Condenada por asaltar sexualmente a una pasajera en pleno vuelo

49

Un juez ha condenado a ocho meses de arresto domiciliario y tres años de libertad condicional a una mujer por acosar sexualmente a otra en pleno vuelo. El suceso ocurrió el pasado 8 de mayo de 2016. Heidi McKinney abordó su vuelo en Las Vegas (Nevada) en mayo de 2016 y, tras tomar su asiento, se abalanzó sobre su compañera de asiento, una joven de 19 años. Tras aterrizar en Portland (Oregon), McKinney fue detenida.

La agresora, de 27 años, se sentó en su butaca y trató de poner sus manos sobre los senos de la chica. También tomó fotos a la chica y la trató de persuadir para que bebiera alcohol que McKinney había introducido a escondidas en el avión. Ante la negativa de la joven, McKinney se alteró y comenzó a tocarla. Además de hacerla comentarios ofensivos verbales, la mujer puso sus manos sobre los genitales de la joven en al menos tres ocasiones y le besó las orejas. También alardeó de su riqueza para tratar de intimidarla.

El pasado marzo, McKinney se declaró culpable de asalto con la intención de cometer un delito grave. El fiscal afirmó en el juzgado que la mujer “había tocado el cuerpo de la víctima y afirmado una serie de comentarios indecentes y profanos hacia la joven. La intención era humillar y acosar a la víctima”. Este martes, McKinney rechazó hablar durante la sesión judicial pero se disculpó a la víctima por medio de un comunicado escrito.

La defensa de McKinney argumentó que su clienta lleva tiempo combatiendo su adicción al alcohol, lo le sirvió para reducir su condena y los cargos que inicialmente se le habían impuesto. Según la abogada, McKinney también había sufrido acoso sexual en el pasado. Tanto en 2007 como en 2015 la mujer había sido condenada a multas por conducir bajo la influencia del alcohol. “No puedes beber”, le indicó la juez a McKinney como parte de su condena.