Cae una red que desguazaba coches en La Cañada Real y los exportaba a Polonia

Agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, pertenecientes al Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico del Sector de Madrid, en colaboración con la Policía Municipal de Madrid, han desmantelado un grupo organizado especializado en el robo, desguace y exportación de vehículos a Polonia.

Según ha informado la Guardia Civil en un comunicado, la investigación se inició el pasado mes de septiembre, después de que agentes de la Unidad de Investigación y Coordinación Judicial de la Policía Municipal, obvservaran la entrada de vehículos de alta gama, concretamente de dos marcas, en una finca de la La Cañada Real. Estos eran desguazados en pocas horas.

Ante las sospechas de que pudiera tratarse de vehículos robados y despiezados, se pusieron en contacto con la Guardia Civil, iniciándose un operativo conjunto. Las primeras vigilancias permanentes que se realizaron en la zona permitieron descubrir que los detenidos introducían vehículos que desguazaban en horas, cargando los restos en un camión con matrícula de Polonia, con destino a ese país.

El grupo, perfectamente estructurado, contaba con personas que se encargaban del robo de vehículos, así como personal con conocimiento de mecánica que se encargaba del desmontaje en pocas horas de los automóviles.

Una vez identificados los ocho integrantes -seis españoles y dos polacos-, se procedió a su detención. La única mujer integrantte del grupo regentaba una chatarrería próxima a la zona de despiece que era la encargada de proceder a la destrucción de los chasis de los vehículos sustraídos haciendo desaparecer definitivamente el vehículo.

El cabecilla de la organización, de origen polaco, se encargaba de la distribución de los restos de los vehículos sustraídos, utilizando los servicios de una empresa de transportes polaca que realizaba el transporte de las piezas con documentos falsos. Además, junto a otro integrante de la misma nacionalidad, encargado de sustraer los vehículos, garantizaba la entrada segura de los vehículos sustraídos y posteriormente se encargaba de supervisar el despiece de los automóviles así como del embalado de las piezas.

En el registro efectuado se localizó un vehículo sustraído que acababan de introducir y que en apenas 45 minutos habían semidespiezado. También se encontraron ocultos en el interior de dos cajas de un camión frigorífico “numerosos” restos de vehículos correspondientes a las marcas BMW y SEAT.

Se han recuperado piezas correspondientes a un total de 19 vehículos, todos ellos sustraídos en las provincias de Madrid y Toledo. La operación continúa abierta, imputándoseles hasta el momento, los delitos de robo de vehículo, falsedad documental, receptación y pertenencia a grupo criminal.

Loading...