Cefaleas: el «oculto» dolor de cabeza

En España la migraña afecta, según los últimos estudios, a aproximadamente un 12,6% de la población, lo que supondría más de 5 millones de afectados en nuestro país, de los cuales 1,5 millones la sufrirían de forma crónica, es decir, experimentan dolor de cabeza más de 15 días al mes. «Además, la migraña es una enfermedad muy incapacitante», explica el jefe de la Unidad de Cefaleas del Hospital Clínico Universitario de Valladolid, Ángel Luis Guerrero.

No obstante, según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), más de un 70 por ciento de los pacientes con migraña presentan una discapacidad grave y un 14 por ciento, moderada. La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera a la migraña como una de las diez principales causas de discapacidad.

«Sin embargo, a pesar de su prevalencia y de la discapacidad que provoca, continúa siendo una enfermedad mal tratada y poco diagnosticada», señala este experto, quien a lo largo de su amplia trayectoria profesional ha podido comprobar que entre las causas se encuentra «una tendencia a la automedicación».

«A pesar de su prevalencia y de la discapacidad que provoca, continúa siendo una enfermedad mal tratada y poco diagnosticada»

Se calcula que alrededor de la mitad de los pacientes con migraña se automedican con analgésicos sin receta. Este hecho, unido a la falta de diagnóstico y tratamiento, así como a otros factores como el sobrepeso, la depresión o los trastornos de sueño, hace que, cada año, un 3% de los pacientes con migraña cronifique su enfermedad y que un 6% de los pacientes pase de tener una migraña episódica de baja frecuencia a una de alta frecuencia. Además, según el estudio PRIMERA, realizado por el Grupo de Estudio de Cefaleas de la SEN sólo un 17% utiliza una medicación correcta para el tratamiento sintomático de las crisis de migraña y aproximadamente un 25% de los pacientes que consultan por migraña necesita tratamiento preventivo, aunque sólo un 5% lo recibe.

En el caso de los pacientes locales, el doctor Guerrero añade, además, «que la mayoría son mujeres que por su carácter asumen esta realidad como algo que deben soportar». Según datos de la SEN, al menos un 25% de los pacientes no ha consultado nunca su dolencia con el médico y podrían existir más de un 40% de pacientes sin diagnosticar.

«Alrededor de la mitad de los pacientes se automedican con analgésicos sin receta»

Para este profesional, resulta importante que la sociedad sepa que existen tratamientos «altamente efectivos, tanto a nivel preventivo como para atajar el dolor provocado por las crisis», por lo que aconseja acudir cuanto antes a su médico de Atención Primaria. «Estos especialistas están perfectamente preparados para abordar a los pacientes migrañosos además de realizar su seguimiento», añade Guerrero.

El abordaje temprano adquiere mayor importancia, según este neurólogo, en la población más joven. «No es infrecuente recibir en nuestras consultas a jóvenes que llevan sufriendo migrañas durante más de diez años sin haber recibido ningún tratamiento específico o haber sido diagnosticadas, cuando es relativamente sencillo abordar el problema en los primeros años y reducir notablemente los episodios de dolor y su intensidad».

En lo que se refiere a dicho tratamiento, el doctor Guerrero destaca el peligro del abuso que se está haciendo de los opiáceos y los analgésicos, «que en ningún caso son efectivos ni están indicados para este tipo de dolencias». Por el lado contrario, destaca el uso de triptanes, o incluso la aplicación de toxina botulímica en casos muy específicos donde otros tratamientos han fracasado. «Lo que debemos tratar de evitar es aquellas prácticas que no están indicadas, bien porque no se han referido como efectivas o porque no existen evidencias científicas de su validez».

El jefe de la Unidad de Cefaleas del Hospital Clínico Universitario de Valladolid, Ángel Luis Guerrero
El jefe de la Unidad de Cefaleas del Hospital Clínico Universitario de Valladolid, Ángel Luis Guerrero

En este sentido nos encontraríamos con la aplicación de la técnica de acupuntura, que a pesar de no contar con estudios serios que demuestren su efectividad sí que cuentan con un número importante de pacientes que optan por esta milenaria medicina china. «Si bien es cierto que el uso de un tratamiento farmacológico redujo mis migrañas de 10 días al mes a 3 ó 4, y que los triptanes son muy efectivos para aplacar el dolor, siempre buscas poder reducir aún más este problema», explica Luisa Alonso, quien después de oír muy buenas críticas del doctor Adolfo Argüello, decidió probar suerte. «No podría decir que la acupuntura haya sido lo único que haya mejorado aún más mis migrañas, porque también he modificado mi dieta y mis hábitos de ejercicio físico, pero lo cierto es que ahora hay algún mes que no tengo ni una sola crisis y la mayoría de ellas son muy leves», asegura esta mujer.

Argüello lleva 25 años realizando esta técnica en su consulta privada, pero reconoce que no existe nada científico que pueda demostrar su validez «salvo sus 2.500 años de existencia como práctica sanatoria», y los casos de mejoría de sus pacientes que ha podido comprobar en todo este tiempo; «es una ciencia empírica», afirma.

No obstante, para Adolfo es de suma importancia que «cualquier intervención que se haga sobre cuestiones de salud,venga de la mano de profesionales médicos licenciados y colegiados, que son la máxima garantía de saber qué le sucede al paciente, entender qué tratamientos está siguiendo y poder hacer una recomendación sanitaria con todas las garantías».

En cualquier caso, la aplicación de estas indoloras agujas en «un mapa corporal perfectamente definido por la medicina oriental», cuenta con el aval «de no presentar ningún efecto secundario, así que lo peor de su utilización podría ser que no tuviera ningún resultado», destaca Argüelles, quien lamenta que este tipo de tratamientos no puedan estar definidos dentro del sistema público sanitario, «como sí sucede en otros países».

El doctor Argüello lamenta que la acupuntura no esté definida en el sistema sanitario

De hecho, desde el pasado 1 de agosto, Suiza cuenta en su seguro médico con Terapias Naturales como la homeopatía y la acupuntura. Así lo anunció el Gobierno suizo después de llevar a cabo un estudio durante dos años sobre la efectividad y resultados de las mismas.

Por el contrario, el responsable de la Unidad de Cefaleas del Hospital Clínico, considera que estas técnicas deberían pasar por los mismos procesos de constatación y control que el resto de tratamientos farmacológicos que son utilizados en España, e invita a sus defensores a que «sometan la acupuntura a estas pruebas que puedan avalar su efectividad de manera oficial y puedan pasar a estar indicadas oficialmente como tratamiento en la migraña».

Noelia González también es una paciente que ha utilizado la acupuntura para mejorar sus cefaleas «que me afectaban una vez por semana». Actualmente sigue teniendo alguna crisis, «pero realmente pueden ser dos o tres días al año, lo que ha supuesto un cambio increíble en mi vida».

En cualquier caso el debate sigue abierto en torno a la efectividad de las terapias alternativas, pero lo que sí es necesario es abordar el problema lo antes posible y con el aval de los profesionales sanitarios.

Loading...