Éxito de una vacuna contra el zika basada en ADN

Una nueva generación de vacuna para el virus Zika basada en el ADN demostró la seguridad y la capacidad de provocar una respuesta inmune contra Zika en humanos en un ensayo clínico de fase 1 realizado gracias a una asociación entre la Escuela de Medicina Perelman en la Universidad de Pensilvania, Estadods Unidos; Inovio Pharmaceuticals, GeneOne Life Science, y el Instituto Wistar, informa Europa Press.

El virus Zika es una infección transmitida por mosquitos asociada con defectos congénitos y complicaciones neurológicas en adultos. En 2015 y 2016, el virus Zika se propagó rápidamente a través de Brasil, el Caribe y el sur de Estados Unidos. Sin embargo, actualmente no existe vacuna o tratamiento aprobado. Los investigadores dicen que éste es el primer estudio que muestra que una vacuna de ADN puede producir una respuesta inmune contra el virus con mínimos efectos adversos, abriendo la puerta a nuevos ensayos para mover esta vacuna hacia adelante.

«Las vacunas de ADN sintético son un enfoque ideal para enfermedades infecciosas emergentes como Zika», subraya el colaborador de este estudio David B. Weiner, vicepresidente ejecutivo del Instituto Wistar, director del Centro de Vacunas e Inmunoterapia de Wistar, desarrollador de la vacuna Zika. «Esta nueva generación de vacunas de ADN puede ser diseñada y fabricada rápidamente, parece ser altamente predecible para generar inmunidad en humanos, tiene importantes ventajas conceptuales de seguridad, y es más estable que la mayoría de las vacunas tradicionales, haciéndola excepcionalmente práctica para distribuir durante los brotes, especialmente en las regiones donde los recursos son limitados y necesitamos ser capaces de responder rápidamente para frenar una epidemia emergente», añade.

La vacuna GLS-5700 contiene las instrucciones de ADN sintético para que el huésped aprenda a montar una respuesta inmune contra un antígeno específico del virus Zika. Los investigadores inscribieron a 40 participantes en el ensayo de seguridad entre agosto y septiembre de 2016. Dos grupos de 20 participantes recibieron dos dosis diferentes de la vacuna candidata intradérmicamente en la semana cero, cuatro y a las 12 semanas.

Cada dosificación fue seguida por el suministro de ‘Cellectra’ en el sitio, que genera pequeñas corrientes eléctricas direccionales en la piel para facilitar la captación óptima de la vacuna, la producción del antígeno deseado y las respuestas inmunes. Los resultados, detallados en un artículo publicado en ‘New England Journal of Medicine’, mostraron que dos semanas después de la dosis final, el 100 por cien de los participantes en el estudio desarrollaron anticuerpos específicos de Zika y el 80 por ciento anticuerpos neutralizantes significativos contra el virus.

Según los investigadores, es importante destacar que el suero de los participantes del estudio fue capaz de proteger a los ratones inmunocomprometidos de desarrollar la enfermedad después de la infección con el virus Zika, lo que indica que los anticuerpos inducidos por la vacuna pueden prevenir la infección in vivo. La vacuna también fue bien tolerada. «El virus Zika sigue siendo una amenaza para las personas que viven en las Américas y el Caribe», afirma el autor principal del estudio, Pablo Tebas, profesor de enfermedades infecciosas de la Universidad de Pensilvania. «Con estos nuevos resultados, estamos un paso más cerca de esperar encontrar una manera de prevenir la infección, que puede causar graves defectos de nacimiento y retrasos en el desarrollo de los bebés nacidos de mujeres que están infectadas con Zika», concluye.

| 04/Oct/2017 16:46:38 (EUROPA PRESS) 10/04/16-46/17

Loading...