Inicio Noticiero Digital Stellantis solo contempla una salida para su fábrica de Vigo: despidos, paros...

Stellantis solo contempla una salida para su fábrica de Vigo: despidos, paros en la producción y los PERTE

La planta de Stellantis en Vigo está viviendo uno de sus momentos más complicados. La fábrica, una de las más antiguas de nuestro país (abierta en 1956 por Citroën), ha visto en los últimos días cómo empresa y sindicato han llegado a un acuerdo sobre su futuro. Esto es lo que se ha decidido y lo que llega.


Paradas. Hace justo una semana, la planta de Stellantis en Balaídos volvía a detener su producción. La falta de stock de microchips está de nuevo detrás de esta parada técnica pero los mensajes de la compañía a los sindicatos han sido claros en los últimos meses: sobra gente.

Su Sistema 1, que ensambla los Peugeot 2008, Peugeot 301 y Citroën C-Elysée, ha ido sufriendo algunos parones y se han ido desconvocando turnos en los últimos días. Europa Press recogía que en el fin de semana del 13 al 15 de enero, los trabajadores vieron desconvocados sus turnos y, por tanto, la línea de montaje parada.

Los acuerdos. Después de unas negociaciones que ya hacía tiempo que se extendían en el calendario, Stellantis y sindicatos han llegado a un acuerdo para cerrar un ERE y un ERTE en la planta, aunque con divergencias entre los últimos.

Por ejemplo, el sindicato SIT, mayoritario en la planta, ha aceptado el ERTE y el ERE, igual que UGT. CCOO, por su parte, sólo ha dado el visto bueno al ERE y la CUT ha dado su negativa a cualquiera de los dos pactos.

El ERTE. El acuerdo que a más trabajadores afecta es el expediente temporal de regulación de empleo (ERTE), que la empresa aplica para parar sus líneas de producción. Se prevé una parada de 60 días hasta el 31 de diciembre, que pueden ampliarse a 75 días. Esta bolsa de días puede prorrogarse a 2024 para cumplir el máximo de 75 días.

La medida afecta a 5.000 trabajadores indefinidos que verán reducido su salario y el de los extras al 80% durante los días de ERTE pero cuyas vacaciones se pagarán íntegras. Tampoco se actúa sobre la paga de beneficios que será íntegra.

El ERE. Además del ERTE, otras 100 personas perderán su empleo en un ERE que estará centrado en las bajas voluntarias, especialmente entre los mayores de 59 años. A los que tengan menos de 59 años, se les entregará una indemnización correspondiente al pago en bruto de todo un año por cada ocho años y con un máximo de dos anualidades.

Además, se utilizará la figura del empleado de retorno prioritario. Aquellos que lo deseen podrán acogerse a un despido en el que se entregará un 1,25 veces el salario bruto anual y tendrá preferencia en las contrataciones durante los próximos 36 meses.

Por último, también estará disponible un permiso de salida con retorno prioritario para trabajar en otra empresa o para intentar un proyecto personal que se extenderá 12 o 24 meses. Además, se ha aprobado la figura de un permiso senior de larga duración como puente a una jubilación anticipada voluntaria para los trabajadores de mayor edad.

Mirando al PERTE. Además de estos recortes, Stellantis mira de reojo la aprobación del PERTE VEC a su planta. En la primera convocatoria, el fabricante presentó un proyecto conjunto de modernización de sus plantas de Madrid y Vigo junto a otras 30 empresas, con el objetivo de recibir 45 millones de euros. Finalmente, se adjudicaron 15 millones de euros que, en su mayoría, tenían como destino un taller de baterías en la planta gallega.

Sin embargo, los planes de Stellantis pasan por renovar la planta con 600 millones de euros. Los plazos, sin embargo, jugaron en contra de la compañía y la planta durante la primera convocatoria. El fabricante quiere que el futuro de la planta pase por producir plataformas para coches eléctricos a partir de 2026 pero el Gobierno exigía que las inversiones no se fueran más allá de 2025. Con la segunda convocatoria del PERTE VEC, el Gobierno parece estar dispuesto a flexibilizar este último requisito.

Publicidad