Usan teléfonos públicos robados para extorsionar y no ser detectados

Si recibe una llamada de un teléfono de más de nueve dígitos, tenga mucho cuidado. Podría tratarse de delincuentes que roban estos aparatos públicos, adulteran su sistema y luego los emplean para extorsionar y estafar.

La Policía incautó ayer 40 de estos equipos que permanecían instalados en las fachadas de viviendas, bodegas, farmacias y locales comerciales de Ate y El Agustino.

El coronel PNP Leoncio Mejía, director de la División de Investigación de Delitos contra la Seguridad del Estado, informó que los delincuentes se apoderaban de los aparatos y les instalaban un “transformador” para que dejaran de funcionar a través de la línea convencional. Es decir, tras la adulteración, las llamadas se hacían vía Internet, explicó.

El oficial señaló que estas llamadas no pueden ser detectadas por las empresas de telefonía. “Es imposible llegar a los delincuentes que usan estos aparatos. Si usted devuelve la llamada, verá que no obtendrá respuesta”, sostuvo.

Sabía que

  • La Policía Nacional informó que tiene identificados a ocho sujetos que usaban estos aparatos para extorsionar.
  • Estos teléfonos fueron decomisados en el centro comercial Las Brisas, en Ate Vitarte, y en los alrededores de Puente Nuevo, en El Agustino.

Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.

Loading...