Primer registro internacional sobre hiponatremia asociada

La hiponatremia es un trastorno electrolítico que consiste en un desequilibrio de los minerales con carga eléctrica que se encuentran en sangre. / HC

Un grupo de expertos internacionales, entre los que se encuentra Esteban Poch, jefe del Servicio de Nefrología y Trasplante Renal del Instituto Clínic de Nefrología y Urología (ICNU) e investigador del grupo IDIBAPS Enfermedades Nefrourológicas y Trasplante Renal, ha publicado recientemente los resultados del estudio más amplio realizado hasta la fecha sobre hiponatremia –baja concentración de sodio en el plasma sanguíneo– por síndrome de secreción inapropiada de hormona antidiurética (SIADH).

Se trata de un registro internacional en el cual se pone de manifiesto las deficiencias actuales en cuanto al diagnóstico y tratamiento de este tipo de enfermedad. El estudio se ha publicado en The American Journal of Medicine.

Los expertos tenían como primer objetivo obtener información sobre las modalidades actuales de diagnóstico y tratamiento de la hiponatremia debida a SIADH en diversos hospitales de EE UU y Europa, así como averiguar su rapidez y fiabilidad a la hora de obtener un incremento de la concentración de sodio en el plasma sanguíneo de los pacientes. Un objetivo secundario fue determinar las diferencias que se dan en el diagnóstico y el tratamiento en los diversos hospitales.

Para el estudio, los investigadores seleccionaron unas medidas de diagnóstico y analizaron el uso, eficacia y los resultados de las terapias para la hiponatremia normovolémica diagnosticada como SIADH en 1.524 pacientes adultos con una concentración de Na+ igual o menor que 130 mEq/L, el mayor grupo de pacientes con este trastorno que se ha estudiado hasta ahora.

De estos, 1.034 provenían de 146 centros de Estados Unidos y 490 de centros hospitalarios europeos. También, se analizó a un subgrupo de estos pacientes diagnosticados cumpliendo estrictamente los criterios clínicos y de laboratorio recomendados.

Las conclusiones respecto el objetivo principal del estudio son, entre otros, que a pesar de la alta prevalencia de la hiponatremia y de la existencia de guías para el diagnóstico y tratamiento, la gestión de la hiponatremia por SIADH todavía presenta deficiencias. Frecuentemente, el diagnóstico del SIADH no sigue los criterios de diagnóstico establecidos, a pesar de que han demostrado su eficacia a la hora de mejorar el  trastorno hiponatrémico en los pacientes. Igualmente, muchos pacientes diagnosticados con SIADH no reciben un tratamiento específico para la hiponatremia.

La hiponatremia es muy común en los pacientes hospitalizados: entre el 15 y el 30% presentan este trastorno

En este sentido, los autores remarcan la necesidad de hacer énfasis en la formación de los profesionales respecto a un diagnóstico riguroso del SIADH.

Además, los investigadores consideran que no hay diferencias significativas entre hospitales. A pesar de la disponibilidad de terapias efectivas, la mayoría de pacientes con SIADH fueron dados de alta cuando todavía presentaban hiponatremia.

Hiponatremia y SIADH

La hiponatremia es un trastorno electrolítico que consiste en un desequilibrio de los minerales con carga eléctrica que se encuentran en sangre; afecta a la química sanguínea, a la acción muscular y a otros procesos del organismo. Es muy común en los pacientes hospitalizados: entre el 15 y el 30% presentan este trastorno, según estudios internacionales realizados en los últimos decenios.

 Es un factor de mortalidad y morbilidad, y se asocia a un incremento de las estancias hospitalarias y a un mayor número de reingresos hospitalarios. Puede ser aguda o crónica; esta última se relaciona con desequilibrios en la marcha y la estabilidad, con caídas, osteoporosis y con un incremento de fracturas óseas, aunque no se ha demostrado que sea un factor causal.

El síndrome de secreción inapropiada de hormona antidiurética (SIADH), por otra parte, se produce cuando una regulación anómala de la hormona antidiurética provoca una retención renal elevada de agua libre, la cual lleva a un exceso de agua plasmática y a la hiponatremia normovolémica (que no presenta edemas ni tampoco signos clínicos de pérdida de volumen sanguíneo).

El SIADH es la causa más común de hiponatremia en la práctica clínica, y tiene unos criterios diagnósticos clínicos y analíticos concretos que habitualmente no se siguen al 100%. Además, hoy en día los tratamientos más frecuentemente utilizados tienen en general poca eficacia.

Loading...