Cerro San Cristóbal: Ninguna municipalidad se responsabiliza por el accidente

César Takeuchi

César Takeuchi

El colmo. Ni el municipio de Lima ni el del Rímac quieren asumir responsabilidad alguna por el fatal descarrilamiento de la unidad turística de la empresa Green Bus, ocurrido el domingo en la bajada del cerro San Cristóbal, en el Rímac, a la altura de la alameda Los Bobos.

Álvaro Castro, gerente de Transporte Urbano de Lima, manifestó que el Rímac tiene un convenio vigente hasta diciembre de este año con Green Bus para realizar este tipo de servicio.

Afirmó que la administración de las vías del cerro San Cristóbal y la fiscalización de estos vehículos le corresponden a dicha comuna.
“Pueden hacer obras, disponer de medidas de seguridad y señalización. Si los buses representan riesgo, la autoridad para restringir su circulación es Rímac”, indicó.

En tanto, Shirley Mozo, directora del Programa de Reparación del Centro Histórico del Rímac, dijo que dicho convenio no llegó a ejecutarse y quedó sin efecto el año pasado.

“Queríamos tener la administración del lugar para diseñar rutas y (los buses) puedan ir por donde era conveniente. Pero la Alcaldía de Lima ya les había dado permiso para transitar por toda la capital. Si los fiscalizábamos, hubiéramos cometido una falta, porque no tenemos esa competencia”, sostuvo a Perú21.

Por otro lado, Víctor Ayala, dueño de Green Bus, confirmó que existe un convenio vigente con la comuna del Rímac. Además, se les autorizó colocar stickers a estas unidades con el logotipo del mencionado municipio.

Al respecto, Edward Álvarez, abogado de la empresa, afirmó también que el Rímac les cobraba S/3,000 por el derecho a realizar este paseo turístico.

Otro asunto a tomar en cuenta es la estrechez de las calles en el lugar, lo que, según vecinos, hacía presagiar que una tragedia como la del domingo podría ocurrir en cualquier momento.

Durante un recorrido por la zona, Perú21 recogió la declaración de José Salinas, quien vive en la cuadra 1 del jirón Los Corregidores, quien sostuvo que “hace dos años un camión se estrelló en mi casa y mis hijos casi terminan lastimados”.

Algunos de los puntos críticos se encuentran en el cruce de la avenida San Cristóbal con el pasaje Pizarro, San Cristóbal con el pasaje Bolognesi y San Cristóbal con el jirón Los Corregidores.

Estas vías no cuentan con ningún tipo de señalización. Por tal motivo, son utilizadas por los conductores de buses, autos, mototaxis y hasta camiones, como una pista de doble sentido.

Dos chilenos fallecidos

En tanto, el Ministerio de Salud (Minsa) confirmó que hay dos chilenos entre los nueve fallecidos. Ellos son Oswaldo Encina Fernández y Johana del Pilar Soto Cáceres.

Además, figuran Santos Ramírez Peña, Martha Chevarría de Torres, Alexander Condori Ambrosio, Eladia Ruiz viuda de Malásquez, Justina Oviedo Taracaya, Harver Apagueño Simarra y una mujer no identificada. Los heridos son 57.

Datos

Los alcaldes de Lima, Luis Castañeda, y del Rímac, Enrique Peramás, fueron citados hoy al Congreso para que den explicaciones sobre el accidente.

La Fiscalía investiga el caso y declaró detenido al chofer, Goytzon Bravo.

Seis miembros de familia iban en bus

Zenia Ambrosio Roque (35) resultó herida en el accidente del cerro San Cristóbal junto con su esposo, Lizardo Condori Caballero (39), y tres de sus hijos –Sandro (9), Thiago (6) e Ishua (10 meses). El cuarto, Alexander Condori Ambrosio (18), murió.

Celia Ambrosio, hermana de Zenia, pidió ayuda económica urgente pues sus sobrinos –que se encuentran fuera de peligro– han quedado totalmente desamparados. Sus padres permanecen internados en el hospital Arzobispo Loayza. Están graves.

En tanto, el cuerpo de Alexander Condori Ambrosio fue retirado la tarde de ayer de la Morgue Central de Lima por sus familiares. De acuerdo con la declaración de su tío, Never Avilés, el muchacho estudiaba en la Universidad San Ignacio de Loyola.

Conductor de unidad tenía seis papeletas

Goytzon Bravo Tocas (30), chofer de la unidad de Green Bus que se desbarrancó el domingo en el cerro San Cristóbal, tenía seis papeletas, las que fueron impuestas en los últimos cuatro años. Cuatro de ellas fueron colocadas por faltas graves y tres están pendientes de pago.

Destacan una por no llevar cinturón de seguridad ni hacer que sus pasajeros lo lleven y otra por abandonar a sus pasajeros con el bus en movimiento. Actualmente, Bravo está hospitalizado en la clínica Maison de Santé.

Por otro lado, en la página web del Servicio de Administración Tributaria (SAT) figura que el bus causante de la tragedia –de placa ACE-920– tenía registradas cinco papeletas, las que corresponden a los años 2016 y 2017.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.

Loading...