Denuncian que un dron las grabó tomando el sol desnudas en un yate

El pasado sábado, 3 de junio, un grupo de siete mujeres estaban tomando el sol, algunas de ellas sin ropa, en la cubierta de una embarcación en Mallorca cuando se cercioraron de que un dron las estaba filmando. Los hechos ocurrieron en aguas de Portocolom, al sureste de la isla balear.

Las jóvenes, que decidieron denunciar lo sucedido ante la Guardia Civil, pudieron comprobar que el piloto del dron, a quien los agentes consiguieron identificar, viajaba a bordo de un yate cercano a su barco junto a un grupo de hombres, que en el momento de los hechos miraban una pantalla y se reían, según la versión de las denunciantes.

Los hombres observaban una pantalla y se reían, según las jóvenes

Sin embargo, fuentes del Instituto Armado, han explicado que no aprecian en los hechos relatados por las jóvenes un comportamiento delictivo. Los motivos que exponen es que las imágenes supuestamente captadas desde el aire no habían sido difundidas y no hay constancia de que quedasen registradas.

No obstante, la Guardia Civil ha remitido la denuncia al juzgado de guardia de Manacor por si considera que los hechos narrados sí pueden constituir un delito. Además, está analizando si la persona que operó el dron cometió alguna infracción administrativa.

Según el relato recogido en la denuncia de las jóvenes, mientras tomaban el sol sobre la cubierta de un “llaüt”, una embarcación típica de la isla, advirtieron que una pequeña aeronave las sobrevolaba y las grababa, ya que percibieron una pequeña luz roja encendida en el aparato. Entonces, comprobaron que cerca navegaba un yate donde un grupo de hombres observaban una pantalla y se reían.

Los ocupantes de la otra embarcación las ignoraron, según las denunciantes

Las jóvenes les gritaron para que dejaran de grabarlas y los ocupantes de la otra embarcación las ignoraron, por lo que ellas grabaron lo que ocurría con sus móviles, ante lo cual los hombres cambiaron de actitud, dejaron de volar el dron y se alejaron.

Las afectadas siguieron con su barco tradicional mallorquín al yate hasta el puerto de Portocolom y avisaron a la Guardia Civil.Los supuestos “mirones”, según ellas, les ofrecieron dinero por desistir de su intención de denunciarles, pero finalmente presentaron al día siguiente en el puesto de la Guardia Civil de Felanitx una denuncia por violación de su intimidad.

La Guardia Civil ha puesto el caso en manos del juzgado de guardia de Manacor

Loading...