Inicio Noticiero Digital Trump eleva el conflicto tecnológico con China: así es su orden ejecutiva...

Trump eleva el conflicto tecnológico con China: así es su orden ejecutiva para que USA sea líder en inteligencia artificial

Desde que se programó el primer software de inteligencia artificial en los años 50, Estados Unidos ha permanecido como líder en el desarrollo de esta tecnología.

Sin embargo, otras naciones han hecho grandes esfuerzos para avanzar posiciones (como Alemania o Canadá) o incluso para disputarle su posición a los EE.UU (como es el caso de China).

Por ello Donald Trump, tras introducir referencias a las “industrias del futuro” en su reciente discurso sobre el Estado de la Unión, ha querido empezar la semana honrando su política de “America First” a través de la aprobación de una orden ejecutiva que relance el papel de su país en el campo de la IA.

En declaraciones a Axios de Michael Allen (ex miembro del Consejo de Seguridad Nacional estadounidense), “esto tiene un efecto galvanizador y eleva a la IA como una prioridad nacional crítica”.

Según reza el comunicado de la Casa Blanca,

“no podemos quedarnos sin hacer nada mientras aumenta el ritmo de la innovación en inteligencia artificial en todo el mundo y suponer que nuestro liderazgo está garantizado.

Debemos asegurarnos de que los avances en la inteligencia artificial sigan estando impulsados por el ingenio estadounidense, reflejen los valores estadounidenses y se apliquen en beneficio del pueblo estadounidense”.

Para logra eso, plan de Trump descansa sobre 5 grandes pilares:

  • Redirecccionar fondos: La orden ejecutiva da instrucciones a las agencias federales para que prioricen las inversiones en IA, e informen de cómo se gasta este dinero.

  • Establecer estándares: Mandata al National Institute of Standards and Technology (NIST) para crear estándares que fomenten el desarrollo de sistemas de IA “seguros, portátiles e interoperables”.

  • Liberar recursos: Pondrá a disposición de los investigadores datos federales, modelos informáticos y recursos académicos.

  • Reciclar a los trabajadores: Se solicita a las agencias que prioricen la formación de sus empleados con el objetivo de que estén preparados para los cambios provocados por la IA.

  • Compromiso internacional: Se buscará una política de colaboración internacional que garnatice que la IA se desarrolla de manera coherente con los “valores e intereses de los EE.UU”.

Críticas a la política de IA de la Administración Trump

Hasta ahora, Trump había recibido críticas por su no intervencionismo en el campo de la inteligencia artificial, en contraste con la actitud de otros gobiernos (como el chino, que cuenta con un largo historial impulsando y dirigiendo su pujante industria de IA).

El año pasado, sin embargo, el Pentágono envió a la Casa Blanca un memorando solicitando el diseño de una estrategia nacional de IA. Una petición que se ha traducido en el documento firmado ayer por Trump.

Pero éste último tampoco ha estado exento de críticas. Según Jason Furman, autor del informe gubernamental sobre IA elaborado en tiempos de Obama, afirma que la iniciativa de Trump “incluye todos los elementos correctos”, pero que es meramente “aspiracional y poco detallado”.

Y es que, pese a lo elevado de sus objetivos, los detalles sobre cómo lograrlos son vagos, y -lo que es peor- no están calendarizados ni respaldados por una asignación extraordinaria de fondos. Sólo existen difusas promesas sobre un segundo plan más detallado que será presentado dentro de seis meses.

Estados Unidos ha sido ese líder de pelotón que, tras varios kilómetros de relax en los que ha perdido ventaja con respecto a sus competidores, empieza a apretar cuando están a punto de adelantarle. Si no es ya demasiado tarde, sólo el tiempo lo dirá.

Imagen | Gage Skidmore

Temas