperábamos algo más de este modo.

Selfie

Selfie1

El selfie queda bastante abandonado en este Xperia 5 II. Poco detalle, artificial y con mal control del HDR. Además, el disparo es algo lento por lo que, si nos movemos un poco cuando está tomando la foto, esta saldrá trepidada. Junto al modo «retrato», este es uno de los pocos puntos en los que palidece la cámara del Sony Xperia 5 II.

Vídeo

A nivel de vídeo el Sony Xperia 5 II queda por debajo de lo esperado. El trabajo a nivel de rango dinámico es bueno, pudiendo activar y desactivar el HDR a voluntad. No obstante, el trabajo con el color, la poca precisión a nivel de color y la generación de artefactos cuando la luminosidad es excesiva le pasan factura.

Ofrece una grabación digna, así como una estabilización decente, no obstante, queda un paso por debajo de sus principales competidores. Pese a esto, es bastante versátil, pudiendo grabar en cámara lenta, 4K, 1080 HDR y demás.

Sony Xperia 5 II, la opinión de Xataka

Img

El Sony Xperia 5 II nos ha gustado: tiene una gran autonomía, el rendimiento es exquisito y los 120Hz ponen la guinda al pastel. Nos hubiera gustado ver un mejor apartado fotográfico. No es que hinque la rodilla en este punto, pero sin duda queda por debajo de propuestas de la competencia en este rango de precio.

El Sony Xperia 5 II un móvil algo nicho, pero cumple prácticamente punto por punto en lo que se le pide a un gama alta

Se trata de un móvil algo «nicho», para los amantes del modo manual, el formato 21:9 y esa experiencia de usuario tan característica que proporcionan los móviles de Sony. Se suma asimismo al club de los móviles de gama alta «compactos», siendo mucho más manejable a una mano que sus principales rivales y sin superar la barrera de los 16 centímetros.

Queda en manos del usuario decidir si 899 euros es precio competitivo por este gama alta que, respecto a su hermano mayor, tan solo renuncia al 4K, sensor ToF y a los 256 GB de memoria interna, a cambio de apostar al máximo por la tasa de refresco.

8.9

Diseño8,75

Pantalla9

Rendimiento9,25

Cámara8,75

Software8,5

Autonomía9,25

A favor

  • La autonomía es espectacular, nunca 4.000mAh se habían portado así en gama alta.
  • Las apps de fotografía «Pro» son muy completas, una gozada para los amantes de los controles manuales.
  • Es muy fácil de usar a una mano, al no ser muy grande es bastante manejable.

En contra

  • La experiencia fotográfica es mejorable, sobre todo en modo retrato y selfie.
  • El formato 21:9 no es el más cómodo.
  • La falta de pre-procesado en la vista previa es algo molesta.

El terminal ha sido cedido para la prueba por parte de Sony. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.