Inicio Sucesos Bruselas quiere eliminar las emisiones de gases de efecto invernadero en 2050

Bruselas quiere eliminar las emisiones de gases de efecto invernadero en 2050

Actualizado 28/11/2018 11:39:00 CET

BRUSELAS, 28 Nov. (EUROPA PRESS) –

La Comisión Europea se ha fijado el objetivo de eliminar las emisiones de gases de efecto invernadero para 2050, un escenario que requerirá “inversiones adicionales significativas” en todos los sectores de la economía, pero supondrá una “profunda transformación” que implicará numerosos efectos “positivos”.

El Ejecutivo comunitario ha adoptado este miércoles su estrategia climática a largo plazo, que compartirá con sus socios internacionales en la COP 24 de Katowice (Polonia). El objetivo del documento es confirmar el compromiso del bloque comunitario para “liderar” la acción climática global y presentar una “visión” que pueda ayudar a conseguir unas emisiones netas de gases de efecto invernadero nulas a través de una transición “socialmente justa” y eficiente.

“El ‘status quo’ no es una opción”, defiende Bruselas en el texto de 24 páginas, en el que identifica las oportunidades que la transición ofrece a los ciudadanos y la economía europeas y los retos que supone. El documento, sin embargo, no incluye nuevas políticas y no es una propuesta legislativa.

La Unión Europea se comprometió en el Acuerdo de París a reducir un 40 por ciento sus emisiones contaminantes en 2030 en comparación con los niveles registrados en 2030. Bruselas calcula que esta cifra llegará al 45 por ciento cuando toda la legislación esté completamente vigente y estima que avanzará hasta el 60 por ciento a mitad de siglo. “Esto, sin embargo, no es suficiente para que la UE contribuya a los objetivos del Acuerdo de París”, apunta la Comisión.

En este sentido, Bruselas otorga “un papel central” a la energía en la transición hacia una economía libre de emisiones contaminantes, puesto que aglutina más del 75 por ciento, pero añade que también requerirá avances en sectores como el transporte, la agricultura, los edificios y la industria. También podrá “acelerarse” con progresos en digitalización, inteligencia artificial y biotecnología.