Cesan al director de la residencia de Arganda tras la extraña muerte de una anciana

La Consejería de Políticas Sociales de la Comunidad de Madrid ha cesado al director de la residencia de mayores de Arganda del Rey y ha reorganizado las direcciones de las de Alcorcón y de Aranjuez, unos cambios que se producen después de varios meses en los que familiares de usuarios se han quejado de las condiciones de los centros.

Fuentes del departamento que dirige Carlos Izquierdo han señalado que estos cambios se enmarcan en las actuaciones recogidas en el Plan de Residencias 2017-2020, presentado hace dos semanas, y que, entre otras cuestiones, recoge la contratación de mil trabajadores para las residencias en los próximos cuatro años.

En el caso de la Residencia de Arganda del Rey, en el punto de mira por la muerte de una anciana que se cayó de la cama y quedó atrapada, el Gobierno regional ha cesado al director, que será sustituido por el actual director de la Residencia Santiago Rusiñol, de Aranjuez.

Un hecho que destapó la existencia de al menos media docena de denuncias muy similares como la presentada ante la Fiscalía y el Defensor del Pueblo por un sanitario aireando la falta de personal para atender una urgencia en el turno de noche del pasado 9 de mayo en la residencia pública de mayores de Arganda del Rey (Madrid). Las denuncias, de hecho, vienen de lejos pero, tras el cambio de Gobierno en 2015, el personal de esta residencia redobló sus quejas ante los responsables de la Consejería de Políticas Sociales y Familia confiando en que la actual presidenta regional, Cristina Cifuentes y su equipo habían tomaran nota al inicio de su legislatura.

La gravedad de los hechos, no obstante, no impedirá que el actual director de Arganda se quede en la residencia porque tiene plaza como empleado laboral y se incorpora a su puesto fijo como médico.

A su vez, la Dirección de la Residencia Santiago Rusiñol la cubrirá la actual Jefe de Área Técnico Asistencial (JATA), que promocionará, mientras que en Alcorcón, su actual directora pasará a serlo de la Residencia Vista Alegre, cuyo titular actual cesará a petición propia.

En la misma línea la Dirección de Alcorcón, que también ha sido polémica por la muerte de un anciano que pasó varias horas sin vida en el exterior de la residencia, será asumida por el actual Jefe de Área Técnico Asistencial (JATA) de la Residencia, González Bueno.

Desde el Ejecutivo madrileño han explicado que son cambios que se incluían en el nuevo plan de residencias, que se ha elaborado, coincidiendo con unos meses donde se han registrado varias denuncias en los tribunales por las condiciones que, según trabajadores y familiares de usuarios, hay en los centros, con “falta de personal”.

Lavado de cara pero mismos problemas

Por otra parte el enfermero que denunció a la Fiscalía y al Defensor del Pueblo la falta de personal y medios ha criticado después de conocer la destitución del director de la residencia y la reorganización de las direcciones de las residencias de Alcorcón y de Aranjuez, que el director del centro de mayores de Alcorcón no haya sido también cesado.

Navarro ha reprochado al Gobierno regional que al director de la residencia de Arganda lo inhabiliten como directivo y lo “manden” a su puesto de trabajo original como médico y que, sin embargo, a su equivalente en el centro de mayores de Alcorcón lo envíen a otra residencia.

”¿Por qué a uno lo premian y a otro no, es que una vida vale más que otra?”, se ha preguntado el enfermero tras referirse a un incidente mortal ocurrido en el pasado en la residencia de Alcorcón en el que ha afirmado que hubo “mala práctica y mala atención”. “Hubo un señor que murió también y además un familiar se quejó por una mala praxis”, ha señalado.

Por otro lado, en referencia a la situación actual, en la que el exdirector de la residencia de Arganda seguirá trabajando como médico en el centro, el enfermero ha manifestado que no es algo que le incomode. “Yo seguiré trabajando por la noche y él por la mañana y además, no tengo por qué pensar más allá. Nunca he sido quien para pedir la cabeza de nadie, pues no era mi objetivo ni mi estilo”, ha añadido.

A su vez, Navarro ha asegurado que no ha notado cambios en la residencia -a excepción de la contratación de una enfermera- desde el incidente en el que falleció la anciana y se ha mostrado escéptico respecto al plan de residencias anunciado el pasado 4 de octubre en el que la Consejería de Servicios Sociales y familia anunció que contratará a 1.000 trabajadores para las residencias de mayores de la Agencia Madrileña de Atención Social (AMAS) en los próximos cuatro años.

”El plan no está ni presupuestado. Es como si hablo de que van a abrir una residencia de lujo con capacidad para 100 personas pero al final no se hace y solo consigo votos. Considero que ha sido un arma más electoral que otra cosa”, ha subrayado.

Por último, ha pedido que se legisle sobre las personas mayores institucionalizadas y sobre los trabajadores que se encargan de sus cuidados para corregir deficiencias y evitar que se produzcan más incidentes en el futuro.

“El plan no está ni presupuestado. Es como si hablo de que van a abrir una residencia de lujo con capacidad para 100 personas pero al final no se hace y solo consigo votos. Considero que ha sido un arma más electoral que otra cosa”

Jesús Navarro

Enfermero que denunció la situación en la residencia de Arganda

Loading...