Cuatro violaciones en seis días ensombrecen la fiesta de San Fermín 2016

Las denuncias por agresiones sexuales registradas desde el comienzo de San Fermín 2016 en Pamplona ascienden ya a cuatro y ensombrecen la fiesta española con mayor proyección internacional.

Según informaron este lunes las autoridades de Navarra, desde el día seis de julio, día del chupinazo, se ha presentado además una quinta denuncia por intento de agresión y siete más por abusos.

En total se ha detenido a doce personas, seis relacionadas con las agresiones sexuales y otras seis con los abusos, de acuerdo con los datos facilitados por el Ayuntamiento de Pamplona, que llama a las personas afectadas a seguir denunciando y al resto de la ciudadanía a no mantener una actitud impasible frente a eses actos violentos.

“Pamplona no tolera las agresiones sexistas”, subraya el Ayuntamiento de Pamplona, que por la noche se sumará a la concentración de repulsa que va a llevarse a cabo en la Plaza del Castillo de la ciudad.

El Consistorio invita a toda la ciudadanía a unirse a esa manifestación para mostrar su repulsa “ante estas agresiones y cualquier otra que pueda tener lugar en fiestas”.

En un comunicado, insta “a la sociedad a cambiar el modelo cultural en el que se protege al agresor y se culpabiliza a las mujeres exigiéndoles a ellas condescendencia para aceptar piropos, molestias o acosos, justificándolo bajo la premisa de la fiesta o de las costumbres”.

El sábado se decretó el ingreso en prisión de los cinco jóvenes detenidos el jueves por violar presuntamente a una joven en la primera noche de las fiestas de San Fermín.

Los hechos ocurrieron de madrugada y en pleno centro urbano, cuando una joven fue introducida por cinco hombres en un portal, en el que abusaron de ella.

Cerca de 3.500 agentes policiales velan por la seguridad en la capital navarra, que hasta el día 14 ve cómo su población pasa de los 200.000 hasta cerca del millón de habitantes y que enfrenta en las agresiones sexistas uno de sus mayores retos.

Loading...