37 grados Norte, 001 Oeste

Si en las Vascongadas han sido las ikastolas, en Cataluña la dejadez del Estado en cuestiones de educación, entre otras, y en Galicia la radicalidad del BLOQUE, se puede llegar a comprender la que tienen liada los catalanes por culpa de un Estado blandengue.

Porqué digo esto, pues porque me pregunto ¿qué narices está pasando en mi Cartagena del alma?, conversación que mantuve hace unos días en la barra del bar, lugar donde todos aquellos que después de no ejercer su derecho al voto, solucionan, discuten, y suelen tener la clave a todos los males, hasta que salen por la puerta con sus quintos de cerveza entre pecho y espalda.

Gracias al PSOE, al partido de nuestro alcalde Sr. López y los oportunistas podemitas, en in extremis, en un par de cuartillas y al filo de la campana firmaron un acuerdo de gobierno a la catalana, con el objeto de echar al PP., como ya saben lista más votada.

Un alcalde que me retrotrae a mi niñez, cuando mi madre y su hermana se enzarzaban con Cartagena y Murcia, después de habernos trincado la deliciosa paella dominguera de pollo, como en Fortunata y Jacinta. Era muy niño, tan niño que a mis cansados 55 años ya no pude ni votar la Constitución de 78, pues me faltaron algunos meses para alcanzar la mayoría de edad. Aunque ya llevaba casi dos años sirviendo a mi patria. Cosas de la vida.

Estos cantonales de medio pelo que vuelven a las andadas con la Provincialidad de Cartagena, a dar discursos, de porque se llama el Puerto de la Cadena, o se niegan a ir a Murcia a celebrar el día de la mal nacida Comunidad de Murcia.

Han conseguido que se vuelvan a ver pintadas en las fachadas, “CARTAGENA NOT IS MURCIA”, señales de tráfico que le colocan el indicativo a “FURCIA” o pintadas como: “MURCIANO YO, Y UN PIJO”. Menudo energúmeno.

Son a estos los que los tertulianos llaman la generación mejor preparada de la historia de España, con siete leyes de educación de la PROGRESIA, ¡MANDA HUEVOS! …es de recordar que estos, en los comienzos llegaron a gobernar, y que salieron del gobierno presuntamente por meter la mano en la caja, ya de aquella. Y para colmo el negocio consiste en que, el próximo mes de julio saldrá de la alcaldía, para que entre la vicealcaldesa del SOE. Y parece ser que el señor alcalde se reserva la Concejalía de urbanismo.

Hacía más de treinta años que no se veía en Cartagena estas chuminas. Esto es lo que ha traído la nueva política y los nuevos podemitas, podemitas de la generación del frigorífico con luz, que no se han comido un bocadillo de mortadela en su vida, porque son de los que podían comer aquel llamado jamón dulce, ahora de york.

Cómo no van a estar los catalanes como están, si estos Anales y Fabetos, no recuerdan que en el casco antiguo de Cartagena quedaron diez o doce casas en pie, lo que sufrió la población y para lo que sirvió el Cantón, Lo mismo se les ocurre volver a solicitar incorporarse a los EE.UU. del Maese Trump.

Loading...