Inicio Sucesos Ceuta: Un marroquí de 18 años intenta degollar a una voluntaria de...

Ceuta: Un marroquí de 18 años intenta degollar a una voluntaria de una ONG con la que mantenía una relación sentimental

Un joven marroquí de 18 años de edad ha ingresado en prisión preventiva a la espera de celebración de juicio después de que, presuntamente, intentar degollar a una trabajadora social que estaba desempeñando su labor en Ceuta como voluntaria de una ONG y con la que mantenía una relación sentimental.

Según El Pueblo de Ceuta, la voluntaria, de 24 años de edad, convivía desde hacía tres meses en su domicilio con este joven inmigrante, natural de Tetuán, y desde entonces ha venido sufriendo reiterados malos tratos, hasta tal punto que este pasado jueves día 29 de julio estuvo a punto de costarle la vida.

Estos graves y lamentables hechos se produjeron al parecer por una cuestión de celos por parte del joven marroquí, que tras una fuerte discusión al no permitir que su pareja pudiera realizar un viaje a la península, la encerró, le rompió el móvil y la llevó hasta el dormitorio a golpes para posteriormente intentar degollarla, no llegando a acabar con su vida gracias a que la joven logró apaciguarlo y convercerlo para que, debido a la abundante sangre que estaba perdiendo, la llevara al hospital para ser atendida bajo la promesa que lo perdonaba y que no lo iba a denunciar, tal y como así había venido haciendo con otras muchas agresiones sufridas.

Una vez allí, y tras pasar por Triaje y ser llamada a Box, fue cuando la joven, una vez sola, pudo contar todo lo ocurrido, dándose aviso de inmediato a la Policía Nacional que se personó en el Hospital Universitario donde el joven marroquí fue detenido y trasladado hasta la Jefatura Superior de Policía.

Desde el pasado sábado y tras pasar a disposición judicial para prestar declaración, aunque se acogió a su derecho de no hacerlo, el joven marroquí se encuentra en la prisión de Fuerte Mendizabal de manera preventiva, sin fianza y a la espera de que se fije una fecha para la celebración del juicio.

Igualmente, según fuentes policiales consultadas por este diario, se ha podido saber que el joven, hasta hace poco y por ser menor, estaba acogido y tutelado por la Ciudad en uno de sus centros de menores, llegando incluso a pasar una temporada en Punta Blanca debido a un delito cometido.

Por su parte, la trabajadora social agredida prestaba declaración el pasado sábado ante la magistrada del Juzgado de Guardia nº6, acudiendo nuevamente este lunes para ampliar su testimonio ante juzgado de Violencia de Género, donde daba cuenta del maltrato y las agresiones continuadas que ha venido sufriendo durante estos tormentosos tres meses en los que ha estado conviviendo con él.

Del mismo modo, todavía se desconoce cual será el delito que se le impute al joven marroquí. De momento ha ingresado por un presunto delito de violencia doméstica y lesiones agravadas, aunque, tal y como se ha reconocido, tras la ampliación de la declaración este lunes se está a la espera de conocer cual será la calificación fiscal para saber si finalmente se le juzgará un delito mayor, como por una tentativa de homicidio o de asesinato, por lo que el joven podría enfrentarse a una pena mínima de seis años de prisión, incluso algo mayor si se considera tentativa de asesinato ya que podría considerarse que actuó con premeditación y alevosía al encerrarla y atacarla con un cuchillo.

Finalmente, y de momento, también, como medida cautelar, se ha impuesto una orden de alejamiento de 200 metros hasta que se celebre el juicio.

Publicidad