El PSOE tiene la clave: pena y miedo por el secuestro separatista de Cataluña

Da pena y miedo. Más pena que miedo real porque el miedo verdadero lo deberían tener quienes son responsables de la sedición-secuestro separatista de Cataluña. Un millón de catalanes independentistas quieren imponer su voluntad a 47 millones de españoles.

Ayer llegaron los Hombres de Rajoy/Harrelson al corazón de la Generalitat (hasta ahora Camiño O Xeitoso como la muñeira) con inspecciones, recolección de pruebas y detención de dirigentes del segundo nivel del Gobierno catalán. Objetivo: desbaratar el referéndum ilegal del 1-0.

Ergo: sin papeletas ni urnas ni censo ¿de qué hablamos? De una insurrección amañada por el uso y abuso del Estado de Derecho en el que las instituciones catalanas y sus representantes incumplen la Ley. En este caso el miedo escénico o el miedo a perder su patrimonio económico y político, hace que sea la masa amorfa, la masa la que asume la responsabilidad Civil y Penal. Craso error. La cadena de ilegalidades de miles de individuos será registrada y pagarán conforme a su responsabilidad, según la ley.

No hay otra… ¡Oh, la revolución!: que pague los impuestos Rita la cataora.

Se puede vivir de la ilusión, de una realidad imaginada, incluso, visualizada por la hipnótica TV3 catalana con más de 300 millones de euros de presupuesto en 2017. Mucho periodista, mucho productor, mucho artista millonario desea la independencia de Cataluña ¿Para qué? Quizá para ganar, todavía, más que los Roures, Mainat, Sardá, Benet, entre otros.

España, me da la impresión, por su historia de 500 años supera los juegos de trileros que buscan su enriquecimiento, perdonar las culpas por corrupción política y quienes piensan que lo que no se consiguió nunca antes lo pueden lograr ahora vacilando al personal.

Podemos, cuanto peor-mejo, trata mientras “podamos” ocupar posiciones para alcanzar el Poder. Podemos es uno y trino como Dios. Patriotas nacionalistas españoles y partidarios del derecho a decidir. No encuentra hueco. El joven Pablo Iglesias no se ha visto en una así para mostrar sus dotes de estadista. Hasta ahora, poco avispado: “En España hay presos políticos” fue su totalito para TV ante las detenciones de ayer.

El PSOE tiene la clave a la salida política de la crisis de Estado que sufre España. Referéndum, una quimera superada el dos de octubre cuando se haya visto la potencia coercitiva del Estado en cumplimiento de la Ley. La unidad de España merece la pena.

Adjunto algunos comentarios realizados hace más de un año sobre lo que vivimos hoy.

Como ha dicho Felipe González, “no estoy preocupado” por lo que pasa en Catalunya.

Junio 2016. “Quien crea que puede hacerse con el gobierno de la Nación sin ganar las elecciones con suficiencia va dado”. (Referido a Pedro Sánchez).

La Unidad de España es premisa sine qua non para construir cualquier componenda de Gobierno en Madrid. (Antes se convocarían elecciones generales).

La Ley es la ley y las decisiones judiciales han de cumplirse suspendiendo, en su caso, funciones a la mitad de las instituciones catalanas que incumplan la ley y de los cargos institucionales que lo hayan instigado. (Lo que hoy sucede).

Se habla de un soft boicot a productos catalanes, desde CaixaBank a embutidos Casa Tarradellas. Esta sería la vara verde que no se ha utilizado hasta ahora. Cataluña no es nada sin España y España no sería una gran nación sin Cataluña. (No se ha producido).

El PSOE abocado a la división… To be or not to be?

Julio 2016. That´s the question. Felipe González adaptó al PSOE histórico al nuevo campo de juego en 1980. Desechó el término marxista, absorbió al PSP de Tierno y votó SÍ a la OTAN. A continuación, fue presidente del Gobierno 14 años.

Es muy probable que el PSOE se diluya por la incapacidad de negociar con el PP y por las ansias de absorción de Podemos. Es más, puede llegar a dividirse en varios grupos como ya ha pasado en el PSC catalán.

To be or not to be? Tha´s the question.

Loading...