Inicio Salud El 5% de los tumores de vejiga se asocian a un contaminante...

El 5% de los tumores de vejiga se asocian a un contaminante del agua potable del grifo

Más de 6.500 casos anuales de cáncer de vejiga en Europa pueden atribuirse a la exposición a trihalometanos (THM) en el agua potable, es decir, un 5% del total de casos europeos de cáncer de vejiga, según un macroestudio liderado por el Instituto de Salud Global (ISGlobal) de Barcelona, que ha analizado por primera vez la presencia de estos compuestos químicos en el agua del grifo de 28 países de la Unión Europea.

Esta nueva investigación se propuso recoger los niveles recientes de trihalometanos en el agua potable municipal europea y estimar la carga de cáncer de vejiga atribuible. “La desinfección del agua potable es esencial para la protección de la salud pública contra las infecciones transmitidas por el agua”, versa el informe en su introducción. “Sin embargo, los subproductos de desinfección (DBP) se forman como consecuencia no deseada de la desinfección del agua».

Los trihalometanos son compuestos que se generan después de desinfectar el agua con productos químicos. Junto con el bromato, las concentraciones totales de THM que representan la suma de cloroformo, bromodiclorometano, dibromoclorometano y bromoformo son los únicos DBP regulados en la Unión Europea. Su exposición a largo plazo se ha asociado constantemente con un mayor riesgo de cáncer de vejiga. Las medidas de la carga de la enfermedad, como el número de casos atribuibles a una exposición ambiental dada, caracterizan la relevancia de la salud pública y pueden usarse en la evaluación del impacto en la salud y en el análisis económico que elaboran la influencia de los cambios futuros pronosticados en los niveles de DBP (debido, por ejemplo, menor calidad del agua o nuevas regulaciones).

En total, se estimaron 6.561 casos de cáncer de vejiga por año atribuibles a la exposición a trihalometanos en la Unión Europea. España representa el mayor número estimado de casos atribuibles, con 1.482 casos, seguido de Reino Unido con 1.356 casos, en parte debido a la alta incidencia de cáncer de vejiga o la elevada población de estos países.

En cuanto al porcentaje de casos atribuibles de cáncer de vejiga por la exposición a trihalometanos, Chipre (23 %), Malta (17 %) , Irlanda (17 %), España (11 %) y Grecia (10 %) fueron los países que mostraron los porcentajes más elevados. En el extremo opuesto, se encontraban Dinamarca (0 %), Países Bajos (0,1 %), Alemania (0,2 %), Austria (0,4 %) y Lituania (0,4 %).

Este estudio asegura que si los 13 países que tienen el promedio más elevado redujeran sus niveles a la media de la UE, el número de casos atribuibles disminuiría un 44%.