Condenadas 18 personas por violar y proveer drogas a más de una veintena de jóvenes

Diecisiete hombres y una mujer fueron declarados hoy culpables en el Reino Unido por proveer drogas, violar e “incitar a la prostitución” a chicas jóvenes vulnerables en Newcastle (norte de Inglaterra).

El grupo formaba una “organización sistemática” que captó a más de veinte víctimas, de entre 13 y 25 años, a las que invitaban a fiestas donde les ofrecían alcohol y drogas -en particular mefedrona y cannabis- y les impulsaban a ofrecer servicios sexuales como pago por las sustancias.

Los acusados, que conocerán su sentencia en septiembre, han sido declarados culpables, en conjunto, de más de cien cargos por actos cometidos entre 2011 y 2014.

Las fiestas se celebraban en Newcastle Las fiestas se celebraban en Newcastle (By Wilka Hudson via Wikimedia Commons)

La fiscalía argumentó durante el proceso que la red identificaba a chicas en entornos vulnerables, que a sus ojos serían menos proclives a denunciar la explotación sexual.

Las víctimas describieron cómo en la fiestas que organizaba el grupo había alcohol y drogas a disposición de los asistentes, que podían consumir libremente mefedrona, un estimulante similar a las anfetaminas.

La investigación de este grupo de 18 personas forma parte de unas pesquisas más amplias denominadas ‘Operación Santuario’, que comenzó en diciembre de 2013.

En los últimos años son 461 las víctimas relacionadas con explotación sexual

A raíz de la denuncia de una agresión sexual de una joven y la conversación de una trabajadora social con una menor, las fuerzas de seguridad han arrestado en los últimos años a 461 personas relacionadas con casos de explotación en el norte de Inglaterra.

Más de 90 de ellas han sido ya condenadas a cadenas que suman en total más de 300 años de cárcel, mientras que se han identificado hasta ahora a 278 víctimas.

La investigación que llevó a la detención de las 18 personas en Newcastle ha levantado polémica tras conocerse que los agentes pagaron unas 10.000 libras (11.000 euros) a un pedófilo convicto para informar sobre lo que ocurría en las fiestas del grupo.

La policía contó con la colaboración de un pedófilo al que pagó como informante

Ese informante, al que se identificó en el juicio como “XY”, recibió el encargo de la policía a pesar de haber sido declarado culpable en el pasado de haber drogado a una menor de edad y haber animado a otro hombre a violarla.

“La difícil decisión moral de utilizar a ese informante se tomó con cautela y poniendo especial atención en el bienestar de las víctimas”, señaló a ese respecto la comisaria Vera Baird. “Tengo la seguridad de que la información que ese hombre proporcionó ha contribuido a la investigación y, por lo tanto, a la condena de estos peligrosos hombres. No podría haber sido obtenida de otra manera”, aseguró Baird.

Loading...