Inicio Sucesos ACNUR pide una solución “urgente” para el pesquero español con 12 migrantes...

ACNUR pide una solución “urgente” para el pesquero español con 12 migrantes a bordo

Actualizado 30/11/2018 18:50:17 CET
SALVAMENTO MARÍTIMO – Archivo

MADRID, 30 Nov. (EUROPA PRESS) –

La Agencia de la ONU para los Refugiados ha pedido una resolución urgente a la situación de las 12 personas rescatadas en el mar y que se encuentran a bordo del barco pesquero ‘Nuestra Madre de Loreto’, que sigue varado en el Mediterráneo.

ACNUR ha estado en comunicación con las autoridades españolas desde el pasado lunes para trasladar su “profunda preocupación” ante la posibilidad del retorno forzoso de las personas rescatadas a Libia y ofrecer su colaboración en la búsqueda de alternativas seguras y viables.

El Gobierno español está negociando con Libia para dar una solución a la situación del pesquero, cuya bandera es española, y también está haciendo gestiones ante los ejecutivos de Malta e Italia, porque esos tres países son los que están más cerca del barco.

Desde ACNUR, insisten en que no consideran que Libia sea un puerto seguro y piden que no se devuelva a Libia de manera forzosa a las personas rescatadas en el mar “a la luz de la situación de inseguridad, las detenciones sistemáticas y los graves riesgos a los que se enfrentan las personas refugiadas e inmigrantes” en ese país.

Para la organización, “urge encontrar una solución negociada entre los países europeos en línea con las propuestas realizadas por ACNUR y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) sobre desembarcos y mecanismos de distribución de personas rescatadas. “Es esencial evitar mayores riesgos y poner fin al sufrimiento de las personas rescatadas, entre las que habría dos menores de edad y algunas que empiezan a presentar problemas de salud”, destaca ACNUR.

Con todo, ACNUR ha reiterado la necesidad de pasar de gestionar estas situaciones “barco a barco” a contar con unos protocolos de rescate, desembarco y distribución predecibles que eviten que se ponga en riesgo el principio del rescate en el mar. “Contar con mecanismos claros devolvería la confianza a los capitanes de barco que siguen salvando a diario vidas en el mar en línea con el derecho internacional marítimo y les liberaría a la mayor brevedad de las responsabilidades hacia las personas rescatadas”, apunta.

Según destaca, este tipo de solución “podría consistir en un acuerdo entre países para un desembarco a la mayor brevedad y posterior reubicación de los rescatados, sobre la base de un enfoque de solidaridad y responsabilidad compartida”