Inicio Salud Descubre los diferentes tipos de leucemia

Descubre los diferentes tipos de leucemia

Las leucemias son un tipo de cáncer que afectan a las células sanguíneas, generalmente a los glóbulos blancos. Según la Fundación Josep Carreras, la leucemia consiste en la proliferación incontrolada de una población anómala de células de la sangre.

Existen diferentes tipos de leucemia siempre según la edad, el proceso de la enfermedad y sus causas. Y su división marca que sea aguda (rápido crecimiento) o crónica (crecimiento más lento), y si se inicia en células mieloides o células linfoides.

Leucemia linfática y linfoblástica aguda

En este tipo de leucemia las células que deberían transformarse en linfocitos se vuelven cancerosas, pues la célula inmadura que se multiplica de forma incontrolada es el precursor de los linfocitos (denominado linfoblasto). Como consecuencia, se diseminan hacia otros órganos  donde siguen proliferando, y provocan diversas enfermedades o alternaciones del proceso normal de fabricación del resto de células de la sangre. En este caso suele afectar a niños y personas jóvenes.

Leucemia linfática crónica

La Fundación Josep Carreras establece que la leucemia linfática crónica es un tipo de síndrome linfoproliferativo crónico (SLPC) con expresión leucémica. En este caso, los órganos del sistema linfático producen demasiados linfocitos B, un tipo de glóbulo blanco. Suele afectar  especialmente a personas mayores de 60 años y a hombres. Su pronóstico depende de factores como la cantidad de linfocitos en la sangre y la médula ósea.

Leucemia mieloide aguda

La Sociedad Americana del Cáncer informa que este tipo de leucemia se inicia en la médula ósea (la parte blanda del interior de ciertos huesos, donde se producen las nuevas células sanguíneas), pero con más frecuencia también pasa rápidamente a la sangre. Algunas veces se propaga a otras partes del cuerpo, incluyendo los ganglios linfáticos, el hígado, el bazo, el sistema nervioso central (el cerebro y la médula espinal) y los testículos. Su incidencia es muy elevada entre pacientes con determinadas alteraciones cromosómicas como el síndrome de Down o la Anemia de Fanconi.

Leucemia mieloide crónica

Suele afectar a personas de diferentes edades y sexos, y agrupa entre el 15 y el 20% de los casos de leucemias en adultos. Se caracteriza por un aumento descontrolado en la producción de algunas de las células que ésta produce. Cuando la enfermedad se va volviendo más grave, los síntomas que aparecen son fiebre, fatiga, debilidad, pérdida de apetito y peso.