La ‘Operación Jaque Pastor’: cuando Errejón conspiró contra Pablo Iglesias

De todas las mentiras que soltó Pablo Iglesias en ‘El Objetivo’ con la venia de su presentadora Ana Pastor la mejor fue: “En Podemos no se conspira, se debate”.

Es para escribirla en un post-it y clavársela con un puñal en la espalda a Sergio Pascual, fulminado por Iglesias al ser pillado ‘in Telegram’ tejiendo desde Madrid movimientos conspirativos para derrocar al macho alfa.

Todo empezó cuando Ana Pastor, que no es tonta, le preguntó varias veces a Iglesias si la conspìración errejonista para tumbarle que contó el pingüino Enric Juliana en La Vanguardia en su artículo ‘Conspiraciones de enero’ del 22 de enero 2017 era cierta.

Juliana, que tiene línea directa con Iglesias, cuenta cómo el líder de Podemos descubre una conspiración denominada ‘Jaque Pastor’ los errejonistas en Madrid para presionarle a pactar con Pedro Sánchez y restarle fuerzas en Madrid.

“En enero del 2016, cuando Podemos debatía qué hacer ante la candidatura del socialista Pedro Sánchez a la investidura, el entorno de Pablo Iglesias detectó unos mensajes de Telegram del secretario de organización Sergio Pascual en los que se hablaba de la “operación jaque pastor”.

Tiraron del hilo y llegaron a la conclusión de que Pascual estaba moviendo piezas para provocar un cambio en la dirección del partido en la comunidad de Madrid. Sin el apoyo de Madrid, Iglesias podía ser hombre muerto en el futuro congreso de Podemos. Mate pastor”.

Pastor insistió pero Iglesias se negó a responder. Porque la historia que narra Juliana es verdadera de cabo a rabo: me la contó tal cual hace meses un alto dirigente de Podemos en un aeropuerto de Bruselas. Y así lo conté en varias tertulias.

A partir de ese día, Podemos está partido en tres pedazos. La ‘fábrica de amor’ ahora solo produce odios e inquinas. En cada esquina hay un puñal esperando cortar el aire como un exhalación.

Muchos creímos que Errejón no tenía ninguna posibilidad ante el ‘macho alfa’, dueño de los resortes de poder dentro del partido. Pero el #AsínoÍñigo, las purgas de Ramón Espinar y los gestos autoritarios de Iglesias y sus matones (Monedero, Echenique y ‘Yoko Ono’ Montero) despertaron los miedos de Vistalegre I.

En aquel congreso Podemos dejó ser un partido ‘de la gente y los círculos’ para convertirse en  una ‘maquinaria electoral’. Como dice al anticapitalista Miguel Urban, otro crítico de Iglesias, en una recomendable entrevista en CxT,  “Vistalegre I fue un cierre en falso”.

Se perdió Madrid pero se puede ganar Vistalegre II. Todo dependerá de si apoyan o no los documentos de Organización y Estrategia Política que sellarán el destino de Iglesias. El líder sigue amenazando con irse si no gana mientras juega con su boli de varios colores.

Errejón sabe que si no gana en Vistalegre está sentenciado: “Es posible que yo no siga siendo secretario político si gana el proyecto de Pablo”.

La socialdemocracia se ha suicidado y los que se las prometían felices soñando en ocupar su espacio se matan a navajazos entre ellos. Yes, we Trump.

Loading...