La esposa del expresidente Lula continúa “estable” y en coma inducido

Sao Paulo, 29 ene (EFE).- La esposa del ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, Marisa Leticia Rocco, continúa “estable” y en coma inducido tras haber sido hospitalizada el martes pasado a causa de un derrame cerebral, informaron hoy fuentes médicas.

La ex primera dama de Brasil “sigue bajo vigilancia, con las condiciones clínicas y neurológicas inalteradas”, según el parte divulgado este domingo por el equipo médico que la atiende en el Hospital Sirio Libanés de Sao Paulo.

Rocco, de 66 años, ingresó el pasado martes, tras haber sufrido un derrame cerebral en su domicilio, y desde entonces permanece en coma inducido, un estado con el que los médicos confían en reducir la presión intracraneal.

Desde su hospitalización, ha sido sometida a dos tomografías craneales para analizar el resultado de un cateterismo que le fue realizado poco después de su ingreso.

Rocco es la segunda esposa de Lula, con quien contrajo matrimonio en 1973 cuando ambos eran viudos, y fue primera dama de Brasil entre 2003 y 2010, período en que su esposo gobernó el país.

En los últimos meses, la Justicia ha abierto cinco causas penales contra Lula por asuntos de supuesta corrupción, y en tres de ellas su esposa ha sido incluida entre los acusados.

Loading...