Condenan al ‘pim, pam, toma Lacasitos’ por agredir a guardias civiles en un control de alcoholemia

Ares G. saltó a la palestra televisiva hace ya siete años gracias al programa de Cuatro, Callejeros, donde los reporteros acompañaban a agentes de la Guardia Civil en sus funciones en diferentes controles de alcoholemia a lo largo de nuestras carreteras.

“Pim, pam, toma Lacasitos” y “ Viva España, viva el Rey, viva el orden y la ley” fueron algunas de las solemnes frases que le catapultaron a una fama fugaz en muchos espacios de humor televisivo, participando incluso en bolos de discoteca.En contrapartida, su protagonista pasó a formar parte del imaginario colectivo de una generación.

En esta ocasión la coyuntura fue distinta pero Ares G. parece crear un campo magnético cada vez que sale de fiesta, más concretamente con los controles de alcoholemia y los agentes que los realizan.

Conductor y copiloto insultaron y agredieron a tres guardias civiles tras el positivo en alcohol

Esta vez no era él quién conducía pero el amigo que lo hacía se encontraba totalmente ebrio después que la Benemérita les ordenase el ‘alto’ al Seat Ibiza con el que circulaban. El control rutinario se realizó en la carretera N-332 a la altura de la localidad de Favara, en Valencia, como consecuencia de una maniobra peligrosa del conductor, quién rebaso una línea continúa en un giro prohibido.

Después de dar una tasa de 0,60 miligramos de alcohol por litro de aire respirado ( el límite estipula 0,25 mg/l aire) ambos jóvenes insultaron y agredieron a los agentes de la Guardia Civil de Tráfico. Los hechos ocurrieron el 9 de agosto de 2015 y este lunes los dos protagonistas acudieron al juzgado de lo Penal de Valencia para prestar declaración y ser juzgados.

El joven, que aceptó su culpabilidad, se le imputa resistencia a la autoridad y delito leve de lesiones

El joven , vecino de la localidad de Chelva, aceptó su culpabilidad en los hechos y tendrá que hacerse cargo de una multa de 1.080 euros por un delito de la resistencia a la autoridad y 540 euros por delito leve de lesiones a tres agentes de tricornio. Por otro lado su amigo que conducía se le condenó a los mismos delitos y se le ha retirado el carné durante un año, hecho que ya vivió Ares G. en 2011 por conducción temeraria.

Loading...