Mariano Rajoy: ‘La unidad de España no se negocia’

MARIANO Rajoy aprovechó este 12 de febrero de 2017 su intervención en el acto de clausura del XVIII Congreso Nacional del PP, donde fue elegido por cuarta vez líder del partido, para lanzar un diáfano y contundente mensaje a los independentistas catalanes.

El presidente del Gobierno recordó, en primer lugar, que tanto la soberanía nacional como la unidad de España no son negociables, puesto que conforman el núcleo constitucional sobre el que se asientan la democracia y el Estado de Derecho, y, en segundo término, que no permitirá la celebración del referéndum secesionista que pretende llevar a cabo la Generalitat, ya que la primera y principal labor del Ejecutivo -y, en teoría, de cualquier representante público- es «cumplir y hacer cumplir las leyes» ( Rajoy deja las cosas claras a Puigdemont: “No vamos a admitir ningún referéndum”).

La advertencia de Rajoy no por más repetida deja de ser relevante y oportuna, dado que los separatistas amenazan con celebrar una nueva consulta este año, lo cual, sin duda, será uno de los grandes retos que afrontará el Estado.

El nacionalismo catalán debe tener claro que la disparatada deriva que en su día inició Artur Mas y ahora continúa su sucesor en el cargo, Carles Puigdemont, con la inestimable ayuda de ERC y los antisistema de la CUP, está condenada al fracaso porque es ilegal, antidemocrática e inconstitucional.

Lo único que ha logrado el independentismo es crear un contexto de inestabilidad política, profunda división social y grave deterioro económico cuyas consecuencias están pagando todos los catalanes.

Y ello con el único fin de perseguir una utopía ruinosa que, entre otros efectos, supondría la salida del euro y de la UE, así como la imposibilidad de sostener los servicios públicos esenciales.

El diálogo y la negociación son necesarios y bienvenidos en política, pero siempre desde el estricto cumplimiento de la Ley y el respeto a la Constitución.

Loading...