La atrevida ignorancia internacional

Una Provocación, lo que está pasando en Cataluña es, sencillamente, una permanente provocación y un chantaje. Una gente que ha perdido la conexión con la realidad está tratando de provocar la intervención, el corralito, la violencia, el incendio internacional.

Si algo está poniendo de manifiesto el coñazo separatista es la ignorancia de algunos dirigentes europeos cuando se trata de hablar de asuntos que suceden en otros países por socios y cercanos que sean, aunque se hayan ido corrigiendo al acercarse el Consejo europeo de Bruselas de hoy viernes 20 de octubre.

De la misma forma que no se aprende en profundidad una lengua con todos sus detalles y matices si no se vive instalado en ella, algunos corresponsales que llevan en España 20 años están revelando un desconocimiento supino de lo que el nacionalismo separatista está perpetrando en España.

Asi el periódico The Guardian, con el numero de heridos del 1-O que acaba de rectificar sabiamente, o el prestigioso The Economist que en este asunto parece haber intercambiado sus papeles con el Jueves o Charlie Hebdo. Éstos últimos han puesto el dedo en la llaga y el primero ha escrito una payasada.

Cierta prensa internacional insiste en el morbo de los eventuales disturbios y obviedades que no ahondan en la verdadera causa y el desafío de este el golpe de Estado ademas de la deriva radical y sin ley de este proces revolucionario, esta huida hacia adelante de la corrupción del régimen pujolista durante casi cuarenta años aún por juzgar y ahora los radicales queriendo repartirse el botin y revolver en la carroña.

Cómo será la cosa que a la vista de este personal y su modo de conducirse tramposo, de atrevimiento insólito, ignorancia mayúscula y temeraria carencia de preparación para los negocios públicos, casi 1000 empresas han puesto pies en polvorosa a la vista de lo que están haciendo con la Constitución y la ley los bolcheviques que están asaltando el poder en Cataluña con la ayuda de algún menchevique descolgado.

Por eso a los líderes europeos, que ahora parecen estar donde tienen que estar, cuando se lanzan a pronunciarse, salvo que se ciñan al guión, se les escapan los detalles.

Otra cosa son las idioteces de personajes que queriendo llamar la atención hablan de mediación como el primer ministro belga, más que flamenco felón, abogando por una solución dentro o fuera de la Constitución, Maduro o Berlusconi, que no hubiera enviado a la guardia civil, que se descalifican a si mismos y no digamos Putin de venganza por lo de Ucrania.

O en España los cómplices, Iglesias, Garzón y la Colau, peores aún que lo separatistas mismos, por que a la deslealtad añaden la traición.

La ignorancia es libre y muy atrevida y todos participamos. Al nacional le pueden perder los sentimientos y las emociones, pero cuando tan delicados asuntos suceden en otra nación los dirigentes y los corresponsales deberían hablar siempre con voz de caldera y pies de plomo.

Autoridades y dirigentes europeos e internacionales, Sres. corresponsales, Señoras y señores: Ahora por fin llega el respaldo inequívoco. Pero no se confundan. El nacionalismo separatista catalán es un virus. Un virus revolucionario que para su propagación busca una continua provocación. Y no hay más.

Loading...