Todo explotó con los delitos que se cometieron los días 6 y 7 de Septiembre

Llevamos meses hablando y escribiendo del artículo 155 de la Constitución Española, pero salvo los juristas y estudiosos, pocos lo conocen, por lo que vamos a exponerlo aquí textualmente para que quienes lean este artículo sepan exactamente lo que dice, esto no quiere decir que sin tener conocimientos jurídicos se interprete correctamente porque, además, estamos viendo que algunos periodistas a los que se les llama analistas, tampoco lo interpretan, o no lo conocen, pero sí lo discuten y opinan en los platós de TV.

Artículo 155. 1 ” Si una Comunidad Autónoma no cumple las obligaciones que la Constitución Española u otras leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en caso de no ser atendido, con la aprobación de la mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquella al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general.

155. 2 Para la ejecución de las medidas previstas en el apartado anterior, el Gobierno podrá dar instrucciones a todas las autoridades de las Comunidades Autónomas”.
Como en la mayoría de las normas jurídicas no existe unidad de criterio en su interpretación como vemos a diario. No obstante me atrevo a hacer un breve comentario.

Este artículo los redactores de la constitución no lo desarrollaron en las competencias que podría asumir el Gobierno, plazos para tramitar y aplicar las funciones a asumir y, procedimiento de desarrollo para la aplicación del artículo 155, facilitando el legislador su aplicación democrática pero sin trabas para intervenir en supuestos de conflicto como el que está ocurriendo en Cataluña.
La Constitución exige para la aplicación por el Gobierno del artículo 155, que requiera al Presidente de la Comunidad Autónoma, sino se aviene, que lo solicite al Senado y éste la apruebe por mayoría absoluta.

Nada más es necesario hacer como se aprecia en la redacción del artículo, pudiendo entonces el Gobierno “adoptar las medidas necesarias” para obligar a la Comunidad Autónoma al cumplimiento forzoso de sus obligaciones. Ahí está la clave de la intervención, en las “medidas necesarias” que se adopten. En democracia no pueden adoptarse medidas que atropellen la legalidad de la Comunidad Autónoma, sino medidas que reviertan a la legalidad, para volver a recuperar la seguridad jurídica.

Entendemos que este artículo se tenía que haber aplicado hace ya tiempo. Rajoy se ha demorado en exceso, no ha aplicado el principio de oportunidad, y por desgracia, según creo eso se va a pagar. Se ha equivocado en la aplicación de principios, ha escogido el de proporcionalidad.

Qué proporcionalidad se aplica en un Golpe de Estado que dura ya unos pocos meses. Ese error ha llevado a la ampliación de la Crisis Catalana, acoso, inseguridad jurídica, fuga de capitales desarrollo de los problemas que han provocado y calentado Puigdemón, Junqueras, Arturo Mas, Forcadell, José Luis Trapero, los Consejeros de la Generalidad, ANC y Omnium, todos se han ampliado, dividiendo a los catalanes y provocando enfrentamientos en las personas, familiares, amigos, compañeros de trabajo independentistas y no secesionistas.

Todo explotó con los delitos que se cometieron los días 6 y 7 de Septiembre. Votaron la nulidad de la normativa legal española, votaron una ley de Referéndum y otra ley de Desconexión se saltaron las normas que regulan el Parlamento Catalán, cambiaron el Orden del Día en el Parlamento contra la opinión de casi el 50% de los parlamentarios, que a la hora de votar que se ausentaron del Hemiciclo.

El 1 de Octubre actual nos tomaron el pelo a todos, a los españoles, a los jueces, al Gobierno, la Guardia Civil, la Policía Nacional, intoxicaron la prensa internacional con falsedades, aportaron agresiones policiales falsas, fotos y videos que no correspondían, eran anteriores a la crisis, eran incluso agresiones de los mossos el 15 de Mayo y no de la Guardia Civil, que por cierto mientras realizaban su trabajo por mandato judicial en la Consejería de Economía los guardias civiles fueron retenidos por la izquierda radicar y no podían salir. Esa noche la Secretaria del Juzgado presente en el registro de la Consejería, a la que protegían, tuvo que salir por la azotea.

La Generalidad ha venido actuando impunemente desde que comenzó a organizar esta crisis Arturo Mas en su discurso de toma de posesión como Presidente de la Generalidad el 20 de Diciembre de 2010. Han creado embajadas, funcionariado, mossos, que han actuado en la crisis más obstruyendo que obedeciendo las órdenes judiciales, han subvencionado a Omnium Cultural y ANC, sus dos líderes en la cárcel acusados de sedición; han pactado con los anarquistas de la Cup han enfrentado a los catalanes, han hecho vídeos falsos contra la policía que han promocionado internacionalmente con la artista Ana Maruny. Pugdemont, Junqueras y Forcadell han cerrado el Parlamento, han destrozado tres coches de la Guardia Civil. ¿Aque esperaba el Gobierno para solicitar la aplicación del artículo 155 de la Constitución?. Mientras más se tardara peor.

Lo que ha venido ocurriendo en Cataluña entra en varias figuras del Código Penal. Además se ha violado la Constitución Española, el Estatuto de Autonomía, los Reglamentos del Parlamento Catalán. Si se lee el artículo 155 de la Constitución, transcrito al principio, se ve que lo que ha estado pasando daba motivo para aplicarlo, pero la paciencia de Rajoy no le ha permitido hacerlo, y ahora las mentiras, la falsedad, la publicidad falsa de Puigdemont da lugar a que ahora al aplicarlo los separatistas, victimas ellos, llamen al Presidente del Gobierno golpista.

Plazos: Rajoy puso una carta a Puigdemont preguntándole si había declarado la independencia para aplicar el ya célebre artículo 155. Le contestó cachondeándose y con chulería sin decirle ni que sí ni que no. Rajoy volvió a escribir a Puigdemont dándole otro plazo, lo mismo en su respuesta, pero además amenazando al Presidente del Gobierno de España con que si aplicaba el 155 él declararía abiertamente la Independencia de Cataluña.

Hoy, día 21, el Consejo de Ministros extraordinario, tras los dos requerimiento hechos a Puigdemont acuerda la aplicación del artículo 155 y el Gobierno remite escrito al Senado con las medidas que adoptará el Gobierno aplicando el artículo 155 de la Constitución. Se reúne la Mesa del Senado y se convoca otra reunión de la Comisión de las Autonomías para pasado mañana. Luego otro plazo tras la reunión de esta Comisión dando otros dos días para que alegue Puigdemont. Luego el Senado le comunicará al Gobierno la aceptación -supongo-para aplicar el artículo 155. Después el Gobierno se dirige ya a Puigdemnont y lo inhabilita a él y a su Gobierno. Mientras, todos indignados, y la mitad de los catalanes que lo están sufriendo más directamente señalados. Y el tejido empresarial catalán descomponiéndose y marchándose de Cataluña.

Tanto plazo para qué, es que se cree Rajoy que va a parar la rebelión a la que ya han llegado?. En mi artículo publicado en este diario el 24 de Septiembre de 2017 “Cataluña viola la Constitución Española”, demostraba que habían violado los artículos del Título Preliminar de la Constitución Española, y en otro artículo que me publicaron aquí el 30 de Septiembre de 2017, víspera del referéndum ilegal que titulaba “Tarradelllas y la deriva soberanista”, me quejaba de lo que estaba pasando y lo que pasaría. Y pasó. Entonces para qué tanto plazo, si además la aplicación del artículo 155 es de muy fácil aplicación como hemos visto. Ahora han dilatado el proceso de aplicación, pero por que han querido.

Para concluir, esta crisis podría haberse resuelto en tres días como se aprecia en el artículo 155 de la Constitución: Se requiere al Presidente de la Comunidad Autónoma, si no se aviene, se comunica al Senado, éste convoca al Pleno, se aprueba por la mayoría absoluta senadores del PP, de Ciudadanos y del PSOE, y al tercer día se interviene la Generalidad, o Puigdemont vuelve a la legalidad y la gran mayoría tranquilos y felices por el cierre de la crisis, salvo, los independentistas, los radicales, y los antisistemas de Podemos.

Puigdemont y su equipo han metido a España en un problema, que ojalá me equivoque, pero puede ser muy grave. Había que haberlo resuelto antes y las consecuencias hubieran sido de un calado inferior. Ahora es cuando vamos a ver los resultados; me estoy refiriendo a las movilizaciones, agresiones y destrozos. Espero que se imponga la cordura.

Juan Ángel Torres Castro
Abogado
Ex Director General de la Consejería de Sanidad y Seguridad Social de la Junta de Andalucía

Loading...