Inicio Sucesos Cómo transformar los residuos en recursos gracias a la innovación

Cómo transformar los residuos en recursos gracias a la innovación

   Emprendimiento, Personas, ‘Smart Waste’ y Ecodiseño, principales ejes de actuación de Ecoembes para impulsar la mejora del reciclaje a través de la economía circular

   LOGROÑO, 6 Dic. (de la enviada especial de EUROPA PRESS, Laura Martínez) –

   Innovación, tecnología y talento emprendedor son los nuevos aliados del reciclaje con el fin de lograr un mayor impacto y una correcta gestión, como se ha podido constatar durante una visita a TheCircularLab, el primer centro de innovación en materia de economía circular que hay en Europa, puesto en marcha por Ecoembes y ubicado en Logroño (La Rioja).

   Inaugurado en mayo de 2017, cinco años después este centro –que ha puesto en marcha más de 150 proyectos y cuenta con una superficie de más de 900 metros cuadrados– trabaja en torno a cuatro ejes: el emprendimiento, el ‘Smart Waste’ (Gestión de basuras), los ciudadanos y el ecodiseño. «Acompañamos al envase en todo su camino, desde que se diseña hasta que vuelve a ser reintroducido», explica el gerente de innovación de Ecoembes, José Luis Moreno en un encuentro con los medios.

   Moreno subraya la importancia del trabajo que se lleva a cabo en el centro y subraya que la elección de La Rioja se hizo por ser «representativa de la población, un lugar razonablemente grande con una población que representa lo que se puede encontrar en España».

   Según Ecoembes, aunque la sostenibilidad es importante para el 95,2% de la población, el 97,8% considera que aún quedan cosas por hacer en este campo. «Los ciudadanos reclaman más información pero también hay que involucrarlo», detalla el responsable del Área Ciudadana en Ecoembes, Ismael García.

   Por ello, la organización medioambiental sin ánimo de lucro que promueve la economía circular a través del reciclaje de los envases realiza estudios para ver a qué criterios recurren los ciudadanos a la hora de elegir un envase, averiguar cómo se organizan en casa a la hora de reciclar o detectar las barreras que impiden el reciclaje (distancia o falta de información) entre otras cuestiones, además de lanzar proyectos sociales destinados a colectivos vulnerables como personas mayores.

   En todo este proceso, la tecnología juega un papel de vital importancia como refleja ‘RECICLOS’, un sistema «pionero en Europa» que recompensa a los ciudadanos por reciclar latas y botellas de plástico. Para ello, hay que registrarse en la webapp, escanear el código de barras del producto antes de tirarlo al cubo y, cuando se acude al contenedor amarillo con la bolsa de envases, escanear el código QR que hay en el contenedor.

   De este modo se obtendrán puntos (denominados ‘RECICLOS’) que se podrán cambiar por diferentes recompensas disponibles en este Sistema de Devolución y Recompensa (SDR), ya sean premios individuales o colectivos (por ejemplo, ayudas a los afectados por el volcán de La Palma o a pacientes con cáncer de mama).

   «A finales de 2020, se desplegaron en todas las CC.AA. un total de 62 máquinas con las que han alcanzado a 3,5 millones de usuarios potenciales en julio de 2021», indica Ignacio Ardila, PMO de RECICLOS. Los últimos datos –correspondientes a noviembre de 2022– revelan que se ha llegado a cerca de 7 millones de habitantes gracias a 30.000 contenedores repartidos por todo el territorio, en 98 municipios de todas las CCAA y 250 máquinas en toda España, aunque el objetivo es acabar el año con 300. El coste de este SDR puede llegar a los 50.000 euros en el caso de los más complejos.

   ‘RECICLOS’ ha ido evolucionado y actualmente algunos de los dispositivos incorporan un aro dotado de tecnología puntera que transforma el contenedor amarillo en inteligente. Este aro se coloca en la boca del contenedor amarillo de la calle y permite identificar cada envase y cada usuario, y asociarlo junto a otros datos, como la localización del contenedor o la frecuencia con la que el ciudadano recicla.

   «Se hizo una búsqueda a nivel mundial para ver cómo se daba respuesta a estas necesidades y no había nada desarrollado por lo que el departamento de innovación se puso en marcha y se lanzaron hasta cinco desarrollos propios», rememora el responsable del proyecto Contenedor Inteligente en TheCircularLab, Jesús Aguirre.

   Posteriormente, tres de ellos se llevaron a la calle y se instalaron en Tudela (Navarra). A continuación, se hizo un piloto y 16 de estos dispositivos se instalaron en un barrio de Sant Boi de Llobregat (Barcelona) para dar el salto a Castellón, donde hay 40 dispotivos.

   Todos estos avances serían impensables sin iniciativas como ‘goCircular Radar’, un mapa de empresas innovadoras de economía circular, integrado por cerca de 200 startups; ‘goCircular Pass’, un distintivo que reconoce la labor de 32 startups por conseguir un futuro circular con emprendimiento e innovación; o ‘Circular Urban Challenge’, una competición europea, en colaboración con el Ayuntamiento de Logroño, entre empresas vinculadas a la economía circular.

   También se compite en ‘Circular Packaging Challenge’, una prueba europea entre startups en la que se buscan las soluciones más eficaces que impulsen la circularidad de los envases. En su última edición ha reconocido, de entre 16 finalistas procedentes de nueve países, a Empower y Fych Technologies. Al frente de esta última están Andrea Cabanes y Oksana Horodytska que buscaban abrir el mercado a los plásticos reciclados y desterrar la idea de que es un producto de baja calidad.

   «El plástico es un problema ambiental pero también es un recurso que tiene un valor para evitar daños y lograr un beneficio económico», relatan a los medios, al tiempo que alertan de que los procesos actuales del reciclaje «son muy básicos» ya que solo llegan al 24% del mercado. Gracias a su proyecto, mejoran el proceso de reciclaje de los envases multicapa, además de eliminar olores o restos de alimentos para mejorar su posterior uso, entre otros avances.

INTELIGENCIA ARTIFICIAL Y BIG DATA EN LA GESTIÓN DE LA BASURA

   ‘Smart Waste’, otro de los pilares de centro, también recurre a la innovación ya que se trata de una aplicación tecnológica que se usa en la gestión de los procesos de recogida, selección y reciclado de envases.

   Esta plataforma de gestión integral de la cadena del residuo coordina los contenedores inteligentes, localizados y conectados; los camiones conectados con GPS que determinan peso y rutas, la gestión inteligente de las rutas en tiempo real, el uso de vehículos híbridos o eléctricos para reducir emisiones, y la evaluación de los datos generados.

   España cuenta ya con 95 plantas de selección donde se depositan todos los envases desechados en los contenedores amarillos para ser transformados en nueva materia prima.

   «Los ciudadanos ya demandan sostenibilidad. Buscamos entender lo que ocurre con los envases y cómo se adecua al sistema de gestión», añade por su parte la coordinadora de Ecodiseño en Ecoembes, Ana Rivas, al tiempo que pone el foco en que «un uso no adecuado del envase aumenta el impacto al provocar, por ejemplo, un aumento del desperdicio alimentario».

   Para ello, se tienen en cuenta aspectos como el Análisis del Ciclo de Vida (ACV) y, a través del Packaging Circular Design, se analiza cómo de sostenible es el envase. «Usar materiales reciclados, hacer el envase más reciclable y cerrar el círculo envase a envase son los tres pilares de la circularidad del envase», puntualiza Rivas, que también destaca la importancia de crear bioplásticos a partir de residuos orgánicos.

   Ecoembes tampoco olvida el papel de las nuevas generaciones y, gracias al programa formativo ‘Circular Talent Lab’, busca a jóvenes talentos que conformen un equipo multidisciplinar para trabajar en materia de economía circular, reciclaje e innovación durante seis meses para resolver un reto predefinido.

   Todo este organigrama se diseña con un único objetivo: impulsar las mejores líneas de innovación aplicadas a los envases y su posterior reciclado, en colaboración con todos los actores implicados en el proceso.

Publicidad