Arrestado un joven por conducir a 200 kilómetros por hora en Barcelona y grabar un vídeo

Estos días el vídeo de un joven conduciendo a 200 kilómetros por hora en una vía interurbana en Barcelona al mismo tiempo que graba un vídeo se ha hecho viral en las redes sociales. Sin embargo, esta dosis de popularidad le puede salir cara al conductor, que ha sido arrestado por la Policía Nacional gracias al patrullaje activo que los agentes realizan también en internet.

El pasado 26 de abril el detenido compartió en Instagram las imágenes en las que se le veía sujetando el volante con una sola mano en Instagram, mientras que con la otra filmaba un vídeo de 43 segundos. Una conducta con la que la policía resalta que “puso en grave riesgo la seguridad de las personas y del tráfico”.

El detenido ha sido localizado en Barcelona

Tras localizar la URL donde había sido publicado el vídeo y analizar su perfil, los agentes siguieron el rastro del usuario y le identificaron como el conductor del coche que aparecía en el vídeo. Posteriormente, se consiguió identificar y localizar en Barcelona al individuo y poco después fue detenido por un delito contra la seguridad del tráfico.

Esta no es la primera vez que la policía detiene a un ciudadano por conducir un vehículo mientras filma. Hace un año, por ejemplo, otro conductor fue ‘cazado’ mientras circulaba a gran velocidad en Madrid al mismo tiempo que retransmitía vídeos a través de la aplicación Periscope.

Filmar mientras se conduce un vehículo puede tener consecuencias fatales, como demuestran algunos accidentes ocurridos en el pasado. Como el que le costó la vida al joven Brandon Gianopoulos, que el 13 de enero de este año perdió la vida en Denver (Colorado) tras subir a Facebook un vídeo circulando en un Maserati a gran velocidad.

El vídeo del detenido se hizo viral en las redes sociales

Loading...