Aumenta la presión policial en Cambrils para evitar el top manta

El Ayuntamiento de Cambrils ha decidido aumentar la presión policial para evitar el top manta, según se ha acordado en la reunión celebrada este lunes conjuntamente entre la Policía Local y los Mossos d’Esquadra sobre este problema. Los vendedores se situaban a decenas en el límite entre Salou y Cambrils, en la zona conocida como Cap Sant Pere, para esquivar mejor la acción policial.

En los últimos días, se han intensificado los dispositivos conjuntos entre ambos cuerpos y, sobre todo por la tarde, los agentes han impedido que los vendedores ilegales extiendan su mercancía en el suelo.

El Ayuntamiento de Cambrils tiene el objetivo de mantener la presión para evitar el conflicto, aunque según explica su alcaldesa, Camí Mendoza (ERC), este es un fenómeno global al que no se puede poner fin únicamente desde los municipios.

Por su parte, el representante de la Federación Empresarial de Hostelería y Turismo de la Provincia de Tarragona (FEHT), Joan Anton, ha agradecido el esfuerzo policial con el deseo de que “pueda durar toda la temporada”.

“Nosotros insistiremos a nuestros clientes que comprar productos de la venta ambulante ilegal va en contra de los derechos de los trabajadores y en contra de los derechos de los consumidores”, ha agregado.

El presidente de la Unión de Comerciantes de Cambrils, Enrique Arce, ha coincidido en que la necesidad de seguir trabajando para atajar el top manta, tanto desde la vertiente policial como la de concienciar a los compradores. En este sentido, Cambrils también lleva a cabo una campaña de sensibilización sobre la venta ilegal.

Loading...