Cuatro niños conviven cinco días con los cadáveres de su madre y su pareja

Cuatro menores de entre cinco y 13 años han vivido durante cinco días con los cadáveres de su madre y su pareja en una vivienda en La Zarza-Perrunal (Huelva), hasta que este sábado han sido localizados por el propietario de la vivienda, informa la Guardia Civil.

La Guardia Civil ha accedido a la vivienda a primera hora de la mañana y ha encontrado a la pareja sin vida, según han informado fuentes de la investigación, que han indicado que se desconocen aún las causas de la muerte.



No hay indicios de violencia en los cuerpos”


Según fuentes de la Benemérita, los cuerpos han sido encontrados en torno a las doce del mediodía, y aparentemente no se aprecian en los mismos indicios de violencia, aunque han sido llevados al Instituto Anatómico Forense para que se les realice la autopsia.









La investigación, inicialmente, no ha detectado indicios de violencia en los cuerpos ni en la vivienda, que ha quedado precintada para un estudio minucioso.

La mujer, de unos 40 años, era natural del mismo pueblo, mientras que se desconoce el origen del hombre, algo mayor que ella, aunque sí se sabe que ambos eran pareja sentimental.



La pareja llevaba un mes viviendo en esa casa con los cuatro menores”


El alcalde de la localidad, Juan Manuel Serrano, ha dicho que la pareja llevaba aproximadamente un mes viviendo de alquiler en la casa en la que se han encontrado los cuerpos, donde también vivían los cuatro hijos fruto de relaciones anteriores de la mujer.

Los cuatro niños, todos ellos menores con edades comprendidas entre 5 y 14 años, se encuentran bien y atendidos por los servicios sociales municipales.

El alcalde ha señalado que se desconocen aún muchos detalles sobre este suceso, aunque sí ha concretado que la mujer acudió a los servicios sociales hace unos días para recibir ayuda económica con el fin de afrontar el pago del alquiler de la casa, una ayuda que se estaba tramitando.

La casa donde se han encontrado los cuerpos se encuentra en la zona centro del pueblo, de unos 1.200 habitantes y situado en la comarca del Andévalo de la provincia onubense, en una calle a la que se accede desde un altozano y en la que se aprecia todavía un fuerte olor, que podría ser indicio de que la pareja llevaba muerta varios días.









Loading...